7 beneficios increíbles que obtienes cuando piensas en tu esposo o seres queridos

Recordar es volver a pasar por el corazón aquellos momentos que nos llenan de felicidad. Hacerlo, es saludable.

Adriana Acosta Bujan

Su mundo se rompía en pedazos, en pocos meses enfrentó la muerte de sus padres, perdió su empleo y sus deudas no dejaban de incrementar. Por un momento, pensó que no era capaz de soportar tanto dolor, que no era tan fuerte como pensaba, y que no tenía caso seguir viviendo. Sus días transcurrían llenos de lágrimas, soledad y profunda tristeza en su corazón, incluso su salud se vio afectada gravemente.

Un día, cuando se encontraba sola en su casa, tomó un frasco de medicamento, lo abrió y pensaba una y mil veces tragar todas las pastillas de una sola vez, para terminar con su vida. Sin embargo, algo la detuvo. Cerró sus ojos, se arrodillo en su habitación y recordó a su familia, su esposo y sus dos hijos pequeños que la necesitaban y amaban.

La fuerza del amor

Ese día lloró inconsolablemente hasta no tener más lágrimas que derramar sobre sus mejillas; después se tranquilizó. Ella se dio cuenta que cuando pensaba en su esposo, sus hijos y sus padres aunque ya no estuvieran vivos, era una manera de sentirse bien.

Nuevamente cerró sus ojos y comenzó a pensar en cada uno de sus seres queridos. Cuando pensó en su esposo recordó el primer día que lo conoció, su boda, sus viajes y hasta los momentos de intimidad donde se prometieron amor eterno. Luego, pensó en sus hijos pequeños, esas personitas inocentes que la amaban sin juzgarla, con un amor puro y real.

Así que por fin, se percató que la solución para sanar su dolor y sentirse bien, constaba solo en pensar y recordar las buenas experiencias que tuvo y tiene con su familia. Cada instante se decía a sí misma, ¡El amor lo puede todo!, ¡El amor es invencible e indestructible!, ¡Mi familia es mi fortaleza!

Advertisement

Beneficios cuando piensas en tú pareja y seres queridos

1 Tu salud se recupera

Un estudio confirmó que cuando se piensa en los seres queridos y la pareja en momentos difíciles, la salud se restablece. Por lo regular, cuando se experimentan momentos dolorosos y situaciones complicadas, se incrementa el nivel de estrés y al mismo tiempo aumenta el ritmo cardíaco, lo que puede llevarnos a tener enfermedades cardiovasculares graves.

Recuerda que el cerebro siempre responde favorablemente cuando recordamos experiencias significativas y positivas, haciéndonos sentir mejor. Seguramente ya te habrás percatado de ello, cuando recuerdas a tu esposo e hijos.

2 Se controlan las emociones

Es aceptable llorar, hacer rabietas y deprimirse, puesto que muchas veces la vida nos pone en situaciones que creemos imposibles de resolver. Sin embargo, cuando pensamos en los seres queridos y recordamos momentos agradables, las emociones se controlan y con ello, nuestro estado de ánimo cambia para mejorar.

Revivir mentalmente las buenas experiencias que compartimos con los seres amados, nos inunda de emociones, que casi sentimos con la misma intensidad. Estos recuerdos y emociones son percibidas como una gratificación, y pone en marcha el sistema de recompensa del cerebro, de forma similar a cuando vivimos en tiempo real.

Cuando pensamos, el cerebro libera la dopamina, un neurotransmisor que proporciona una sensación de euforia y bienestar.

Advertisement

3 Motivación

Tal vez con el inmenso dolor que sientes en tu corazón, no te permite percatarte que te encuentras rodeada de amor; que tus seres queridos están para apoyarte y ayudarte para salir de los problemas. Sin embargo, cuando te detienes a reflexionar y piensas en ellos, incrementará en ti la motivación y fuerza que requieres para salir adelante y por lógica tu salud mejorará.

La familia es la motivación, es la fortaleza, es el apoyo incondicional que todo ser humano requiere para vivir y alcanzar la felicidad.

4 Tendrás más lucidez

Muchas veces creemos que nuestros problemas o sufrimiento son inmensos y que son imposibles de resolverse. Pero tus problemas, cuando son vistos con otra perspectiva distinta a la tuya, pueden parecer no ser tan complicados. Cuando piensas en tus seres queridos y te pones a reflexionar en cómo ellos actuarían en tu situación, podrás darte cuenta que tendrás miles de soluciones para resolver tus conflictos.

5 Te ayudan a lidiar con los miedos

Puedes creer que no eres capaz para enfrentar el dolor o a sobrevivir a cualquier situación complicada. Sin embargo, cuando piensas en tu ser amado o tus seres queridos, te llenarán de fuerza para lidiar con tus propios miedos. Te convertirás en una persona arriesgada, segura y confiada, puesto que aprenderás a salir adelante pensando en el bienestar tuyo y de tu familia.

6 Te brinda tranquilidad

El cerebro reacciona de manera favorable cuando pensamos en nuestros seres queridos, incrementando en nuestro cuerpo el nivel de hormonas como la dopamina (conocida como la del placer y felicidad).  Eso provocará sentirnos más tranquilos, relajados y entusiastas.

Advertisement

Incluso cuando no están presentes tus seres queridos, al pensarlos te provocará una sensación de bienestar, puesto que recordarás solo los buenos momentos que viviste con ellos.

7 Fortalece tus sentimientos

Tal vez estabas sumergida en tu mismo dolor y preocupación, dejando a un lado tu vida presente. Pero, cuando te detienes a pensar en el amor que sientes por tu esposo, hijos y familiares, tus relaciones y lazos de unión fortalecerán tus sentimientos hacia ellos.

Valorarás cada instante de tu presente y cada momento que pases con tu familia, se convertirán en experiencias significativas para ti.

Cuando te sientas triste, nostálgica o deprimida; piensa en tus seres amados, piensa en cosas positivas y toma fuerza para seguir adelante. Recuerda que nuestro cerebro reacciona de manera positiva ayudándonos a mejorar nuestra salud emocional y física.

Como decía mi abuela “recordar es volver a vivir”, ya que al recordar el pasado, especialmente los momentos donde te sentías desbordada de felicidad, te hará retomar energías para continuar en tu presente y luchar para recuperar ese sentimiento.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias