7 señales de que esa pancita que no te puedes quitar es por una intolerancia al glutén que tienes y desconoces

No es una moda, es una enfermedad importante que hasta ahora se le da la seriedad y tratamientos, pues son millones de personas quienes lo padecen.

Emma E. Sánchez

Si has ido al supermercado últimamente, de seguro habrás notado que cada vez son más los productos que se ofertan como “libres de gluten” y lo que tal vez para muchos pueda tratarse de una simple moda para quienes padecen intolerancia al gluten y sus familiares es una enfermedad y que hasta ahora se está tomando en serio pues son miles las personas que la padecen.

Hasta hace unos años, la intolerancia a la lactosa se definía como una alergia y no se le daba la importancia y seriedad hasta que ya era demasiado tarde pues cuando no es diagnosticada oportunamente, varios órganos, entre ellos los intestinos principalmente, resultan con daños en verdad graves.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y sus derivados, nuestro cuerpo produce la enzima llamada “lactasa” para poder digerirla, seg´ún lo explica MedlinePlus, agregando que la intolerancia se produce cuando el intestino delgado no produce esta enzima y entonces se desencadenan una serie de padecimientos serios.

¿Qué la causa?

Bebés prematuros

Cuyo nacimiento prematuro evito que los intestinos madurarán y desarrollaran la producción de esta enzima

Se presenta con más frecuencia en personas asiáticas, africanos o nativos americanos

Curiosamente los europeos la padecen con menor frecuencia

Advertisement

Problemas en los intestinos o lesiones

Una cirugía de intestinos o alguna enfermedad como la enfermedad de Crohn

Cuestión de genética

Hay bebés que simplemente nacen sin la capacidad de producir la enzima y es una cuestión netamente genética.

A continuación, podrás ver una lista de síntomas relacionadas directamente con la intolerancia al gluten publicadas por la página Newsner:

  • Pérdida de peso

  • Problemas estomacales

    Advertisement
  • Mucha comezón

  • Fatiga

  • Gases y flatulencias

  • Diarreas frecuentes

  • Nauseas

    Advertisement
  • Intolerancia a la lactosa

Si estas sospechando de también padecer intolerancia a la lactosa, puedes solicitar estas pruebas de laboratorio:

  • Prueba de aliento para lactosa-hidrógeno

  • Prueba de tolerancia a la lactosa

  • pH en excremento

    Advertisement

Y por supuesto, debes visitar a tu médico pues la intolerancia frecuentemente se confunde con el síndrome del intestino irritable pues los síntomas pueden ser muy similares pero el origen es muy diferente.

Generalmente quien padece intolerancia, se siente mucho mejor una vez que reduce o se elimina totalmente de la dieta, el problema es que muchas veces la gente consume una cantidad enorme de productos sin leer las etiquetas y no tiene idea que sigue consumiendo lácteos o sus derivados.

Por ejemplo:

Los productos derivados de la soya siguen conteniendo lactosa

Los productos deslactosados siguen conteniendo cantidades mínimas de lactosa

El helado y las malteadas tienen grandes cantidades de lactosa

Ahora, lo más fácil también puede ser consumir la enzima antes de ingerir un lácteo o consumir productos deslactosados en pocas cantidades.

Solamente ten mucho cuidado con tu nutrición pues la dejar de consumir lácteos puedes dejar de proporcionar a tu cuerpo nutrientes importantes cómo calcio, vitamina D, riboflavina y proteínas por lo que, junto a tu nutriólogo podrás decidir qué complementos alimenticios deberás ingerir o consumir más alimentos que contengan lo que tu cuerpo necesita.

Advertisement

Nunca dejes de visitar a un especialista de la salud.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.