7 formas en las que tu desconfianza está matando a tu esposo

Si tu esposo te ha dado motivos para desconfiar de él y la desconfianza ya se instaló en tu corazón, debes leer este artículo porque estás en serio peligro y necesitas revertirlo.


Emma E. Sánchez

El encanto de los primeros años del matrimonio se terminó:

Miguel comenzó a pasar más tiempo en su oficina, a gastar dinero muchas veces sin consultarlo con Rosy, así como a frecuentar amistades que ella no conocía. El refrán dice: “El que busca, encuentra”, y eso justamente sucedió. Rosy comenzó a revisar los objetos personales de su esposo y encontró cosas que no le agradaron. Entonces, la desconfianza anidó en su corazón.

Miguel, por su parte, notó que a su esposa no le agradaba mucho que él pasara mucho tiempo en el trabajo o en compañía de otras personas. Tras explicarle sus necesidades y el porqué de las cosas, Rosy se calmó, pero luego comenzó a hacer recriminaciones, preguntas insistentes, chantajes, y los problemas de pareja comenzaron en serio. Como en los cuentos de hadas, ahí se acabó el encanto.

Seguro te interesará leer este artículo que aborda los problemas de pareja y sus posibles soluciones: Mi esposo y yo peleamos mucho. ¿Cómo dejar de hacerlo?

Lee estas 7 formas en las que tu desconfianza está matando a tu esposo y encuéntrales alguna solución:

1. Celos

Una de las primeras manifestaciones de la desconfianza -y de las más comunes- son los celos. Sobre éstos se ha dicho que son normales y sanos en una relación hasta cierto punto, pero también que son la más clara muestra de inseguridad de parte del celoso.

A todos nos gusta sabernos queridos, amados y cuidados por alguien, pero a nadie le agrada que por celos de la pareja, nuestra vida se vea reprimida o limitada. Y a los hombres, en particular, les puede llegar a asfixiar una mujer extremadamente celosa.

Advertisement

Pregúntate, por lo tanto, si tus celos son excesivos o están lastimando a tu esposo.

2. Control

Si tu caso es que te gusta controlar todo lo que está a tu alrededor, incluyendo la vida de tus hijos y de tu esposo, estamos en problemas. A los hombres y mujeres nos gusta vivir y disfrutar de la libertad, de modo que cuando alguien busca controlar la forma de vestir de su pareja, lo que come, los lugares que visita o las personas con quienes se relaciona, inicia un juego peligroso donde muchos saldrán lastimados, pero primeramente la pareja.

3. Dominio

Un grave error que las mujeres cometen en contra de sus esposos es buscar dominarlos y regir su vida. Dominar a alguien es una de las formas más terribles en las que la desconfianza se manifiesta.

4. Sospechas constantes

Tal vez tu esposo te dio alguna razón para que sospeches de él o cometió un error que no estás dispuesta a olvidar con facilidad, y algo dentro de ti te obliga a buscar entre sus cosas, a revisar su teléfono, a escuchar sus conversaciones, a seguirlo y mil cosas más. Amiga, debo advertirte que tienes un gran problema entre tus manos y una bomba de tiempo que pueden no depararte buenos resultados.

5. Miedo

¿Vives con temor a perder a tu esposo y, por lo tanto, buscas complacerlo en todo, tener todo dispuesto para él y tu vida gira en torno de él? Esta es otra manifestación de la desconfianza que, aunque pudiendo sonar muy bien el que lo atiendas y te deshagas por complacerlo, también es otra manera de dañar a la pareja.

6. Situaciones incómodas

Poner a la pareja en medio de situaciones bochornosas o vergonzosas, probarlo para ver cómo reacciona y si hará lo que esperas de él, no es vida para nadie. Cualquier hombre sale corriendo de relaciones así.

7. Dudas

Nada hace más daño a un hombre o a cualquier otra persona que se dude constantemente de él, que no se le tenga confianza o que se le esté poniendo a prueba a menudo para saber si es digno de confianza.

En este artículo sabrás de los modos en que las esposas asfixian la relación con su marido: 5 maneras silenciosas en que las mujeres matan a sus maridos.

Si estás experimentando cualquiera de estas siete manifestaciones de la desconfianza, te haya dado o no razones tu esposo, querida amiga, es necesario que hables con él y que incluso busques ayuda profesional o un grupo de autoayuda, porque de continuar por este camino estarás dañando seriamente la autoestima e integridad de tu pareja, pero sobre todo, te estás destruyendo a ti misma.

La confianza se construye día a día y es una pieza fundamental para sostener una relación a largo plazo. Es también una decisión personal que nos ayuda a vivir en paz y felices.

Advertisement

Lee sobre otra manera de no dejar apagar el fuego de tu vida matrimonial: Cultiva un pasatiempo y mantén vivo tu matrimonio.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.