7 secretos que te convertirán en una mujer más elegante

La elegancia no está en lo que llevas puesto, sino que es cuestión de actitud. Conoce estos secretos para que te conviertas en una mujer más elegante.

Adriana Acosta Bujan

Todas las mujeres queremos ser bonitas, atractivas, interesantes y sensuales. Sin importar la edad que tengamos siempre deseamos lucir hermosas para nosotras mismas.

Algunos pensarán que la belleza se encuentra en el físico, otros creen que solo basta con el interior de una persona; pero la realidad es que la auténtica belleza de una mujer se encuentra en sus acciones, actitudes y comportamientos. Y la suma de todo ello da como resultado una mujer elegante.

Una mujer elegante es segura de sí misma, busca las palabras apropiadas para comunicarse, es independiente, con metas y sueños bien definidos. Ella sabe resaltar ante los demás, brilla como el sol sin importar las adversidades de la vida, nunca pasa desapercibida porque es auténtica, especial y única.

Convertirse en una mujer elegante va más allá de vestirse con ropa de marca, tener accesorios caros o tener un buen maquillaje, es cuestión de actitud. Mostrar calidez, dulzura, fragilidad, pero a la vez fuerza, poder, valentía y coraje.

Ser elegante no es tan complicado como parece, existen algunos secretos que te convertirán en esa mujer que todos admiran y aman. Por eso comparto algunos de ellos con la finalidad de que hagas una introspección y así logres aplicar estos consejos en tu día a día.

Advertisement

Mujeres elegantes por dentro y por fuera

Como mencionábamos anteriormente, una mujer elegante no se define por su apariencia física o por su buen corazón sino por sus acciones, pensamientos y fortaleza. Ahora bien, ¿Qué hábitos o acciones puedes mejorar para ser una mujer elegante?

1. Cuida sus palabras

No es nada agradable escuchar a una mujer decir groserías, definitivamente eso no es algo que pueda hacerte lucir como el sol. Sí, las palabras anti sonantes se pueden expresar fácilmente cuando perdemos el control de nuestras emociones, sin embargo, el punto es cuidar lo que decimos, en dónde lo decimos y a quién se lo decimos.

Esto no quiere decir que no las digas, sin embargo, hay momentos, lugares y personas adecuadas para que puedas expresar tus emociones negativas.

Así que piensa muy bien lo que quieres decir y cómo lo dices, para ser toda una mujer elegante.

2. De la moda, lo que te acomoda

Debemos ser realistas y aprender a conocernos a nosotras mismas para poder ser mujeres elegantes, atractivas y hermosas.  Lamentablemente, el buen gusto al vestir no es cosa fácil, y hay mujeres que eligen prendas que están de moda, pero que no les sientan bien, haciéndolas lucir “ridículas”.

Advertisement

Lo ideal es que elijas vestimentas que vayan bien con la forma de tu cuerpo y personalidad, sin importar la moda o las tendencias.

Una mujer elegante sabe combinar colores, accesorios y prendas de vestir que le favorecen. Lo importante es estar cómodas y sentirse bien con lo que se lleva puesto.  

3. Seguridad

Una mujer elegante tiene amor propio, se conoce perfectamente y valora sus habilidades y destrezas haciéndolas explotar al máximo. Se muestra segura de sí misma tomando decisiones sin temor a equivocarse, evita dudar, por lo regular tiene metas establecidas y lucha por sus ideales para conseguirlos.

Puedes mostrar seguridad en muchas formas diferentes, como por ejemplo: en la postura o el lenguaje corporal, que dice mucho de una persona; por ejemplo: si caminas con la mirada al frente, si te paras derecha.

4. Sabe escuchar

Las mujeres elegantes saben la importancia de escuchar a los demás, se vuelven empáticas y ofrecen su ayuda a quien lo necesita. Evita las discusiones, las críticas y los malos entendidos, por lo regular expresa su opinión cuando es solicitada y no se mete en asuntos ajenos.

Advertisement

Son buenas para expresarse, ya que buscan las palabras adecuadas para alentar a quien lo necesite, ayudan sin compromiso y siempre valoran a los demás respetando las distintas ideologías.

5. Es equilibrada

Las mujeres elegantes tratan de tener un equilibrio en todas las áreas de su vida, no dan paso a los pensamientos negativos, concentrando su energía en solucionar problemas más que afligirse o lamentarse.

Son elegantes porque aprenden a disfrutar el aquí y el ahora, sin preocuparse por el futuro incierto o el pasado. Ellas saben brillar porque son agradecidas con la vida y no desperdician el tiempo porque han aprendido a sentirse felices con lo que tienen.

6. Femenina

Procura lucir femenina en todos los aspectos, desde su forma de hablar, de caminar, de maquillarse o de arreglarse.  Les gusta oler delicioso, arreglar sus uñas, pintarse el cabello y vestir atractivas.

Son elegantes cuando saben explotar sus virtudes y atributos, siempre pensando en ellas mismas, no les interesa agradar a los demás.

Advertisement

Además son mujeres que cuidan mucho su higiene personal, por su propia salud física y mental.

7. Dulces y tiernas, pero aguerridas

Ser amable, agradecida y buena persona hará que una mujer se convierta en elegante. Estas mujeres por lo regular hablan con amor, respeto y sabiduría.

Son aparentemente dulces, tiernas y cariñosas, pero a la vez, son fuertes, valientes y luchadoras; no se derrumban fácilmente o tiran la toalla en las batallas, al contrario, luchan sin medida para lograr sus objetivos.

Aman intensamente y son capaces de hacer hasta lo imposible por ver a sus seres queridos felices.

Puedes ser una mujer elegante cuando abras tu corazón y aprendas a amarte como eres, con todas tus virtudes y defectos.  También cuando aprendas a respetar a los demás y conozcas la importancia de escuchar y ser empática.

Advertisement

Recuerda que no solo la apariencia física puede hacerte sentir elegante, sino que tu actitud es la clave para el éxito y sentirte feliz contigo misma.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias