7 frases con las que insultas a tu pareja sin darte cuenta

Hablar sin ser consciente de lo que dices puede traerte muchos inconvenientes con tu amor. Lee este artículo con tu pareja para mejor la comprensión mutua.

Erika Patricia Otero

A veces, sin saber ni cómo ni porqué, ofendes a la persona que amas. Y es que por efecto de la actitud o incluso del lenguaje no verbal, lo que se dice puede interpretarse de forma alterada a lo que en realidad quieres decir.

Cuando hay sentimientos de por medio, a veces es muy fácil herir a quien amas. Sin querer, puedes hacerle sentir que lo ignoras, minimizas o niegas lo que dice, siente, piensa y sus necesidades.

Por eso, una meta certera para una pareja debería ser que trabajen mucho en comprenderse. Si una pareja dice que se ama, deberían saber escuchase, entenderse y no ignorarse.

¿Cómo insultas a tu pareja sin darte cuenta?

Son 7 las formas en las que se hace sin siquiera ser conscientes de ello.

1 «Ya estás actuando como histérica de nuevo»

Eso, o «¡¿estás loca?!». Ciertamente son una ofensa. Cualquier persona se ofende si su pareja le dice alguna de estas frases, pues está atribuyendo que actúa de esa manera porque «perdió la cabeza»a una emoción racional una actitud irracional.

Advertisement

Básicamente lo que le dices es que la manera como se siente en un momento específico es resultado de que está desequilibrada; que si estuviera sana mentalmente no tendría por qué sentirse de esa manera. Esto lleva a la persona ofendida a ponerse a la defensiva, pues su dolor o molestia fue minimizado, como si sus emociones no valieran la pena porque «está mal de la cabeza«.

Antes de sentirte impulsado a acusarle de loca/o, piensa en lo que vas a decir , y si no puedes decir nada tan solo guarda silencio y pon atención en lo que diga para que puedas ponerte en su lugar y encontrar la forma de solucionar los problemas.

2 «¡Deja el drama!»

Es similar a decirle cualquiera de las frases arriba mencionadas o «¡Cálmate!». De nuevo, a una situación donde se vuelcan una gran cantidad de emociones, tu pareja te manda a guardar calma como si con eso se solucionaran las cosas. Cuando mandas a tu pareja a calmarse, haces que sienta que es irracional.

En su lugar deberías decirle: «Espera, ¿qué ocurre?, porque no soy capaz de comprender lo que me dices.» Con eso asumes la responsabilidad por no entenderle. Piensa un poco en hacerle sentir que entiendes cómo se siente y que estás dispuesto a escucharle para llegar a comprenderla, para así encontrar una solución a la situación.

3 «No era mi intención que te sintieras así»

Tu amor quiere una disculpa de corazón y sincera.Pero si le dices esto pues simplemente le estás tirando toda la responsabilidad a ella y lo que ella realmente quiere es que aceptes tu falla.

Advertisement

No estás exento de cometer errores en la convivencia, por eso lo mejor es disculparse o pedir perdón por lo que sea que hayas hecho. Solo di: «Lo siento mucho«. Si no tienes claro qué fue lo que hiciste para lastimarle, pídele que sea claro contigo porque no sabes lo que hiciste y dile que vas a hacer lo posible para remediar lo ocurrido.

4 «Y yo que creía que esa era una de tus habilidades»

Tu pareja se ofrece a ayudarte a hacer algo que no puedes, pero resulta que también le es difícil para él/ella ejecutarlo, entonces sueltas la frase: «Pero ¿acaso este no era una de tus habilidades?«, esta es una gran herida a su amor propio.

Claro es que no somos perfectos y que tampoco tenemos que saber de todas, todo. Tu pareja no necesita que resaltes sus incapacidades, sino que le des apoyo. Si, es cierto que a veces las personas no son capaces de hacer lo que creían podían hacer, pero dale la oportunidad de intentarlo sin desesperar ni criticar, y vas a ver cómo logra lo que se le hacía complicado.

5 «¡Es que ahora mismo no se trata de ti!»

Cuando dices esto estás actuando de manera desdeñosa. Le estás restando importancia a todo lo que dijo tu pareja, y además lo niegas porque para ti es una persona egoísta que solo piensa en él/ella.

Todos necesitan ser escuchados y que haya una respuesta de interés ante las demandas. Nada te cuesta escuchar, y si sientes que tu pareja acapara la charla, pídele que te escuche de la misma manera que tú lo haces; pero evita esa expresión para que no se ponga a la defensiva.

Advertisement

6 «¡¿Te enojaste por eso?!»

En una conversación de pareja todo tiene importancia; así que evita restarle importancia a lo que dijo va a hacer que tu cónyuge se sienta más molesto o molesta. La frase genera malestar porque es como si dijeras que tu pareja eligió eso que hiciste o dijiste para tener una excusa de «generar un problema».

En su lugar, hazle saber que comprendes la causa de su enojo y que te gustaría saber qué puede hacer para que eso no le genere molestia en un futuro cercano.

7 «¡Deja de quejarte!»

Pueden ser una pareja con muchos logros alcanzados y mucha comodidad económica; pero eso no significa que estén libres de tener un problema en algún momento de la vida.

Cuando le dices a tu pareja que en lugar de quejarse de sus problemas, debería ser agradecido; le estás quitando tu apoyo y comprensión. Todos tienen derecho a estar preocupados por sus problemas, a ser comprendidos y ayudados, y no requieren sentirse solos en su angustia.

8 «¡Dah!»

La expresión más infantil de todas, pero a la que muchas personas recurren para cortarle intensidad a una discusión o reclamo de su pareja.

Advertisement

Es como si le tratarás de tonto (porque para eso lo usan los niños) pero es que son adultos y es sumamente ridículo y ofensivo aplicarla en una discusión.

Si de verdad ya estás desesperado del reclamo pídele tiempo y vete a caminar. En otro caso respira profundo y guarda silencio aunque te cueste, es mejor hacerlo que soltar esa expresión que solo aumentará la tensión entre ustedes.

Muchas de las complicaciones matrimoniales que mellan el amor, implican la incapacidad de los cónyuges a escuchar a sus parejas de manera proactiva. Cuando escuchas lo que te dice y te liberas de malas interpretaciones, estarás más dispuesto a ponerte de su parte y a hallar soluciones a los conflictos.  Son una pareja fuerte, y los problemas que uno de ustedes tenga va a perjudicar la relación.

Procura escuchar de manera activa sin restar importancia y poniéndote en su lugar; créeme, la relación ira de bien a mejor.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.