¿Adicción al amor? Dile adiós a la dependencia emocional

Cuando aprendas a amarte como eres, podrás ser capaz de amar a tu pareja, sin miedos o ataduras.

Adriana Acosta Bujan

“No puedo vivir sin ti”, “Mi vida no tiene sentido si no estás a mi lado”, “No puedo hacerlo sin ti”, “No soy nada si no estoy contigo”; estas y muchas frases más pueden parecerte conocidas. Casi todos en algún momento de la vida hemos experimentado la dependencia emocional hacia la pareja. Tal vez, son pensamientos que cualquier enamorado puede pensar (es lo normal); sin embargo, se convierte en un problema emocional cuando en realidad se deja de disfrutar de una vida sin el amor de alguien.

Aunque suene algo descabellado, es importante asumir que “nada ni nadie nos pertenece”, no somos dueños de ese alguien por más que se ame. Somos seres independientes desde que nacemos y así tenemos que aprender a vivir para sentirnos plenos y felices. Una realidad es que estamos tan acostumbrados en dejar nuestra propia vida en manos de alguien más, solo para sentir confianza, protección y seguridad en nosotros mismos, lo que llega a confundirnos con amor o dependencia.

Si logras desprenderte de ese miedo que invade tu corazón, serás capaz de experimentar un amor libre y real; ese amor que mereces, y el cual tienes derecho a sentir. El problema es que algunas personas se sienten poca cosa que no creen fervientemente que alguien pueda amarlas tal y como son; por ello es que se aferran a una pareja aunque sean infelices.

¡Amado, rescátame!

Por lo general, las personas dependientes nunca han experimentado la felicidad, debido a que son incapaces de disfrutar la vida si no es junto con la persona a quien creen amar. Son personas que ocultan sus verdaderos sentimientos y emociones, ya que siempre preferirán aceptar lo que el ser amado diga o disponga; lo que provoca anteponer sus propios deseos, metas y sueños.

Tienen un miedo excesivo al pensar en perder a su pareja que evitan enfrentamientos cayendo en constantes chantajes emocionales. Aprenden a vivir con el dolor y sufrimiento con tal de mantenerlo a su lado, a eso se le conoce como sumisión.

Advertisement

En caso de que hagan algo que provoque algún malentendido con su pareja, tendrán sentimientos de culpa provocándose heridas psicológicas. Son personas celosas que desean tener el control de la vida de su pareja para tener la seguridad de no ser abandonadas; incluso tienden al aislamiento social, porque solo quieren estar con esa persona.

Este tipo de personas desean recibir de manera excesiva afecto, atención y valoración por parte de su pareja; por lo que suelen demandar orientación para tomar decisiones y protección en sentido amplio, como si fuera la otra persona una especie de salvador.

Libérate para ser feliz

La dependencia emocional se caracteriza por un déficit de autoestima y desvalorización de uno mismo, relacionando la creencia de no valer lo suficiente, por lo que se tiende a idealizar y a buscar en la pareja el apoyo y la seguridad. Por tal razón, es importante aprender a liberarse:

1 Busca el amor en ti

Para poder amar a otra persona será importante aprender a amarse uno mismo; deberás hacer una retrospectiva y reflexionar en las carencias de afecto que tienes. Se trata de recuperar tu autoestima, confianza y seguridad, creyendo que eres capaz de ser feliz sin la necesidad de estar con alguien. Será momento de consentirte, de aceptarte tal y como eres, de abrazarte, de mimarte y de tener en mente que tú eres la prioridad número uno.

Evita vivir tu vida dependiendo de la aprobación de los demás, disfruta tus éxitos y apláudelos, cierra capítulos del pasado que te han atormentado y comienza de nuevo; conócete a ti mismo para que puedas saber qué es lo que quieres, qué buscas y cuáles son tus sueños; así podrás concentrarte y trabajar en ello.

Advertisement

2 Confía en tu pareja

Una vez que estés consciente que eres una persona valiosa y que tu pareja te ama tal y como eres, con esos defectos y grandes virtudes, será tiempo de aprender de confiar en tu pareja. El amor en una relación se basa en la confianza, si se carece de ella es muy difícil tener una relación exitosa y plena.

Comienza a liberarte y liberar a tu pareja, dale su espacio, su independencia. Ten en mente que tu pareja te ama y que no deberás dudarlo ni un segundo. Deposita el miedo al abandono en el olvido.

3 Diferentes maneras de amar

Uno de los obstáculos que se interponen a sentir el verdadero amor, son las creencias que se tienen arraigadas de lo que es amar. Tal vez tuviste una infancia donde tus padres se demostraban su amor de manera discreta, o todo lo contrario, se demostraban su amor sin prejuicios. Eso es lo que aprendiste y por ello crees que tu pareja debe de actuar de manera similar.

Sin embargo, deberás tomar conciencia de que todos tenemos diferentes formas de amar; por ejemplo: unos suelen amar de manera fría y otros no, unos pueden demostrar su amor con cosas materiales, otros aman con acciones y detalles. Por ello, debes aprender cuál es la manera de amar de tu pareja, para que no te desilusiones o lo llegues a idealizar.

4 Sé valiente

Si desafortunadamente tu relación te ha llevado al límite y eres víctima de violencia, será momento de ser valiente para recuperar tu amor propio, tu esencia y ser. Tal vez eres dependiente emocional porque te crees incapaz de luchar por tu propia cuenta, de conseguir tus sueños y de ser feliz; la incertidumbre al futuro te ha mantenido inmóvil y por ello es que no concibes vivir sin tu pareja aunque sea una relación tóxica.

Advertisement

En estos casos, será importante considerar pedir ayuda externa de cualquier experto para que te ayude a recuperar tu integridad y de esa manera logres liberarte.

La dependencia emocional puede convertirse en un trastorno psicológico grave, que lleva a algunas personas a la depresión y ansiedad. El miedo al ser abandonadas es más fuerte que cualquier otra cosa, por ello en ocasiones suelen victimizarse y hacerse daño ellas mismas con tal de conseguir que su ser amado permanezca a su lado.

Lo que no se dan cuenta es que lo que sienten no es amor sino dolor, frustración y un profundo sentimiento de desvalorización hacia sí mismas.  Aprende a amarte y así amarás a los demás.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias