9 cosas que tu bebé hará el día antes de nacer y durante el parto; si las conoces podrás anticiparte a su llegada

Descubre las 9 cosas que tu bebé hará antes y durante el parto. ¡Te sorprenderás!


Adriana Acosta Bujan

Todas las madres primerizas sienten miedo cuando se acerca la hora del parto, puesto que no saben a ciencia cierta por lo que van a pasar, ¿será que dolerá tanto?, ¿cómo el bebé encuentra la manera de salir?, ¿cuáles son los síntomas para la llegada del bebé? Por tal razón, muchos especialistas, explican las cosas que el bebé hará el día antes y durante el parto, así estarás más tranquila.

  • 1. Encuentra una posición y mueve su cabeza

Cuando se acerca la hora del parto, entre la semana 37 y 42, la cabeza desciende hasta la pelvis, colocándose para nacer, porque la cabecita es la parte de su cuerpo que más pesa y así estará más cómodo. El bebé hará presión contra el cuello uterino para aflojar el tapón de moco y abrir el canal de parto.

¿Qué sentirás?

Cuando inicie el trabajo de parto, la cérvix (extremo más bajo del útero) se abrirá y el útero empezará a contraerse o comprimirse alrededor de 30 a 70 segundos cada una. Sentirás contracciones repetidas, calambres y aumento del dolor en la cérvix, espalda y bajo vientre, también observaras una secreción vaginal con un poco de sangre (moco en la cérvix), además, la ruptura de la fuente (saco amniótico).

Recuerda que los síntomas no son para asustarse o temer la hora del parto, ya que estarás bajo supervisión médica y al cuidado de muchos especialistas. Incluso tu bebé estará tranquilo, se mueve, dará patadas y puede dormir, él sentirá como un masaje delicado sobre todo su cuerpo.

  • 2. Aumentan y disminuyen sus latidos

Los médicos monitorean los latidos del bebé durante el trabajo de parto y el parto, con el objetivo de conocer si existe algún problema y así realizar una cesárea de emergencia. Sin embargo, los latidos del bebé no son constantes, porque éstos van aumentando durante algunos periodos donde el bebé presiona y disminuyen cuando descansa. El rango es entre 110 y 160 latidos por minuto, esto dará una señal a los expertos de que el bebé está lidiando con las contracciones y que todo el proceso va excelente.

  • 3. Respira

Los especialistas, explican que el bebé depende de la respiración de la madre para recibir oxígeno cuando está dentro del útero, a través de la placenta y el cordón umbilical. Cuando llega la hora del parto el bebé se somete a una complicada transición, ya que los bebés practican la respiración en el útero, a la semana 32 hasta la 36, el bebé hará movimientos parecidos a la respiración.

Advertisement

El útero de la madre se contraerá, presionando al bebé para moverlo y salir, al mismo tiempo se expulsa el líquido amniótico de los pulmones del bebé, el sello se rompe y es cuando logra exponerse al oxígeno durante el proceso de parto, pero como todavía está ligado a la placenta el bebé no sufre. En un instante, el bebé inhalara y respirará por primera vez.

  • 4. Duerme en el útero o fuera de él

¡Increíble pero cierto! Se puede describir como un momento tierno y hermoso. El bebé está gastando mucha energía para poder nacer, por lo que las últimas 24 horas antes y durante el parto, el bebé puede dormir una siesta. Todo es posible, por la manera en que funcionan las contracciones, ya que habrá momentos que estará activo y en otros dormirá.

  • 5. Gira para poder nacer

Los especialistas aseguran que sí las contracciones son fuertes y adecuadas, el bebé gira de manera que hace que sea más fácil pasar por el canal de parto, sin embargo, puede girar mirando hacia arriba o inclinado hacia un lado, puede que no sea como el simple movimiento descendente que hayas pensado.

En algunos casos cuando el bebé es demasiado grande o su distribución de grasa en los brazos y el tronco es mucha, el cuerpo se puede estancar, incluso después de salir su cabeza. Por ello, los médicos recomiendan realizar cesárea para evitar cualquier complicación y riesgo.

  • 6. Rompe su colchón

El bebé dentro del útero se encuentra protegido por el líquido amniótico, cuando este se va rompiendo poco a poco, el bebé tendrá contacto por primera vez con el mundo exterior. En algunos casos los bebés pueden defecar dentro del útero, por lo que es muy importante que la madre observe el olor y color de este, ya que puede ser un peligro para el bebé, puesto que correrá peligro al ingerirlo o aspirarlo, si es así, que el bebé puede enfermarse.

  • 7. Cabecita aplastada

Las cabezas de los bebés se van aplastando mientras pasan por el canal de parto, sin embargo, el cráneo está formado de cinco huesos diferentes con espacio entre ellos, lo que permite que los huesos cambien su forma. Pero no hay nada de qué preocuparse porque se restaurarán en las primeras 24 horas.

  • 8. Escucha y reconoce voces

Los oidos del bebé están desarrolladas, por lo tanto puede escuchar todo y distinguir las voces familiares, en especial la de mamá. Es por eso, que los bebés tienen un apego especial con ella, desde que él es un feto puede oír la voz de la madre dentro del útero, ya que todo el líquido amniótico vibra con la voz, incluyendo el mismo bebé.

  • 9. Relajado o estresado

Durante el trabajo de parto y el parto, el cuerpo de la madre libera muchas hormonas diferentes, que a su vez pueden afectar al bebé. Si la madre libera oxitocina, el bebé estará relajado, todo lo contrario de liberar cortisol puesto que el bebé se encontrará estresado.

Recuerda que el parto es un momento único y especial, tanto para ti como para tu bebé, es el momento que tanto has anhelado, para conocerlo, cargarlo en tus brazos y decirle lo mucho que lo amas. Prepárate y disfrútalo al máximo. ¡Ser madre es una gran bendición!

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias