9 cosas que le suceden a tu cuerpo cuando bebes la cantidad de agua que necesitas

A veces cuesta beber la cantidad de agua adecuada, pero cuando te enteres de los beneficios para tu salud, incorporarás este hábito rápidamente.

Erika Patricia Otero

Mi sobrino heredó de mi hermana su «manía» de tomar agua. Apenas se levanta toma agua, entre cada comida se bebe un vaso con agua; y a lo largo del día sucede lo mismo. La realidad es que es un chiquillo muy activo y tal vez a eso se deba que guste tanto de tomar agua.

En cambio mi mamá y yo somos muy diferentes; pero la realidad es que con el tiempo nos hicimos más conscientes de lo importante que es tener un buen consumo de este vital líquido.

El cuerpo humano y el agua

El cuerpo de un ser humano está compuesto en un 60% de agua. El cerebro se compone en un 70% de este líquido y la sangre de nuestro organismo es un 90% agua. Las células están llenas de agua y las requieren para llevar a cabo el proceso regenerativo y alimenticio de ellas y que así el cuerpo en general se vea favorecido por sus funciones.

El agua en nuestro organismo ayuda no solo al proceso alimenticio de la célula, si no también en el proceso de desechar lo que no se necesita. Es por eso que las personas debemos consumir por lo menos unos 8 vasos de agua al día.

¿Qué le pasa al cuerpo cuando tomamos agua suficiente?

1 Cero estreñimiento

Nada más terrible que ir al baño y no poder evacuar con facilidad. Estreñirse es un mal del que se quejan muchas personas y no se debe solo a la poca actividad física, se debe al escaso consumo de agua.

Advertisement

El agua ayuda a disolver los alimentos y a expulsar los desechos que quedan del proceso alimenticio; por eso, debes tomar agua tantas veces como te sea posible

2 Tu articulaciones estarán en óptimas condiciones

Una de las partes donde el agua que bebes se deposita es en las articulaciones (coyunturas). Al tomar agua suficiente, tus articulaciones se van a hidratar y así, tareas como agacharte, estirarte o agarrar algo no serán dolorosas y tus movimientos serán mucho más hábiles.

Otros aspectos a favor es que el agua en tus coyunturas mantiene a raya la posibilidad de inflamación pues ayuda a eliminar toxinas.

3 Refresca tu cuerpo

Sudar es una acción del organismo para refrescar tu cuerpo. Lo recomendables es que si vas a realizar ejercicios tomes mucha agua antes de hacerlos. Con esto, al sudar te refrescas.

4 Mantienes una buena hidratación

Pero es que al sudar no solo te refrescas, también puedes deshidratarte, por eso debes tomar agua suficiente, más si eres alguien muy activo.

Advertisement

Al sudar pierdes sodio y potasio que tu cuerpo necesita. No solo pierdes agua cuando sudas, también cuando orinas; así que cuando te deshidratas lo más común es que sientas mareos, tu boca se reseque; además vas a sentirte confundido y aturdido, incluso puedes perder la vida a causa de fallo cardíaco.

5 Mejor salud de tus riñones

Los riñones son muy delicados pues son básicamente son el filtro de nuestro organismo. El agua hace que los riñones eliminen los desechos de la sangre.

Al no tomar agua suficiente, esos desechos y ácidos dañinos se acumulan, haciendo que las proteínas obstruyan los riñones, generando así cálculos renales e infecciones.

6 Tu cerebro está más lúcido

Cuando bebes agua suficiente vas a darte cuenta que funciones como recordar, mantenerte concentrado y listo para actuar va a ser mucho más simple.

7 Mantienes tu peso en equilibrio

Y de esto puedo dar testimonio. Desde que recuerdo soy un poco más gruesa que el resto de mi familia nuclear; además, me cuesta mucho más que a mi madre o hermana perder peso. Sin embargo, cuando tomo de manera constante agua suficiente, por lo menos de 6 a 8 vasos de agua, logro mantenerme en equilibrio e incluso pierdo peso.

Advertisement

Cuando una persona bebe agua suficiente  van a tener menos grasa, azúcar, sal y calorías a lo largo del día; es decir, su hidratación es la adecuada, tanto que le ayuda a mantenerse en forma. Añádele a lo anterior que el agua extra llega a reemplazar las calorías dañinas y acelera tu metabolismo pues hace que te sientas satisfecha y no hay esa necesidad de comer para satisfacerte.

8 El funcionamiento de tu corazón mejora

Anteriormente señalábamos que la deshidratación puede matarte, pues está muy ligado a fallos en el corazón.

Cuando una persona bebe agua suficiente, su corazón tiene que esforzarse mucho menos para llevar sangre a todo su cuerpo. Beber poca agua puede deteriorar tu presión arterial y por lo tanto aumentará tu ritmo cardíaco.

9 No te desmayas

Hay personas que son muy dadas a desmayarse y perder la conciencia, esto también está ligado a un consumo pobre de agua.

Cuando los niveles de agua en tu cuerpo disminuyen la presión arterial baja y tu sistema nervioso se descontrola, por lo tanto te desmayas; aún más si las condiciones del clima son arduas (mucho calor) y si eres alguien muy activo.

Advertisement

¿Cuánto debes beber agua al día?

Depende. Si eres hombre, lo que debes consumir de agua es representativo a 15 tazas de agua. Si eres mujer con 11 tazas de agua es suficiente.

Además, ten en cuenta que cuando comes, bebes agua, cuando tomas jugos, leche o preparados que llevan agua, pues tu consumo va en aumento. Añade a esto que si estás enfermo (especialmente con fiebre o diarrea) tu ingesta de agua debe ser mayor.

Riesgos de tomar más agua de la adecuada

Cuando una persona toma agua de más lo que hará es que se diluya la sal en su sangre, generando una enfermedad llamada hiponatremia.

Ahora bien, si tienes algunos problemas de salud y para tratarlos de medican con opiáceos o antidepresivos, debes cuidar tu ingesta de agua que sea suficiente pero no exagerada, para no dañar el tratamiento.

Toma tanta agua para mantenerte hidratado y un buen funcionamiento de tu cuerpo, pero si observas que tu orina es muy clara o que vas mucho al baño por necesidad de orinar, consulta a tu médico.

Advertisement

Quién podría decir que debemos mucho del bienestar de nuestro cuerpo a una ingesta sana de agua. De todas formas, es justo que seas cuidadoso y no lo lleves al extremo. Toma agua según sean tus necesidades, si eres muy activo o si tienes mucho calor; pero siempre desde los límites de lo racional.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.