9 formas indirectas en las que tu hijo adolescente te dice que te ama

El amor entre ustedes está transformándose en algo maravilloso. No dejes de ver esas señales que indican que te ama.

Emma E. Sánchez

Cuando hablamos del amor entre padres e hijos, la primer imagen que se viene a nuestra mente es el recuerdo de nuestros hijos. Quienes hemos criado niños y los hemos visto crecer, podemos decir  sin dudar, que el amor que nos dan los hijos cuando son pequeños, es la expresión más pura, inocente y sincera  que nunca antes hayamos vivido.

El amor de los niños es  sencillo y sincero

No hay palabras para describir esa carita feliz cunado lees un cuento y ellos sinceramente creen o se emocionan con tus palabras, los pasteles, las mascotas y los regalos les hacen felices lo mismo que una caja, y no hay ser más extraordinario en este mundo que su papi ni ser más hermoso que su mami.

Los niños pequeños nos hacen sentir que todo lo podemos y por ellos nos levantamos de la cama para salir y buscar lo mejor para ellos. Nunca nadie nos recibirá con la misma ilusión después de un largo día  de trabajo.

El amor de los niños  lo perdona todo y no guarda resentimientos

Podemos regañarles y perder la paciencia, pero ese corazón inocente, les hará olvidar lo malo en cinco minutos y buscar estar en nuestros brazos lo más pronto posible. Así de hermoso y puro es el amor de los pequeños.

Y cuando más los estamos disfrutando ¡ellos crecen! Y por arte de magia dejamos de ser sus héroes, y no quieren pasar más tiempo con nosotros como antes. Entonces los adultos erróneamente pensamos que nuestros adolescentes dejan de querernos y que ellos mismos también nos son difíciles de amar.

Advertisement

Algunos padres pueden llegar a sentirse excluidos o rechazados por parte de sus hijos pero  si te sientes así, debes recordar que el adolescente está buscando su propia identidad que no hacen esto consciente mente para lastimarte.

Los adolescentes aman a sus padres de una manera diferente, pero los aman, y los necesitan cerca aunque parezca todo lo contrario.

El amor entre padres e hijos solo se está transformando. No debes preocuparte. Tu hijo adolescente manifiesta su amor por ti  de diversas maneras:

1 Cuando te platica sus asuntos

Durante la adolescencia, los padres pueden sentir cierto tipo de “distanciamiento”. Los niños que antes gustaban de pasar tiempo con sus padres ahora pareciera que los evitan a toda costa, y hay algo de cierto en eso. Imagina por un minuto que el adolescente es como esa oruga que entra en su capullo para transformarse, lo hace en privado y de una manera muy íntima, aunque esté a la vista de todos.

Si tu hijo mantiene distancia pero de repente se acerca y te platica algo, respira y piensa con cuidado tus palabras, él te está confiando algo y debes evitar emitir juicios, criticar o discutir. Piensa más en cómo continuar el diálogo manifestando tu confianza en sus buenas decisiones y hazle saber que siempre estás ahí para escucharle. Si te confía algo, no lo divulgues.

2 Si invita amigos a casa

Cuando un adolescente invita a sus amigos a casa es una gran señal de confianza en su familia. Colabora si te pide preparar algo o ayudar a llevar a los amigos a casa. Sé respetuosa del espacio pero con mucha claridad en la observancia de las reglas de tu hogar.  Mantén a los otros padres informados de la llegada y salida de los chicos, eso es una cuestión de seguridad.

Advertisement

3 Te pide ayuda

Cierta ocasión mi hermano asistió a una fiesta que pasadas unas horas se volvió peligrosa; trató de salir pero las cosas en la calle estaban aún más complicadas así que no lo dudó y llamó a mi padre para que lo recogiera.

Papá fue por él y pudo sacarlo no solo a él sino a otros amigos de la fiesta que se había salido de control. Mi hermano platica que esperaba una gran reprimenda en el carro por su falta de juicio al haber asistido a esa reunión, pero sorprendentemente, tras entregar a los otros jovencitos y estar solos, mi papá le agradeció su confianza y haberlo llamado para ser él quien le ayudara. Mi hermano aún adulto nunca dudó en llamar a su padre  en los peores momentos de su vida.

4 Te obedece aunque se enoje

La frase favorita de los adolescentes ¡Es injusto! Todo a su alrededor es injusto. La tarea, la vida, las obligaciones, todo, absolutamente todo es injusto para ellos, pero si después de escuchar ese largo discurso tu hijo, hace  lo que pediste y sigue adelante ¡felicidades! Lo has estado criando bien.

Ahora bien, una vez que pase un rato, y el enojo o el malestar haya pasado, acércate a él y confirma el amor, agradece su obediencia y su confianza en ti.

5 Obedece las reglas de casa aunque las critique

Cuando un adolescente está creciendo, muchas reglas de casa le van a comenzar a quedar cortas o muy apretadas.  Si comienzas a observar esto, es tiempo de dialogar como familia y juntos revisar y reconsiderar las normas, ver cuáles necesitan ser actualizadas, abrogadas, y cuales serán inamovibles.

Advertisement

Cuando el joven construye con sus padres, desaparecen los malos sentimientos y las reglas se asumen de mejor manera.  Él ahora sabe que sus opiniones son consideradas y que puede expresarse con libertad y cuando lo haga, reconoce su madurez y buen criterio. Un fuerte abrazo lo dirá todo.

6 Te acepta en sus redes sociales

Si tu hijo te manda una invitación para pertenecer a sus redes ¡no dudes en aceptarlo!  Y por favor, se prudente en los comentarios que hagas de sus publicaciones. De hecho, comenta poco, es su espacio, no lo asfixies ni vivas revisando sus publicaciones.

En esta etapa de vida, el amor de padre e hijo se basa en el respeto y la confianza, no lo defraudes ¡Ah! Y no dudes en mandar tú una invitación. Si te acepta ¡celebra en secreto! Y no le des mayor importancia para no asustarlo.

7 Se acerca a que lo toques o te busca tocar

Un adolescente es un bebé de mas de un metro y con 70 kilogramos más.  Está en período sensible de crecimiento, y todo en él está a flor de piel. Si ya tienen el buen hábito de darse un beso o abrazarse, ¡felicidades! Pero si no, esta es tu segunda oportunidad. No la desperdicies. Toca a tu hijo, una palmada en la espalda, una caricia en su mejilla y un abrazo o un beso espontaneo harán maravillas por él.  Si él es quien se acerca y te toca, no te quites, ni te burles o le niegues el afecto,.

Recuerda: La adolescencia es la segunda y última oportunidad para construir con tus hijos una sana relación.

Advertisement

8 Te hace escuchar su música

Sí ¡ya lo sé! Su música tal vez no es la que a ti precisamente te agrade pero ¿Sabes?, escúchala y pregunta por qué le gusta, te esta dando una invitación a conocerlo a entrar en su vida y eso no tiene precio.

9 Te confiesa malestares físicos o amorosos

Ambos temas trátalos con respeto y seriedad. Su cuerpo se está transformando, su mente y su corazón están pasando por lo mismo. Él mismo no sabe muchas veces lo que siente o lo que le pasa ¿Quién mejor que tú para enseñarle  a recorrer el sendero de la vida.

Tu hijo adolescente te ama, haz tu parte, tú eres el adulto en quien puede confiar. El amor entre ustedes está transformándose en algo maravilloso ¡ya lo verás!

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.