7 sencillos consejos para que tu quincena te rinda más que nunca

Si sientes que el dinero nunca te alcanza, mejora tus finanzas con estos sencillos y comprobados consejos.

Emma E. Sánchez

Nunca  había sido una persona organizada con las finanzas; de hecho, mi descuido y desorganización con el dinero me causaron algunos problemas, aunque afortunadamente antes de que sucediera algo más grave, descubrí que es posible organizar los gastos, reducir o hasta evitar las deudas, ahorrar y darse unos gustos.

Hoy te puedo decir que me tomó unos 4 años, pero que es posible todo lo que te dije, especialmente eliminar la deuda y ahorrar, todo depende de tu disciplina y unos cuantos secretitos que te voy a compartir:

1 Es inevitable, hay que hacer un presupuesto de gastos

Todos lo sabemos, pero pocos lo hacemos correctamente. En mi caso, mucho tempo hice listas de gastos interminables y los iba pagando uno por uno, pero para mi sorpresa y tristeza, nunca lograba cubrir la lista o peor, pagaba cosas sin importancia y dejaba fuera las prioridades.

Hacer un presupuesto es otro asunto, se trata de hacer una lista de gastos prioritarios y contrastarla con nuestros ingresos, luego ajustarnos a seguir lo anotado y no comprar ni pagar nada que no haya sido proyectado previamente en esa lista.

Un consejo: No hagas tu presupuesto el día de pago, elabórala con tiempo y así podrás medir pagos diferidos, revisar qué tarjeta cobra más de interés, qué puede esperar y qué es urgente. Cuando hacemos cuentas bajo presión, tendemos a solucionar angustias momentáneas pero no problemas reales.

Advertisement

2 Que no te de pena: usa los puntos, monederos electrónicos, vales o cupones de descuento

Hay personas que les apena hacer uso de estos beneficios, piensan que se ve muy mal pedir un descuento con una cuponera o andar ahorrando puntos para comprar algo y ¿sabes algo? No hay nada más equivocado, es mucho más penoso tener deudas, esconderse y no contestar el teléfono a nuestros acreedores.

Tómate un tiempo para revisar las cuponeras de descuento en las tiendas, conoce las políticas para pagar con puntos y usa estos recursos con planificación; verás que sí ahorras dinero y puedes disfrutar de sus beneficios.

Seguro que hay comercios en tu localidad que usan el método de «payback», esto es que compras algo en su grupo de tiendas y te devuelven en puntos su dinero electrónico, un porcentaje de lo que compraste. Así, vas acumulando y puedes usar ese dinero o puntos otros en otro grupo de tiendas.

3 Revisa los días de promoción es los diferentes establecimientos o los días de liquidación

Hay comercios que por ejemplo los miércoles son días de dos pollos al precio de uno, o el cine, en ciertos días u horarios es más barato y cosas así.  Hay tiendas donde hay buenos remates por fin de temporada o ventas nocturnas.

La cuestión es buscar y conocer esos descuentos o precios más accesibles y no tener que pagar precios inflados o que en otro lugar puedes conseguir por menos.

Advertisement

4 Deja que la tecnología te ayude

También existen hoy en día un sinfín de aplicaciones que te ayudan a llevar un presupuesto, te mandan notificaciones de pendientes por pagar, ordenan tus tarjetas y revisan en qué se está yendo tu dinero. Y lo mejor: son gratis o puedes usar las versiones imitadas pero gratuitas.

También hay aplicaciones fabulosas donde la gente comparte comida que compró de más, o por ejemplo  una amiga me regaló 10 kilos de naranjas y como mi familia no las va a consumir todas las anuncio y alguien más las puede llevar.

Es cosa de que revises, y verás inclusive que los mismos bancos ofrecen de manera gratuita cursos de finanzas familiares en línea o maneras de organizar mejor tus cuentas.

5 Planea con anticipación las comidas familiares y lo que llevarás para comer al trabajo

En alimentos gastamos una cantidad considerable de dinero que podemos optimizar y es con frecuencia uno de los puntos dónde podemos ahorrar sin sacrificar la nutrición de los niños.

Podemos ver por ejemplo cuánto dinero gastamos en refrescos, golosinas o antojos; eso te dará un gran respiro en tu salud y se notará en tu cartera si aprendes a dominar los antojos y la tentación de la comida rápida o para llevar.

Advertisement

Cocinar en casa el almuerzo tuyo y de los niños es mejor que gastar en la cafetería.

6 Cuida tu salud

Cuando hacemos ejercicio y comemos bien, ahorramos mucho en vistas al médico y medicamentos. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer.

7 Ahorras porque ahorras

Oblígate a apartar un dinero destinado al ahorro, controla con todas tus fuerzas el deseo de gastar todo el dinero, piensa que lo que apartaste se fue, se perdió y no lo toques hasta que logres cierta cantidad. O mejor aún, no lo toques excepto en verdaderas emergencias.

Piensa primero en cómo resolverías las cosas sin ese dinero, y verás que con ingenio también puedes ahorrar.

Cuando somos capaces de tomar el control de nuestros pensamientos, nuestro cuerpo y nuestro dinero, entonces somos capaces de lograr cualquier meta que nos propongamos. Sin notarlo, estaremos ayudando a que otros hagan lo mismo, entonces un círculo  de mejoras inicia para todos los que están cerca de ti.

Advertisement

“Riqueza no es tenerlo todo, sino no necesitarlo todo”

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.