9 consejos para llevarte bien con sus futuros suegros

Tu buena relación con ellos mantendrá unida a toda la familia


Fernanda Gonzalez Casafús

Cuando una pareja decide pasar su vida juntos, está uniendo también a ambas familias. Aunque haya ciertas cosas que no te agraden de la familia de tu cónyuge, no puedes estar al margen y debes emplear unas simples tácticas para que la relación con tus futuros suegros fluya de forma más dinámica (siempre).

Prestell Askia es la autora del libro “The Couples Cure Book: Dominando el arte de las relaciones en 7 pasos“, en el que acuña una serie de consejos para que las parejas puedan tener una relación fluida con sus respectivas familias y fusionar tanto la vida de ambos como las vidas de su núcleos familiares.

Puede sucederte que aunque pienses que tú y tu pareja están hechos el uno para el otro, a menudo pienses que han sido criados en diferentes planetas. No estás solo, a muchos nos ha pasado alguna vez. Mientras tanto, existen personas que ayudan a calmar pensamientos como “¿dónde me he metido?”, y brindan consejos de pareja para atravesar las dificultades. Una de esas dificultades es la relación con los suegros, que para muchas parejas puede llegar a ser un punto de quiebre. Para no dejar que eso suceda, prestemos atención a los consejosde la terapeuta.

1. Ajusta tu mentalidad

Antes de poner una barrera y decir todo el tiempo lo que a tí no te gusta, o lo que tú piensas de algunas cosas, piensa que ahora tú y tu pareja están formando un fuerte dúo: comienza a decir “nosotros” o “preferimos”, en vez de decir “yo” o “prefiero”.De esa manera estarás dejando en claro que formas parte de la familia a traves de la unión con tu pareja

2. Cambia tus tácticas verbales

Muchas personas suelen ser susceptibles ante la intromisión de alguien que aún no consideran de la familia del todo (que en este caso, podrías ser tú). La terapeuta recomienda utilizar algunas tácticas verbales en la resolución de conflictos que pueden ayudarnos a mantener la calma y la paz familiar. Por ejemplo, puedes decir “¿que tal si…”, o “¿Cómo podemos solucionar ésto?”

3. Adáptate

No se trata de dejar pasar todo o soportar algunas cosas que no debes soportar, pero si uno ajustas tus preconceptos a la mentalidad de la familia de tu cónyuge, muchas cosas pueden fluir más fácilmente. Si a tus suegros les encanta reunirse cada domingo y a tí en verdad no te representa demasiado, puedes adaptarte a esa tradición familiar y ya, pues al fin y al cabo no sólo estás agradando a tus suegros sino a tu pareja. “Cuando cambias tus procesos de pensamiento, el mundo y las circunstancias a tu alrededor también comenzarán a cambiar”, dice Askia.

4. Acepta sus creencias pero sin sacrificar las tuyas

Si la boda está en plenos preparativos, puedes notar que toda la familia tiene algo que acotar o siempre intentarán imponer sus ideas a las tuyas o las de tu futuro marido. Este es el momento para conjugar las ideas de toda la familia y dejar contentos a todos, pero sin sacrificar tus propios ideales y objetivos. La mediación será la mejor forma de llegar a un acuerdo sin que nadie salga herido en sus sentimientos. Y también, es momento de aceptar que no siempre absolutamente todo tiene que ir como tú lo digas. Dice la terapeuta: “No todo tiene que ir a tu manera. Después de todo, su boda es una celebración para compartir su amor y compromiso como socios, y la mezcla de familias “.

Advertisement

5. Involucra sin perder el poder

Tus suegros pueden sentirse plenamente felices de que los consultes acerca del menú para el catering o del color de los adornos de mesa; pero déjales ver que aprecias su opinión teniendo en cuenta que la decisión final será la que tomen tú y tu pareja.

6. Que tu pareja intervenga en un conflicto

“Si hay un desafío o desacuerdo con sus parientes políticos, pídele a tu compañero que intervenga e intente resolver la situación teniendo en cuenta su mejor interés”, aconseja Askia. “Tu pareja conoce a su familia, sus personalidades y sus matices, y puede estar en una mejor posición para resolver el conflicto. Al hacerlo, le permite mantener una relación sana con sus suegros sin iniciar una disputa de larga data “.

7. Sé dueño de tus decisiones

Muchas parejas se quejan de cuánto sus suegros se entrometen en la vida privada y familiar de sus hijos. Cuando un abuelo dice cómo debe comportarse su nieto y cuánto debe comer en el almuerzo, sus padres deben dejar en claro que, aunque acepten sus sabios consejos, ese rol es de los padres y que el abuelo sólo debe limitarse a estar de acuerdo.

8. Establece límites de antemano

Si dejas que tus suegros tomen decisiones que no le corresponden, te será muy difícil liberarte de ello más adelante. Los padres muchas veces no lo hacen intencionalmente, sino que intentan ayudar a la pareja opinando sobre algo que tal vez pueda molestar. Por ello, de forma muy educada y agradeciendo la opinión, puedes dejar en claro cuáles son los límites.

9. Negocia con tu pareja

Según la terapeuta, las claves para renegociar o rediseñar la relación que deseas con tus suegros, se encuentran en tres pasos clave. Tú y tu pareja deben aceptar la responsabilidad de los temas de la relación sin sarcasmo y sin echarle la culpa al otro, ambos deben querer que la relación funcione, y ambos deben comenzar con el objetivo deseado en mente y hacer lo que sea necesario para que la relación funcione.

Nadie dice que es fácil, pero no hay nada más bonito que tener una bella relación con los padres de tu pareja. Después de todo, ellos son parte de tu familia y estarán allí cuando tú y tu pareja lo necesiten. Y tú ¿cómo te llevas con tus suegros? ¿Qué tácticas has empleado para mejorar la relación y la comunicación?

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.