8 maneras de tener un mejor dormir

Si estás teniendo un mal dormir, es hora de leer algunos consejos que pueden ayudarte a combatir el insomnio.


Camila Ignacia Gómez González

Tener un descanso reparador es fundamental para poder lograr todos los objetivos y compromisos que se tienen a diario. Si por alguna razón no estás logrando descansar lo que deseas, es momento de que revises algunos aspectos que pueden estar afectando tu buen dormir:

1. Estás haciendo poco ejercicio físico

Aunque no lo creas, el ejercicio nos ayuda, entre otras cosas, a relajarnos para poder tener un descanso reparador. Y muchas veces la falta de movimiento es la causa que no nos permite descansar como quisiéramos. Revisa tu rutina y si notas que eres una persona sedentaria, es momento de agregar caminatas, trote o algún deporte que resulte de tu agrado.

2. Falta de rutinas

No pases por alto las horas de sueño que necesitas tener. Recuerda que se recomienda dormir 8 horas diarias; si por diferentes factores no logras hacerlo, entonces es hora de comenzar a planificar mejor tu día, procurando ir de a poco acostumbrando al cuerpo a dormir más.

3. Dile adiós a la televisión

Por lo menos una hora y media antes de dormir apaga todos los artefactos electrónicos que puedan mantenerte en alerta: televisión, radio, celular u otro que utilices con frecuencia. De esta forma lograrás que tu cerebro realmente pueda “desconectarse” de todos los estímulos que hay a tu alrededor y, como consecuencia, genere las condiciones para un buen dormir.

4. Fíjate en el orden de tu dormitorio

Procura mantener tu habitación limpia, ordenada y con pocos adornos, pues todos esos factores influyen a la hora de poder relajarse cómodamente para tener un buen dormir.

5. Crea un ambiente idóneo

Nadie puede dormir con mucho ruido en el entorno, mucho menos con demasiado frío o calor. Es aquí donde radica la importancia de crear el ambiente adecuado para poder obtener 8 horas reparadoras de sueño: apaga todo aquello que con algún sonido pueda interrumpir tu sueño, cierra cortinas, fíjate en la temperatura de la habitación y comienza a relajarte.

6. Siestas pequeñas

Intenta tomar una pequeña siesta a media tarde si el cansancio te está superando, pero no permitas que dure más de 20 minutos, pues de lo contrario te costará mucho conciliar el sueño durante la noche.

Advertisement

7. Adiós nicotina, cafeína y azúcar

Si adoras tomar café por la noche o llevar un vaso de bebida (gaseosa, refresco) a tu habitación, es hora de que junto con el cigarrillo comiences a dejarlo de lado; éstos son factores que alteran el sueño, pues su composición química logra reactivar el cuerpo, impidiendo un buen descanso

Induce sutilmente el sueño

No es necesario que apagues la luz y vayas inmediatamente a dormir, puedes ir poco a poco enviando señales a tu cuerpo para que baje las “revoluciones” paulatinamente. Lleva un libro a la cama, pon luz tenue e indícale que ya es hora de comenzar a descansar.

Si el problema es aún más crítico, es hora de comenzar a buscar algún especialista que pueda orientarte a tomar un tratamiento que resulte beneficioso para dejar el mal dormir de lado e iniciar un sueño que pueda reponerte después de tener días agotadores.

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.