7 pasos importantes para decir “¡Adiós!” aunque aún le ames, pero él ya haya dejado de amarte

Dar por terminada una relación aunque aun le ames es muy complejo, pero no algo imposible.


Erika Otero Romero

Todas las relaciones amorosas pasan por periodos difíciles, si estos baches se superan o no depende mucho de cada una de las partes que la componen. Lo que si es cierto es que cada pareja que supera una dificultad, se fortalece y próspera, pero las que no, están destinadas a fracasar pese a todo el amor que puedan llegar a tenerse.

Así es, y no es un evento aislado pues muchas personas prefieren dejar de sufrir al lado del ser que aman, que seguir haciéndose daño y soportando lo impensable por amor.

Terminar una relación en esos términos resulta ser muy doloroso pero no imposible, y acá, con la ayuda de lo aportado en la página psicología y mente, te decimos cómo puedes lograrlo.

1.Hazte consiente de la situación y procede con calma

Cuando se va a dar por terminada una relación, lo mejor antes de hacerlo es pensarlo muy bien para que no se preste a arrepentimientos.

La cuestión es sopesar con calma si los problemas en realidad son serios o solo estás exagerando. Luego de esto, si de verdad no hay solución posible y has concluido que simplemente ya no toleras sufrir más pues has hecho lo que ha estado a tu alcance para remediar los problemas entre los dos sin éxito alguno y las cosas en lugar de mejorar tienden a estar peor, pues entonces es momento de hablar.

2.Sé objetivo

Has hablado con tu pareja acerca de lo que piensas y sientes respecto a estar a su lado; pese a eso, te ha pedido un tiempo para poner de su parte y lograr un cambio que los beneficie pero las cosas no han cambiado, entonces es momento de actuar aunque él o ella no quieran que la relación termine. Eres consciente de que permanecer a su lado te está dañando y es algo que no puedes permitir por más tiempo.

3.Debes estar seguro y determinado

Lo has pensado, le has puesto las cosas claras y has sido honesto respeto a tus emociones y lo que piensas, entonces es momento de actuar y comenzar una nueva historia.

Advertisement

4.Sé honesto y respetuoso

Ambos valores van de la mano y si amas a alguien -aunque vayas a abandonarlo- debes actuar bajo estas dos premisas. Sin herir, sin mentir y sin dejarse manipular y siendo firme en la decisión tomada, misma que no le tomará por sorpresa ya que sabe cuáles eran tus opciones si la situación no cambiaba. De esa manera, no dañarás a nadie aunque aún haya amor entre ambos, esto según la página conocerme y comunicarme.

5.Sé concluyente

Has dado por terminada la relación y es momento de dar todo por terminado sin dejar “puertas abiertas” ni esperanzas a futuro.

Otra cosa es que si luego de sanar las heridas y haber madurado mucho más eligen ser amigos, la situación se dará porque así lo decidieron y saben que no volverán a cometer errores del pasado, sin embargo, es un riesgo que pueden o no tomar.

6.El futuro inmediato puede no ser el más fácil de afrontar

Es muy posible que después de haber terminado la relación afectiva que tanto te torturaba sientas una especie de alivio y liberación. Sin embargo, con el paso de los días puedes llegar a experimentar emociones contradictorias que te confundirán y te harán creer que tomaste la decisión equivocada, pero debe estar tranquilo porque esto es más que normal pues te estás adaptando a una nueva vida en soltería y sanando las heridas.

7.No reprimas tus emociones y date tiempo

Reprimir las emociones es muy dañino y te puede enfermar. Según la página la mente es maravillosa, estás son las enfermedades que puede acarrear el reprimir las emociones:

  • La ira daña el hígado.

  • La tristeza deteriora los pulmones.

  • La ansiedad perjudica el estómago, el bazo y el páncreas.

  • Ser dominante y autoritario desequilibra el sistema digestivo.

Así que si tienes ganas de llorar, de gritar pues no tardes en hacerlo ya que es natural que te sientas de esa manera. Con el tiempo -aunque suene a cliché- vas a ir sanando, recuperando estabilidad y volverás a retomar el control de tu vida.

Advertisement

No olvides que dar por terminada una relación afectiva donde aún había amor puede ser muy doloroso, pero no lo estás haciendo solo por ti si no por la otra persona antes que la situación se convierta en algo enfermizo, de todas maneras, las cosas siempre tienden a mejorar después del caos inicial.

Te deseo lo mejor.

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.