8 razones por las cuales el amor entre los abuelos y sus nietos es eterno

La relación de los abuelos con sus nietos, tiene grandes beneficios para ambos.

Adriana Acosta Bujan

Sus abrazos reconfortantes, sus consejos llenos de sabiduría y sus enseñanzas a través de sus experiencias de vida, son recuerdos que mi hijo guarda en el corazón con gran nostalgia, después de la muerte de su abuelo.

Por diversas situaciones, mi hijo fue criado la mayor parte de su niñez y adolescencia junto a su abuelo (mi padre), que por muchos años fue la figura paterna que necesitaba y su gran ejemplo a seguir.

A pesar de que mi hijo creció sin la presencia de su padre durante su infancia, yo siempre procuré que él mantuviera una estrecha relación con sus otros abuelos (paternos). Incluso, recuerdo que él solía visitarlos cada fin de semana, vacaciones y días festivos. En la actualidad mi hijo no ha dejado de frecuentarlos, ya que han formado un lazo familiar indestructible.

El amor de los abuelos hacia los nietos es eterno

La ciencia confirma que la relación cercana que tienen los nietos con los abuelos puede tener muchos beneficios para ambos.  Sin temor a equivocarme y por experiencia propia, ahora que soy abuela, puedo validar algunas investigaciones en mi propia vida.

1 Empatía con los adultos mayores

Un estudio demostró que los hijos cuando crecen cerca de sus abuelos, hasta convertirse en adolescentes, desarrollan más empatía con los adultos mayores. Los estereotipos, los prejuicios y la discriminación contra los ancianos es mucho menor, en comparación con aquellos que no tuvieron contacto con sus abuelos.

Advertisement

Es lógico pensar que cuando dejamos a los hijos convivir con los abuelos, ellos aprenderán a tratarlos con paciencia y respeto; asegurándonos que cuando crezcan puedan aplicar los valores con cualquier persona ajena a la familia.

2 Historia familiar como identidad

En la mayoría de las escuelas enseñan a los estudiantes a conocer y aprender sobre su árbol genealógico. Sin embargo, qué mejor manera de conocerlo que con la convivencia con los abuelos, ya que ellos son los expertos y las fuentes de primera mano.

No solo es tener el conocimiento de las generaciones pasadas de los familiares, sino que el aprendizaje se vuelve más enriquecedor cuando los abuelos comienzan a contar sus historias de vida como por ejemplo, cómo fueron los bisabuelos, dónde nacieron, en qué trabajaban, entre otras cosas.

Recientes investigaciones afirman que saber de las generaciones anteriores, lo que se conoce como identidad intergeneracional, ayuda a los niños a aprender a sobrellevar y a recuperarse de su propia adversidad en tiempos difíciles. Se trata de saber dónde encajan en una historia, reforzando su propia identidad y amor por la familia.

3 Fortalecimiento de la autoestima

Cuando los abuelos tienen convivencia con sus nietos, aumenta el nivel de bienestar de los hijos, refiriéndose a que tendrán menos problemas emocionales y de comportamiento. Esto se debe a que las abuelas están más involucradas en la crianza, y los abuelos en las actividades.

Advertisement

Según una investigación realizada en el Reino Unido, ese contacto es fundamental para ayudar a los hijos a tener mayor capacidad para enfrentar problemas traumáticos como un divorcio o acoso escolar, ya que los abuelos brindan seguridad y apoyo a sus nietos a través de sus experiencias.

4 Motor de vida para los abuelos y nietos

La relación nietos y abuelos tiene ventajas positivas con la salud de ambos. Por ejemplo: los niños tendrán menos depresión al sentirse amados, acompañados y protegidos; y los abuelos podrán prevenir enfermedades relacionadas con el deterioro cognitivo.

Está comprobado que enfermedades como el alzheimer o demencia pueden ser prevenidas, ya que  cuidar a los nietos provoca cierta exigencia física y emocional, influyendo de manera positiva en distintos procesos mentales. Incluso, también se demostró que los abuelos corren menos riesgo de muerte alargando su vida, ya que se reduce el estrés.

5 Diversión a “todo lo que da”

No existe ningún momento del día que un abuelo deje de sonreír cuando está en compañía de sus nietos; con sus ideas, travesuras y elocuencias, provocan transformar el estado de ánimo de manera radical. Siempre habrá diversión, desafíos y aventuras, tanto para los abuelos como para los nietos.

Los abuelos son permisivos, cómplices y compañeros de juego de los nietos. Por sus experiencias de vida, dejarán que ellos sean libres de actuar y comportarse como les parezca, sin imponer reglas o límites tan estrictas como lo hacen los padres.

Advertisement

6 Una alimentación sana asegurada

Por lo regular las abuelas siempre procurarán que sus nietos sean alimentados con comidas nutritivas y balanceadas, preparadas en casa. Por lo que ambos, tendrán menos riesgos a contraer enfermedades como la diabetes o sobrepeso.

En el futuro los nietos valorarán y añoraran esos platillos típicos, puesto que no existirá mejor delicia y exquisitez que degustar ese caldo de pollo con verduras, preparado por sus abuelas.

7 Apoyo incondicional

Los abuelos siempre estarán para apoyar, cuidar y guiar a los nietos, haciéndoles el camino de la vida mucho más fácil. Al mismo tiempo, cuando los nietos sean adultos, apoyarán y cuidarán de sus abuelos.  El apoyo es incondicional y recíproco, fortaleciendo los lazos familiares.

8 Unión familiar

Los hijos, cuando crecen y forman sus propias familias, por ley de vida dejan de tener mucho contacto con los padres; es lógico y entendible. Sin embargo, los nietos provocan que esa distancia no sea por mucho tiempo, uniendo a todos.

Los beneficios que los abuelos y los nietos reciben cuando están en frecuente comunicación son muchos y la ciencia lo respalda. ¡Vive y disfruta al máximo la compañía de tus abuelos o nietos!

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias