8 comidas ricas en grasa que son geniales para tu salud y tu dieta

Si eres de las que se piensa dos veces antes de comer pollo o aguacate por temor a la grasa, pues libérate de mitos, lee este artículo y prepárate para cambiar o mejorar tu dieta.


Erika Otero Romero

Comer es uno de los más grandes placeres de la vida y creo que muchas personas estarán de acuerdo conmigo; sin embargo, hay alimentos que a muchos les da miedo consumir, bien sea por su alto contenido de azucares o grasas, es una lástima porque muchas de esas comidas son las más ricas para el paladar.

Pues bien, es un buen momento para eliminar algunos mitos acerca de algunos alimentos grasosque a muchos nos gustan pero de los que nos cuidamos mucho por temor a subir de manera estrepitosa de peso o miedo a saturar las arterias de colesterol. Entérate a continuación.

1. Mantequilla

Hace un tiempo se creía que comer mantequilla era por completo perjudicial para la salud, ahora la situación ha cambiado de manera evidente. Se sabe que la margarina es un remplazo bastante peor debido a su alto contenido en grasas trans, en comparación, la mantequilla es de una elaboración más natural, además contiene vitaminas A, D, E y K2, es rica en minerales como selenio, yodo, manganeso, cromo, zinc y cobre, entre otros.

Además de lo anterior, contiene ácidos grasos como los omega-3, 6 y ácido araquidónico que son imprescindibles para nuestro organismo, fortifican el sistema inmunológico, impulsan el metabolismo, mejoran el funcionamiento cerebral, nutren la piel.

Contrario a lo que muchos creen no aumenta la grasa corporal pues consumida con moderación da la sensación de satisfacción y para terminar es muy sabrosa untada en pan o galletitas de soda y desde luego en pastelería.

2. Pollo

Cuando se consume, muchas personas optan por quitarle la piel o incluso se inclinan por comer solo la pechuga por ser la más “libre de grasa”. Aun así, todas las partes del pollo bien sazonadas, debidamente asadas o cocinadas son sabrosas.

Además es rico en proteínas, y si bien contiene grasas saturadas al mismo tiempo aporta ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados en menor cantidad, contiene ácido fólico y vitamina B3, hierro, zinc, fósforo y potasio

Advertisement

3. Aguacate

Ensaladas e incluso batidos se pueden preparar con esta fruta sabrosísima. Si bien es rico en grasas las que tiene son de alta calidad, súmale que posee cualidades como ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados.

4. Aceitunas

Aunque en muchos lugares del planeta no es muy usual que sea un alimento del diario consumo, sí que se usa como acompañante de fiestas o algunas comidas, lo cierto es que la aceituna aporta ácidos grasos buenos, además de ellas proviene el aceite de oliva, una fuente importante de ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados.

5. Huevos

¿Quién no ha comido huevo? Creo que en algún momento en mayor o menos cantidad pero se ha consumido. Los huevostienen más vitaminas y minerales por caloría que casi cualquier otro alimento.

Además una de las mejores fuentes de colina, una sustancia que el cuerpo necesita para obtener energía de la grasa.

6. Coco

Aunque resulta increíble, el coco está compuesto en un 30% de grasas saturadas, debido a esto es una fruta que suele descartarse de la mayoría de dietas. Pero se trata de un error, más de la mitad de la grasa del coco es ácido láurico, que aunque eleva un poco el “colesterol malo”, incrementa mucho más el “colesterol bueno”, en conclusión, lo uno compensa lo otro haciéndolo de esa manera saludable.

7. Queso

Es rico en proteínas, calcio, selenio, vitamina A, K, complejo B (B12). Aun así quienes sufren hipertensión o tienen problemas del corazón deben tener cuidado con su consumo debido a los altos contenidos de sal (sodio) y colesterol. Acompaña una ensalada con queso y tendrás una comida sana y deliciosa.

8. Cerdo

Muchas partes del cerdo son magras, por ejemplo el lomo de cerdo tiene menos grasa que una pechuga de pollo. Sí, es cierto que el tocino (piel), la panceta o el jamón son altas en grasa, pero no hay razón para eliminarlos por completo de la dieta, su consumo debe ser moderado y desde luego, entre menos procesados, mucho mejor.

Muchos más alimentos que consideras altos en grasa y perjudiciales para tu salud no lo son tanto, eso sí, ten presente que todo en exceso es malo, por eso cuando comas aunque sea comida muy sana, hazlo con balance y prudencia, y no te mates de hambre y disfruta de una buena alimentación.

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.