6 tipos de infidelidad en la pareja

El dolor que causa una infidelidad es una de las experiencias más terribles. Hay distintas infidelidades según cada excusa. Estar atentos para salvar la pareja es la clave.

Adriana Acosta Bujan

Tal vez porque se casaron muy jóvenes, eran inmaduros y por desconocer por completo el verdadero significado del matrimonio y todos los matices que se necesitan para alcanzar la plenitud en una relación, decidieron divorciarse tras descubrir una infidelidad.

En este caso, fue él quien decidió fallar a los votos sagrados de fidelidad que se prometieron al contraer matrimonio. Ella al enterrarse, con un sentimiento de culpabilidad, tristeza y decepción, tomó a su pequeño hijo y todas sus cosas para irse a vivir a casa de su padre, mientras que él se subió a un avión para irse a vivir a otro lugar con la mujer implicada.

Cinco años transcurrieron para deshacer el contrato matrimonial; ya que él se había escondido en algún lugar remoto del país y no daba la cara para la última firma. Entre jueces y abogados, ella, su hijo y familiares pasaron por momentos terribles.

Sin embargo, al pasar los años y superar por completo del duelo de la ruptura amorosa, ella volvió a enamorarse, se casó con un buen hombre y ahora viven felices.

Un obstáculo por vencer

Todas las personas que han pasado por una infidelidad pueden comprender que el dolor es inmenso, el corazón se rompe en mil pedazos, los sueños y anhelos se quebrantan y lo peor es que las consecuencias no solo las vive la persona (engañada), sino toda una familia completa.

Advertisement

Por tal razón, es importante que todas las parejas conozcan en detalle los pormenores que pueden ocurrir tras una infidelidad, para evitar por completo herir a la persona amada. Recordemos que este acto se puede perdonar siempre y cuando los dos se comprometan a solucionar las causas que lo originaron.

Podríamos pensar que ser infiel se refiere a tener un encuentro sexual con otra persona que no sea la pareja. Sin embargo, no solo es eso; la infidelidad puede ocurrir en distintos tipos y por razones diferentes, por ejemplo:

1 Con el pensamiento

Tal vez, tu pareja está comprometida contigo, viven juntos y tienen una linda familia; pero en su tiempo libre lo dedica a estar interactuando frecuentemente en sus redes sociales, buscando páginas virtuales o grupos de chats, donde se conocen personas para tener intimidad fácilmente. En pocas palabras, está en cuerpo presente, pero sus pensamientos están ideando engañar a la pareja.

A lo mejor llegue a concretarse tal deseo de conocer a esa persona virtual y ser infiel, o puede ser que nunca llegue a más. Sin embargo, este tipo de infidelidad provoca quebrantar la confianza y el amor de la pareja.

2 Solo amigos

Todos tenemos el derecho de tener millones de amigos, puesto que somos libres y seres totalmente individuales que necesitamos relacionarnos para sentirnos bien. Sin embargo, existe un tipo de infidelidad se produce cuando la pareja deposita en una persona del sexo opuesto toda la confianza, haciéndola pasar por amigo, confidente y demás.

Advertisement

Con el contacto y la comunicación cotidiana, los sentimientos pueden llegar a confundirse, y pasar de esa tierna e inocente amistad a otra cosa más seria; con el solo hecho de sentir algo por otra persona fuera de la pareja es una traición. Por lo general, sucede mucho en los lugares de trabajo.

3 Por venganza

Seguramente, habrás escuchado que “un clavo saca otro clavo”, es un dicho popular que se refiere en este caso, a que si eres víctima de una infidelidad puedes sanar tu dolor actuando de la misma manera.

Ser infiel por venganza no llevará nada bueno a tu relación, ya que se fracturará el amor, la confianza y respeto, que suelen tenerse. Será una convivencia llena de mentiras, de odios, frustraciones, que en casos graves las personas pueden estar afectando su salud física y emocional.

4 Por aprobación

Cuando una persona siente que el amor en su matrimonio está por terminarse y no hay manera de solucionar sus conflictos, es entonces cuando se da la infidelidad. Se busca la aprobación de alguien más, para encontrar el impulso o motivación para terminar con esa relación toxica que supuestamente está viviendo.

Por lo general, las personas que son infieles tienen miedo a estar solas, por eso buscan a alguien mucho tiempo más antes de pasar al divorcio.

Advertisement

5 Desilusión

“Nunca fuiste el amor de mi vida”, “me equivoque al casarme contigo”; todos podemos elegir a la persona incorrecta y equivocarnos al tomar decisiones cuando se refiere a temas del amor. Este tipo de infidelidad, por lo común sucede cuando una pareja se vuelve a encontrar con un viejo amor.

Si en esos momento el matrimonio no anda en su mejor etapa, es probable volver a sentir algo por un ex, dando paso a revivir esos momentos en los cuales fueron felices, como dicen por ahí: “donde hubo fuego, cenizas quedan”.

6 Ausencias

Es lógico que en un matrimonio los dos tengan que cumplir con los roles que cada uno tiene establecido para lograr una estabilidad emocional. Sin embargo, muchas veces las infidelidades ocurren cuando la pareja está ausente la mayor parte del tiempo; tal vez, dedicado a trabajar, olvidando lo más esencial, que es la convivencia con la pareja y familia.

Por lógica, cuando la persona amada no está cuando se necesita, para apoyarla o ayudarla, es lógico que se busque un reemplazo.

No hay justificación alguna para ser una persona infiel; es un acto vil, cruel y deshonesto, que quebranta el amor de la pareja, dejando una herida en el alma, difícil de sanar. Si estás pasando por algunos problemas en tu matrimonio y piensas ser infiel, será mejor hablar con tu pareja para encontrar soluciones a sus problemas y pedir ayuda con un especialista.

Advertisement

Dejemos de sentirnos víctimas y luchemos por recuperar el amor de nuestra pareja; perdona y vuelve a darte la oportunidad de confiar en ella. Recuerda que todos los conflictos de pareja tienen solución, siempre y cuando los dos se comprometan a superarlos.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias