9 hábitos que manchan tus dientes (y cómo evitarlo)

Además de algunos alimentos, hay algunas cosas que debemos dejar de hacer para lograr dientes más blancos


Fernanda Gonzalez Casafús

Dicen que la sonrisa es la carta de presentación de una persona, y para ello, nada mejor que lucir unos dientes sanos y brillantes. Si ya no sabes cómo quitar el color amarillento de tus dientes, hay ciertos hábitos que deberías dejar de practicar.

Está muy de moda ir al dentista y realizarse un tratamiento de blanqueamiento dental, que dejará la dentadura mucho más blanca y brillante, pero que, según los productos utilizados y la periodicidad del tratamiento, puede dañar el esmalte. También, existen decenas de productos de venta libre para usar a diario durante el cepillado, que ayudarán a mantener los dientes más blancos. Sin embargo, además de todo ello, es fundamental tener en cuenta que hay cosas que hacemos a diario que hacen que los dientes se vuelvan más amarillos.

Los dientes blancos no existen

Hace unos años, cuando le planteé a mi odontóloga que el color de mis dientes me disgustaba, y que quería los dientes blancos como la gente de la televisión, se sentó y me explicó que, así como el color del cabello y la piel, el color de los dientes es natural de cada persona, y que algunas personas tienen los dientes naturalmente más blancos, mientras que otras tienen un color más apagado. Pero también me explicó que existen ciertos alimentos que debemos evitar para que los dientes no se manchen.

De acuerdo al sitio Muy Interesante, los dientes blancos no existen, y su color es hereditario, revelándose en distintos matices de amarillo, marrón y gris. Lo que hay en el centro del diente se llama “pulpa”, y a medida que pasan los años, va retrocediendo hacia la raíz, volviéndose los dientes menos brillantes. Con el paso del tiempo el diente pierde su blancura al debilitarse la capa más externa, el esmalte, que, al transparentar, deja ver la capa que hay debajo, la dentina, que tiene un color amarillo grisáceo.

Es cierto que cada vez que vemos a los famosos en las revistas y en la televisión quisiéramos tener esos dientes así de blancos, y también es cierto que cuando vemos la publicidad del dentífrico que promete resultados milagrosos, corremos a comprobarlo. Lo cierto es que, la blancura de los dientes no es natural, y hay que tener demasiado cuidado con los tratamientos que, a la larga, dañan el esmalte y por ende, causan problemas dentales.

Hábitos que amarillean los dientes

Si deseas que tus dientes no pierdan brillo y blancura con el paso del tiempo, puedes seguir estos consejos, según Mejor con Salud.

1.Cepillado menos agresivo

Con el afán de limpiar tus dientes a fondo, puedes estar cepillando demasiado fuerte tus dientes, dañando así el esmalte. Además, si el cepillo es de cerdas duras el daño puede ir en aumento. Algunos colutorios también pueden dañar el esmalte si lo usas muy a menudo. Recuerda limpiar todos los días tus dientes, pero de una forma suave y disminuyendo el uso de enjuagues bucales.

Advertisement

2. No cepillas demasiado

En el otro extremo, si no cepillas tus dientes frecuentemente, pueden acumularse suciedad y sarro que harán que los dientes se vean más amarillentos. Cepilla a diario para obtener dientes no sólo más brillantes, sino también más sanos.

3. ¿Cómo preparas tu ensalada?

Si te gusta aliñar la ensalada con vinagre o limón, ten cuidado con ambas sustancias, pues el ácido daña el esmalte dental. Modera el consumo de vinagre y limón puro en las ensaladas, y espera unos 15 minutos luego de comer para cepillarte los dientes, para no corroer el esmalte.

4. Fumar

Es sabido que el cigarrillo es uno de los grandes culpables de los dientes amarillos. Deja de fumar ya si buscas tener dientes más blancos

5. Demasiadas reparaciones dentales

Si frecuentas mucho el consultorio del dentista y tienes muchos arreglos dentales, los empastes pueden volverse amarillos con el paso del tiempo,y las amalgamas pueden colorear los dientes de color grisáceo.

6. Exposición al flúor

Si el agua que bebes contiene demasiado flúor, ésto también puede causar que los dientes tengan una coloración amarillenta. Sin tratamiento profesional, las manchas de flúor pueden ser muy difíciles de erradicar.

7. Algunas bebidas

El café, el vino tinto, el té negro y las bebidas gaseosas son grandes causantes de la coloración amarilla de los dientes. La capa externa de los dientes es muy porosa y fácilmente puede absorber el tono de las bebidas oscuras. A su vez, los refrescos contienen ácidos que erosionan el esmalte, además de las grandes cantidades de azúcar que causan caries.

8. Apretar los dientes

El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes, y es también es un factor para que los dientes se vuelvan amarillos, ya que se desgasta el esmalte y, al desgastarse, deja ver el color amarillento de la dentina que hay debajo.

9. Algunos alimentos

Alimentos con colores muy fuertes como las moras, frambuesas, espinacas y remolachas pueden manchar los dientes. También algunos alimentos con colorantes artificiales como caramelos, bebidas y golosinas.

Cómo evitar los dientes amarillos

Ya hemos visto la lista de factores y hábitos que hacen que los dientes puedan lograr una coloración amarilla. Lo que debe hacerse para evitar que los dientes se manchen es, en primer lugar, evitar esos hábitos y cepillar correctamente los dientes luego de consumir aquellos alimentos y bebidas que manchan.

Por otra parte, de acuerdo a BBC, y según Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, muchos tratamientos caseros de blanqueamiento no tienen capacidad terapéutica. “Algunos que se anuncian en televisión y prometen un blanqueamiento de hasta ocho tonos, lo cual es imposible”, dice. Por lo tanto, es importante consultar con el dentista antes de gastar una fortuna en tratamientos que no cumplen lo que prometen.

Advertisement

El especialista advierte sobre un cambio en la percepción de lo que es natural y lo que es artificial, y alerta acerca de un nuevo fenómeno: la blancorexia u obsesión por los dientes blancos. “Siempre se quiere más y los pacientes piden tonos de blanco que no existen en la naturaleza”,explica.

No dejes de consultar a tu dentista cuando quieras iniciar un proceso de blanqueamiento dental, así como cuando tengas dudas acerca de cómo cuidar tu dentadura para una mejor salud y un mejor aspecto.

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.