7 hábitos que fortalecerán tu matrimonio durante los 9 meses de espera

La llegada de tu bebé, luego de aplicar estos 7 hábitos serán aún más INVENCIBLES


Fernanda Gonzalez Casafús

En una pareja, el embarazo es un momento que unifica y consolida la relación. La llegada de un bebé viene a coronar el amor y a llenar a la pareja de nuevos objetivos en común, pero al mismo tiempo llena a los nuevos padres de dudas, incertidumbres y algunos roces. Es el momento perfecto para fortalecer el matrimonio y unirse más que nunca en esta dulce espera.

Es habitual que las parejas, durante la espera de su primer hijo, se sientan extasiadas de amor y ternura ante la inminente llegada de sus hijos. Es un momento ideal para conversar acerca de todo lo que pueda unir más a la pareja, para que la llegada de su hijo los encuentre invencibles.

La pareja durante el embarazo

Sí, el idilio que vivimos cuando estamos esperando un bebé es mágico. Sin embargo, algunas personas sienten temor de que el embarazo y la llegada de un hijo pueda cambiar de alguna manera la relación que se tenía hasta el momento. Tú te sientes distinta, él podría sentirse excluido, tú tienes sentimientos que nunca antes tuviste, él piensa que ahora querrás más al bebé que a él, y la lista continúa. Sin embargo, tienen nueve meses por delante para afianzar más que nunca su amor; porque, después de todo ese bebé llega como el broche de oro a la unión de dos personas que se aman con locura.

7 hábitos para los 9 meses

Hay una serie de hábitos que puedes tener en cuenta con tu pareja para que la relación se fortalezca y sigan siendo la hermosa pareja que son ahora, aún cuando haya noches en las que el cansancio les juegue una mala pasada o días en las que los niños no los dejen intercambiar palabras.

  • 1. Díganle no al aburrimiento:

La rutina, tarde o temprano, forma parte de la mayoría de las parejas. El embarazo es un momento especial para dedicarse tiempo a ustedes mismos y dejarse sorprender. Salir a pasear, apagar la televisión y salir al balcón a ver las estrellas, o ver fotos de ambos cuando eran pequeños puede ayudarlos a dejar el aburrimiento de lado, pasando tiempo de calidad juntos.

  • 2. Reconozcan sus debilidades:

John Gottman, investigador y autor de Los siete principios para hacer que el matrimonio funcione, dice que el 69% de los problemas de una pareja son perpetuos. Son aquellos problemas que parecen nunca desaparecer y la pareja sigue discutiendo año tras año. Reconocer cada uno sus debilidades y defectos y valorar el esfuerzo del otro por cambiarlos puede conducirlos a una relación cada vez más empática y sórdida.

  • 3. No dejen de hablarse cariñosamente:

Cuando los niños y las responsabilidades parentales ocupan gran parte de nuestros pensamientos cotidianos, se nos hace difícil centrarnos en ser cariñosos y amables. Un buen hábito es dirigirnos hacia nuestra pareja con palabras de amor y cortesía. Comenzar con un “Querido” o “querida” es una bonita costumbre que, si se perpetúa en el tiempo, nuestros hijos sabrán apreciar y valorarán el amor de sus padres.

Advertisement
  • 4. Pide ayuda:

Pedir ayuda no está mal cuando hay personas a tu lado que sienten gratificación en ayudarte. Cuando nazca el bebé probablemente necesites aún más ayuda que ahora, y tu pareja estará allí a tu lado. No tengas dudas, y pide ayuda cuando la necesitas.

  • 5. Establezcan metas claras:

Ahora es el momento para planificar el futuro. Decidan quién trabajará y quién cuidará del niño, o si tendrán niñera o lo cuidará algún familiar. Calculen el presupuesto para comprar un coche mas grande o remodelar la casa. Así, luego de la llegada del bebé y la vorágine que ello implica, habra algo menos de qué preocuparse.

  • 6. Planeen un viaje:

Si estás transitando un embarazo tranquilo y aún no llegas al tercer trimestre, un viaje en pareja puede significar mucho para ambos y lo recordarán para siempre, pues llevaron a su hijo en el vientre. Luego, tomará un tiempo largo hasta que puedan volver a viajar solos. ¿Y si no pueden viajar? Que los paseos en el parque sean un gran viaje y las compras en el supermercado una gran aventura juntos.

  • 7. Perdónense cada día:

Lo digo por experiencia, habrá días en que necesites más que otro apelar a este recurso. Perdonar es el acto de amor más grande que tiene un ser humano. Si toman el hábito de perdonarse cada día y reconocer sus errores, luego de la llegada del bebé estarán más receptivos, abiertos y condescendientes con la pareja.

Apoyarse mutuamente en esta etapa los hará crecer de un modo tan bello como alentador. Ambos se necesitan. Ambos tienen la fuerza para ir juntos a la par. Y ambos están llevado esta pareja al nivel dos, que es la familia que están a punto de comenzar.

Con voluntad de llevar la pareja adelante y mantenerse fuertes y unidos, sentarán las bases de una familia sólida e indestructible ¡Disfruten del amor que ese bebé les brinda en el camino hacia la vida!

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.