8 verdades sobre el amor que nadie te había dicho

Descubre lo que realmente es amar, según los expertos.

Adriana Acosta Bujan

Sabemos que el amor es un sentimiento maravilloso, que cuando te enamoras todo se transforma y se pinta color rosa, puedes sentir mariposas revoloteando dentro del estómago en cada encuentro con tu pareja y lo único que tiene prioridad es permanecer con el ser amado la mayor parte del tiempo.

Amar es una experiencia única y especial, es pasión, entrega, compromiso, respeto y se da todo sin esperar nada a cambio; se puede pensar que el amor de los cuentos en realidad existe. Sin embargo, muchas cosas sobre el amor que creías fervientemente no son ciertas; ya que puedes pensar que el amor es sufrir, sacrificar y algunas veces causa dolor.

El Doctor Walter Riso explica esas verdades sobre el amor que se creen ciertas, pero que no lo son; al contrario, son acciones que demuestran que una pareja está en terapia intensiva, por lo que tienen que dedicarse a trabajar en sus problemas para salvar su relación:

Ideas equivocadas

Todos tenemos distintos conceptos sobre el amor, debido a las experiencias del pasado o al observar la relación de nuestros padres. Por ejemplo: para algunos, el amor es ceder para no provocar conflictos, y para otros es defender sus ideas hasta las últimas consecuencias. Sin embargo, existen acciones que son comunes y que pueden ayudarte a reflexionar sobre cómo se encuentra tu relación en estos momentos.

1 El amor es lo único que importa

Seguramente habrás creído que el amor lo puede todo, que amar a una persona te ayudará a resolver tus problemas internos o que la fuerza del amor es indestructible, entre otras cosas. Pero en realidad, en una pareja, el amor no siempre lo es todo, debe complementarse con otros aspectos importantes para que pueda funcionar, como: amistad, tener cuidado de la pareja y de uno mismo, compromiso, respeto y comunicación.

Advertisement

El amor no es un concepto aislado, al contrario, es una parte que forma un todo, que hace que ese sentimiento sea totalmente real. Muchas veces las personas renuncian a uno mismo por amar a alguien, como si no tuvieran vida propia, y eso lamentablemente es una creencia lejana de lo que es el amor verdadero.

2 Si dudas, no es amor

Es común que muchas personas duden sobre el amor de su pareja, ya que suelen preguntar a su ser amado una y mil veces ¿me amas? El amor no duda, no tiene cuestionamientos, solo se ama.

Por ello es importante conocer cuál es el estilo afectivo, o mejor dicho, la manera de amar de tu pareja; algunas veces se tienen tan arraigados los conceptos de amor que al momento que no recibes lo que esperas, te frustras.

3 El amor no es sacrificio

Lamentablemente, algunas personas han tenido que dejar de soñar, han postergado sus anhelos y deseos solo para agradar a su pareja. Sacrifican su vida, sus proyectos y esas cosas que realmente les provoca sentirse productivas, capaces e inteligentes; esas personas creen que deben sacrificar todo por estar con su pareja o para formar una familia.

El que te ama de verdad, no te prohibirá seguir conquistando tus sueños, al contrario, recibirás motivación, apoyo y guía, no te dejará rendirte y juntos lograrán lo impensable.

Advertisement

4 Amar no duele

Walter Riso explicó este punto con una anécdota maravillosa: se trata de una pareja de ancianos donde el hombre le dice al doctor: «cuando toco las piernas de mi esposa no siento nada, pero cuando a ella le duelen sus piernas a mí también me duelen». Esta anécdota es acerca de la empatía que debemos generar con nuestra pareja.

Amar no debe doler, no es sufrir, al contrario, es ponerse en los zapatos del otro para poder entenderlo, empatizar, sin juzgar o criticar. ¿Por qué tu pareja hace cosas que no te agradan o no estás de acuerdo?

5 Puedes admirar sin amar

¿Qué admiras de tu pareja?, lo ideal es que las parejas se admiren uno al otro, que puedan valorar alguna virtud, habilidad o talento único.  Se puede admirar a una persona sin necesidad de amarlo, por ejemplo: alguien que toque un instrumento musical de manera angelical, alguien que prepara deliciosos y creativos pasteles, alguien que tienen la facilidad de convencer a otros, etc.

6 El amor es horizontal

Cuando una pareja se ama de verdad, entonces tienen una comunicación asertiva, existe democracia y no hay uno mejor que el otro, es decir, no existe lucha de poderes; es por ello que el amor debe ser horizontal. Las parejas deben tener libertad de expresar sus ideas, opiniones, sentimientos y emociones, sin miedo a ser juzgados.

Amar de manera horizontal también se refiere a que todas las parejas desean recibir algo a cambio de manera consciente o inconsciente; es parte de fortalecer los vínculos, nos hacen sentir amados y escuchados.

Advertisement

7 Amar no es necesitar

Cuando necesitas de tu pareja él o ella se volverá imprescindible, será capaz de llevarse tu vida entera en un abrir y cerrar de ojos. Amar no es «necesitar» a alguien, ya que puedes seguir con tu vida sin que esa persona esté a tu lado; lo ideal es decir “te prefiero”, ya que son independientes pero a la vez comparten muchas cosas.

“Yo te prefiero, yo elijo que estés a mi lado, yo elijo ser tu compañera”, y no decir “te necesito”. De lo contrario, el amor se volverá obsesivo y dependiente, lo que te causará dolor y sufrimiento.

8 Los polos opuestos no siempre se atraen

Las parejas no tienen que ser iguales para amarse; pero sí deben tener las mismas metas, compartir los mismos valores, una visión, tener gustos y aficiones similares. Es decir, no puedes estar con una persona que no le gusten los perros, cuando tú eres activista contra el maltrato animal o no puedes estar con una persona deshonesta cuando tú defiendes la verdad ante todo.

Ahora es tiempo de reflexionar y hacer una retrospección de tu vida y relación, ¿Qué puedes mejorar?, ¿Cómo puedes lograr una mejor comunicación y convivencia? Recuerda que el amor es un conjunto de cosas que tienen que ir unidas para alcanzar el éxito en una relación.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias