7 consejos indispensables antes de comprar un automóvil para tu familia

Si estás por comprar el auto de tus sueños, primero revisa estas recomendaciones.

Emma E. Sánchez

Hace unos meses finalmente acepté que mi esposo vendiera nuestra vieja camioneta familiar.   La verdad es que al pobre vehículo lo aprovechamos completamente y no siempre le dimos el mantenimiento que requería, así que o invertíamos una buena cantidad de dinero en restaurarle, o lo que hicimos: dar un enganche de un vehículo nuevo más pequeño.

Durante poco más de 15 años esa camioneta fue nuestro auto familiar y pensar en despedirme de ella me costó mucho trabajo en verdad. Finalmente era uno de los recuerdos que mejor me conectaba a la infancia de nuestras hijas, ahora ya adultas e independientes.

Ese vehículo anduvo miles de kilómetros de casa al colegio, a las casas de otras amiguitas y compañeros, clases extras, actividades extra escolares, fiestas infantiles, y todo el tiempo anduvo cargada al tope: libros cuadernos, mascotas, amigos, comida y si algo se perdía en casa o la escuela , seguro aparecía en el vehículo.

Cuando crecieron, una por una de mis hijas aprendieron a manejarla, y en cualquier oportunidad buscaban usarla. Fue el tiempo en que dejé de ser chofer de todos para convertirme en “copiloto oficial”.

Si estás en la etapa de formar una familia y vas a comprar un vehículo, permíteme darte algunas recomendaciones para que encuentres el auto ideal en esta hermosa etapa de tu vida.

Advertisement

1 Evita comprar por desesperación

A veces las más desesperadas por tener pronto un vehículo somos las mamás, y en nuestro apuro por transportar a nuestros hijos podemos comprar un carro de manera precipitada, perdiendo de vista muchos e importantes detalles que a la larga pueden traer varios problemas serios, desde gastos extras por fallas continuas, hasta accidentes mortales.

Así que tomen el tiempo que se requiera hasta dar con el vehículo correcto. Cuando vayan a ver un auto de segunda mano, no olvides solicitar ver los documentos originales, y de ser posible, que un mecánico de tu confianza revise el motor. Siempre soliciten una prueba de manejo y verifica que todo esté en orden.

2 ¿Cuántos niños son?

Esta es la pregunta básica, pues cuando solo son uno o dos niños, comprar una gran camioneta familiar puede estar de más.  Para adquirir el carro correcto debes tener muy claro el número de pasajeros y la cantidad de cosas que requieren llevar. Por ejemplo, pueden ser dos hijos pero tener muchas actividades, y constantemente carguen equipos deportivos, por lo que ese carro siempre estará lleno.

Revisa el porta equipaje o inclusive si tiene lo necesario para cargar equipaje en el toldo.

3 Primero, la seguridad

Algo fundamental en un vehículo familiar es la seguridad. Primeramente los asientos deben ser cómodos y resistentes,y bien fijos al piso. Luego, los cinturones de seguridad deben estar completos para cada pasajero.

Advertisement

Si tus niños aún usan silla de auto, llévalos y no temas probarlos;  instala el asiento y verifica que todos los cinturones  sujetan correctamente el asiento de los más pequeños, y a los mayores también.

Cuando se trata de vehículos nuevos puedes verificar en línea que se trate de un vehículo aprobado para  los asientos de bebé e infantiles.

4 Revisa el tema de las bolsas de aire

Como padre debes tener muy claro dónde están instaladas las bolsas de aire, pues recuerda que de instalar mal la silla del bebé, la bolsa de aire fácilmente podría golpear y ahogar a un niño pequeño.

5 Entretenimiento para los niños ¿Es necesario?

Muchos autos hoy en día incluyen pequeñas pantallas para el entretenimiento de los niños. Según tu manera de educar a tus hijos, podrás decidir tener o no este tipo de entretenimiento.

No te dejes sorprender ni seducir por lo bien que se pueda escuchar un pantalla para cada niño; considera también que esto puede ser un gran distractor o motivo para que la familia deje de platicar o convivir.

Advertisement

 6 Facilidad para conducir

El carro familiar generalmente lo conduce más tiempo la mamá, por lo que debe ser de fácil manejo para que ella dedique su atención a conducir sin descuidar a los hijos.

Revisa con qué te sientes más cómoda, si con un carro estándar, o con uno automático.

Piensa cómo podrías moverlo en caso de fallar ¿Se puede empujar?, ¿Hay que llamar una grúa?, ¿Es fácil de estacionar?, ¿Encontrar un lugar de estacionamiento será complicado?

7 El mantenimiento y la gasolina

Cuando se compra una linda camioneta, muchas veces también se adquiere una gran deuda que hay que  pagar puntualmente cada mes. Si tu presupuesto es limitado, considera seriamente todos los gastos futuros que deberás cubrir, como placas, permisos, mantenimiento y el gasto mensual de gasolina para su funcionamiento.

Haz un cálculo de cuánto combustible requieres semanal para todos tus traslados y cuánto requieres gastar para cubrir esos traslados de manera quincenal o mensual.

Advertisement

Cuando  estás consciente del gasto de combustible que tendrás con ese vehículo, así será más fácil hacer  tus presupuestos y saber si el pago de combustible es prudente, o definitivamente un carro más pequeño es la mejor opción.

Tal vez te suene exagerado, pero con mucha frecuencia los adultos  olvidan  que un carro nuevo es una deuda nueva, y cuando hay niños, hay que cuidar el dinero el doble, y tener un pequeño ahorro para emergencias.

Si ya hiciste tus cuentas, y ya has encontrado el auto familiar de tus sueños,  verifica tener siempre en la cajuela o la guantera:

-Los documentos de circulación del carro, una pluma o lápiz, y el teléfono de la aseguradora, o la asistencia en el camino.

-Una frazada extra

-Toallas húmedas, gel para manos

Advertisement

-Papel de baño o servilletas

-Vasos y platos de plástico lavable

-Caja de herramientas

-Llanta de refacción

-Señaladores luminosos en el caso de descompostura

Advertisement

-Un galón de agua

-Y una bolsa para combustible

¡Y ahora sí! A disfrutar de muchos bellos momentos familiares ¡Felicidades!

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.