7 razones por las que los niños suelen mentir

Muchas mentiras "piadosas" de los niños buscan alcanzar un beneficio propio, Enseña a tus hijos que decirlas en ciertos contextos puede ser perjudicial para ellos.

Adriana Acosta Bujan

Uno de los cuestionamientos que preocupan a muchos padres es ¿cómo lograr que sus hijos aprendan a decir la verdad? La verdad es un valor que debe ser inculcado desde la infancia, de lo contrario, la mentira se convertirá en algo incontrolable que puede perjudicar el futuro de sus hijos.

La mentira es un tema estudiado por muchos expertos, ellos coinciden en que mentir es parte natural de ser humano cuando aún no se tiene conciencia entre la realidad y lo ficticio. Sin embargo, cuando los niños van creciendo y hacen de la mentira parte de su diario vivir, puede convertirse en un grave problema que tendrá que ser tratado y diagnosticado por especialistas.

Lamentablemente, los padres son los primeros en cometer errores que provocan que sus pequeños aprendan a mentir, ya que suelen amenazar o prometer algo sin realmente cumplirlo, todo con el objetivo de hacer que sus hijos obedezcan. Por ejemplo: “Si te comes la verdura, podrás salir a jugar”, “Si no recoges tus juguetes, no irás al parque”.

Enseñando a decir la verdad

Los niños comienzan a mentir alrededor de los tres a cuatro años por distintos motivos lingüísticos o sociales. Según los expertos, cuando los niños comienzan a comunicarse suelen decir cosas que son fuera de la realidad, inventando historias que complementan su desarrollo, imaginación y creatividad. En el aspecto social lo hacen porque tienen conciencia de las reglas o normas sociales y temen a no cumplir con las expectativas que los adultos les imponen.

Por lo tanto, es importante comprender que este comienzo es parte del desarrollo de tus hijos y que no es malo que lo hagan; sin embargo, es el momento ideal para inculcar y formar los valores como la honestidad y sinceridad; ya que así podrás enseñarles lo perjudicial que son las mentiras para su vida.

Advertisement

Pero, ¿por qué mienten? Las mentiras, en el caso de los niños, pueden ser catalogadas como piadosas, ya que muchas de ellas son dichas no para engañar sino para su propio bienestar, por ejemplo:

1 Quieren ser agradables

Es común que los niños comiencen a crear o inventar historias para empatizar con otros niños, es una manera acercarse al mundo del juego y las fantasías. Por lo general, mienten sobre las cosas que observan o que tienen a su alrededor, tal vez puede tratarse de algún cuento o caricatura favorita.

2 El centro de atención

Suele pasar que en el mundo de los adultos algunos pequeños se sienten desplazados, por esa razón desean llamar la atención y mienten constantemente. Por lo común, realizan bromas o dicen cosas que no hacen para alertar a sus padres. Por ejemplo: suelen decir que vieron un insecto en su habitación y no era verdad, o que le cortaron el pelo a su mascota.

Este tipo de mentiras no deberán preocupar a los padres, lo único que tendrán que hacer será ofrecer tiempo de calidad a sus pequeños, lo cual están reclamando sin decirlo. Es tiempo de estar con ellos e inculcar los valores por medio de buenos ejemplos.

3 Por imitar

Cuando los padres suelen decir mentiras piadosas delante de sus hijos, ellos lo harán del mismo modo, puesto que están imitando su ejemplo. Los niños se dan cuenta de que no hay repercusiones y que esas mentiras son válidas decirlas en todo momento. Por ello, debes tener cuidado de los que dices y haces, ya que tus pequeños son como pequeñas esponjas que absorben todo lo que ven a su alrededor.

Advertisement

4 No quieren castigos

Es normal que los pequeños se aflijan demasiado cuando cometen un error, pues no desean fallar a sus padres por temor a perder su amor, cariño y atención. Por esa razón, los niños mienten para evadir los castigos o represalias. Es común que se den estas mentiras cuando los niños no respetan las normas o reglas, como por ejemplo: no haber terminado su tarea o haber limpiado su habitación; en ese caso, dicen que ya lo han hecho y resulta que no.

En este punto es importante que enseñes a tus hijos que las equivocaciones son parte natural de adquirir conocimiento y que no deben avergonzarse cuando comenten errores y mucho menos mentir para evitar las consecuencias de sus acciones.

5 Miedo a decir que no saben

En el mundo de los niños es común que entre ellos se burlen o rían de sus compañeros o amiguitos cuando desconocen algo. Así que para evitar que los demás se burlen dicen mentiras, ya que desean evitar la vergüenza o sentirse mal por no tener ese conocimiento, además porque no quieren ser tachados como tontos o ignorantes. Es como un escudo protector que los hace sentir fuertes y confiados.

En este caso será importante decirles a tus hijos que no tiene nada de malo desconocer cosas y que preguntar es bueno cuando se tienen dudas, ya que no existe persona en el mundo que conozca todo.

6 Son leales

Si tus hijos conviven con sus hermanos o amiguitos es normal que digan mentiras para protegerlos de haber hecho alguna travesura. Tus hijos son leales y tienen miedo a delatarlos, ya que no desean que ellos sean castigados. Recuerda que desde pequeños el valor de la amistad es un valor arraigado, puesto que es importante siempre contar con un compañero de juegos y aventuras.

Advertisement

7 Ocultar algo

Tal vez puedan decirte que se sienten mal porque no quieren ir al colegio o hacer algo que no les agrada o te lleguen a mentir por miedo. En este punto es importante conocer a profundidad el porqué de las mentiras, ya que puede pasar en el peor escenario que tu pequeño esté siendo víctima de acoso escolar y esté mintiendo porque fue amenazado.

En conclusión, los niños suelen mentir no porque deseen hacer daño a los demás, sino por conveniencia propia, por desear llamar la atención de sus padres y por el miedo a dejar de cumplir con sus expectativas, ya que para ellos lo más importante es el amor y el cariño que reciben de sus progenitores y de sus amigos.

Lee también: Hijos que mienten y padres que no quieren reconocerlo, descubre la razón

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias