7 valiosos consejos para que tu Fe mueva montañas

Mueve montañas con la convicción de que lo que esperas, sucederá.

Adriana Acosta Bujan

“Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: trasládate de aquí para allá y se trasladará. Para ustedes nada será imposible”.

(Mateo 17:20)

Seguramente has escuchado la frase “La fe mueve montañas”; ésta hace referencia a que algo que deseas con toda tu alma se puede conseguir. Por muy imposible que parezca a la realidad de tu razón, es tener la convicción de que una fuerza sobrenatural, en este caso Dios, puede interceder a tu favor, para que logres alcanzar tus metas.

Pero, ¿Qué es la fe?

Es algo que nace en nuestro interior, es la espiritualidad, la que nos da la estabilidad, firmeza, confianza y seguridad de que Dios nos va a ayudar a resolver cualquier problema. No se trata de ser optimista, sino de tener la certeza plena que Dios existe.

Una y mil veces mi fe ha sido quebrantada por los problemas de la vida; por ejemplo: tuve que enfrentar la muerte de mis padres en la adolescencia, apoyar a mi hijo con una enfermedad incurable, el desempleo, y un sinfín de desafíos que he tenido que pasar, me han debilitado.

Advertisement

Sin embargo, nace en mí un sentimiento inexplicable en lo más profundo de mi corazón, algo que me impulsa a creer que Dios actúa a mi favor.

Esa cantidad de lágrimas derramadas, esa incertidumbre de no saber qué esperar del futuro, me han fortalecido, al creer que Dios tiene un magnifico plan en mi vida.  Incluso ahora comprendo que las cosas pasan por algo, para tener un aprendizaje real y fortalecer nuestra espiritualidad.

Así como yo, muchas personas han perdido la fe y están muy lejos de creer que lo imposible está por realizarse. Por lo tanto, te comparto algunos consejos para volver a recuperar en ti la certeza de que Dios obra en tu vida.

¿Cómo lograr mover montañas?

1 No dudar

Puede ser que estés pasando por una situación muy complicada y difícil, que a tu propia convicción es casi imposible de resolverse. Recuerda, dudar te aleja de creer en el poder divino y quebranta tu espiritualidad. Por lo tanto, debes trabajar en fortalecer tu confianza y dejar en manos de Dios tus preocupaciones.

Una forma sencilla de hacerlo es estar en presencia de Dios es por medio la oración, para renovar tu fe, teniendo la seguridad que él te escucha, y trabaja a tu favor.

Advertisement

2 Piensa en grande

Todos podemos ver nuestros problemas inmensos como una montaña difícil de escalar, creyendo que no podemos solucionar los problemas. Sin embargo, debemos recordar que Dios es inmenso, mucho más grande que cualquier montaña del mundo; él es más grande que nuestros problemas. Por lo tanto, debemos creer y confiar en su poder y amor.

No hay nada que Dios no pueda resolver, incluso la muerte. Recordemos el pasaje de la biblia cuando Jesús resucitó a Lázaro entre los muertos.

3 Actúa

Confiar en tus capacidades, en tus habilidades, dejando a un lado los temores y pensamientos de derrota, así como tener fe, y ésta podrá mover montañas. Algunas veces, brillará tu intelecto y tendrás ideas de cómo resolver los conflictos de una manera en la cual nunca habías imaginado.

4 Estar atentos

¿Te ha pasado que llegan personas a tu vida que son un medio para alcanzar lo que deseas o recibes una llamada inesperada o pasa algo distinto? Se trata de la ayuda de Dios; él utiliza a las personas que nos rodean para darnos mensajes como respuesta a nuestras súplicas y oraciones.

Su forma de actuar es inesperada y en ocasiones no es lógica a la razón.Por ello, debemos estar atentos a cualquier indicio o señal divina. Recuerda que Dios obra a su tiempo y conforme a su voluntad. Evita el desánimo cuando no veas con claridad la solución a tus problemas.

Advertisement

Por ningún motivo dejes de orar y pedirle aclarar tus pensamientos para poder entender la manera en cómo él te ayudará.

5 No decaer

Algunas mujeres con dificultad para embarazarse han logrado tener hijos, personas con graves problemas económicos llegan a tener mucho dinero, matrimonios a punto del divorcio llegan a perdonarse. ¿Por qué no puede ocurrir algo en tu vida?

Estas personas seguramente nunca perdieron la fe en Dios. Aunque te canses en esperar lo deseado, sigue firme en tus creencias y relación con él, ya verás que tarde o temprano tus sueños se harán realidad.

6 Confianza plena

Dios lo puede todo y él elige lo que más nos conviene actuando a su voluntad. Seguramente en ocasiones te habrás dado cuenta que las cosas que le pediste en oración no han sucedido, eso es porque Él tiene algo mejor para ti. Deberás tener plena confianza en que todo lo que sucede en tu vida tiene una razón de ser.

Mueve montañas con fe, confianza y sobretodo con la seguridad de que eres escuchada. Pon atención en las señales divinas y pide mucha guía para entender el porqué de las cosas.

Advertisement

7 El ayuno espiritual

Es una práctica religiosa que promueve una directa comunicación con Dios. Nos sirve para acercarnos a él, aumentar la fe y obtener fuerza espiritual. Muchos lo practican para buscar ayuda en tiempos difíciles y expresar gratitud.

Si deseas mover montañas con el ayuno, debes acompañarlo siempre con la oración, para obtener la fortaleza que necesitas, ya que el ayuno se trata de mostrar mayor dedicación a las cosas de Dios y sacrificar por un tiempo los placeres terrenales.

No importa que tan difícil sea la situación por la que estés pasando. Recuerda que Dios te escucha, ayuda y responde. ¡Cree en su poder divino, en su majestuosidad y en su amor!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias