8 cosas que puedes hacer para vivir hasta los 100 años

La longevidad va mucho más allá de los buenos hábitos de salud

Fernanda Gonzalez Casafús

Aunque de un país a otro las cifras varían, en líneas generales, la esperanza de vida ha aumentado en las últimas décadas. Cuando antes las personas eran ancianas a los 60, hoy lo son rondando los 80 años. Y lo cierto es que hay ciertos hábitos de vida que se deben implementar si se quiere tener una longevidad plena.

Investigadores y expertos en la vejez, la nutrición, la salud y la población, han descubierto que hay varias áreas en el mundo donde las personas viven más tiempo y mejor., según lo publicado en Mirror. Conocidas como “zonas azules“, incluyen regiones específicas en California, Costa Rica, Italia, Grecia y Japón, los expertos han encontrado que las características específicas locales y las prácticas de sus habitante dan lugar a una alta tasa de casos de longevidad.

Llegar a la ancianidad con una salud plena es algo que todos anhelamos y que merecemos. Por ello, si deseas llegar a la tercera edad en óptimo estado y convertirte en centenario, los expertos aseguran que hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta respecto de los hábitos de vida. Algunos de estos consejos vienen siendo dados en las últimas décadas, pero lo cierto es que se deben poner en práctica si se quiere llegar a la ancianidad en forma plena.

1. Estresarse menos

Sí, parece lógico. Pero ¿Cuántos de nosotros realmente prestamos atención al estrés diario? las personas longevas realizan actividades que disminuyen el estrés cotidiano. Por ejemplo, en Grecia e Italia toman una siesta, mientras que en Japón, realizan una ceremonia ritual del té. Buscar actividades cotidianas que nos inviten a relajarnos y tomarlas como hábito, pueden traer grandes beneficios a corto y largo plazo, puesto que el estrés está estrechamente ligado con las enfermedades relacionadas al envejecimiento.

2. Comer verduras

Sabemos lo beneficioso que es comer verduras para el organismo. Los vegetales contienen muchos nutrientes que destruyen el cáncer, así como vitaminas, fibra y minerales. Aumentar el consumo de verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor, la col rizada, el repollo y las coles de Bruselas, así como cereales integrales, nueces, semillas y frutas propiciará un gran beneficio en pos del envejecimiento pleno y saludable.

Advertisement

3. Mantener la unión familiar

Un corazón feliz es un corazón sano. Cuando las personas cuidan de sus sentimientos hacia sus seres queridos y cuidan de toda su familia, están beneficiando ampliamente su organismo. Una unidad familiar feliz ayuda a aumentar la salud y la longevidad, por lo que no se debe perder el contacto con los seres queridos y se debe hacer el esfuerzo de reunirse con la mayor frecuencia posible.

4. Mantenerse activo

Además de los beneficios físicos de la ejercitación, el provecho es también psíquico. Las personas que llegan a la longevidad mantienen un hábito cotidiano y regular de ejercicios como salir a caminar o realizar tareas cotidianas y quehaceres. Sentarse y no hacer nada no es característico de los ancianos centenarios, pues éstos se mantienen activos todo el tiempo. Arreglar el jardín, dar un paseo con el perro, caminar hasta el mercado (en vez de pedirle a alguien que realice las compras) o hacer los quehaceres del hogar, son algunas de las actividades recomendadas.

5. Comer sin saciarse

Los japoneses que viven en la “zona azul” siguen la enseñanza “Hara hachi bu”, que significa comer hasta que se esté lleno solo en un 80%, dejando un pequeño espacio para ayudar a la digestión. Comer hasta saciarse o sentirse demasiado “lleno” no es saludable para el organismo y no ayuda a llegar a la ancianidad en forma plena.

6. Socializar

La soledad es un fantasma que acecha a la ancianidad. Las personas en la tercera edad que socializan y se reúnen en grupos logran que esa interacción con los demás les genere mayor autoestima e interés por los demás y el mundo, generando grandes beneficios para la salud.

7. Moderar el consumo de alcohol

Es sabido que las bebidas alcohólicas no son recomendadas cuando se quiere tener una óptima salud. Por lo tanto, si se quiere llegar a vivir una larga vida, el consumo de alcohol debería restringirse.

Advertisement

8. Tener metas

Tener un propósito en la vida ayuda a las personas a tener una visión más positiva de la misma y a levantarse por las mañanas con ganas de “hacer cosas”. Los ancianos que no tienen una actividad o un objetivo pueden sentirse inútiles o que ya no son valorados. Antes de que eso suceda, las personas entrando a la ancianidad deberían buscarse una actividad, como cuidar una mascota, cuidar de los nietos, o ayudar regularmente en un orfanato.

Si cuidamos de los pequeños detalles, podremos lograr llegar a una ancianidad de forma fructífera y plena. Asimismo, si tienes ancianos en tu familia, comparte este artículo con ellos para demostrarle cuánto deseas que vivan muchos más años. Después de todo, los ancianos representan la sabiduría de nuestra sociedad. Y tú ¿estás llevando una vida tendiente a una ancianidad plena y centenaria?

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.