¡Advertencia a todas las mamás con bebés pequeños! Los cambiadores en los baños pueden ser peligrosos

¡No los uses en estas condiciones!

Adriana Acosta Bujan

La mayoría de las madres saben que salir con su bebé implica llevar toda una maleta para cualquier imprevisto, entre pañales, toallas húmedas, cremas, talco, mamilas, leche en polvo, otro cambio de ropa, etcétera. Salir a la calle puede parecer toda una aventura, como si te fueras de viaje, sin embargo, todo es necesario, ya que en cualquier lugar público si no se toman las medidas higiénicas necesarias, el pequeño puede contraer algún tipo de infección.

Una publicación realizada por Jessica Wayman, acusó temor y controversia a muchas madres que utilizan los cambiadores de pañales públicos, ya que advirtió sobre los peligros que tienen para los bebés. Según Jessica, a pesar de que las madres lleven una manta para colocar a su hijo sobre el cambiador, sugiere que este se debe limpiar con toallas desinfectantes antes de hacerlo, puesto que muchas veces se ha encontrado con unas rayas negras que le indican que los cambiadores son utilizados por personas adictas a las drogas,  como si fueran mesas para aplastar el producto. El problema es que si el bebé se mete a su boca la manta, podrá causarle un daño grave.

Puede que la publicación sea cierta, sin embargo, es importante tomar estas medidas de seguridad y de higiene antes de cambiar a tu bebé en un lugar público:

  1. Resistente y estable

Muchos de los cambiadores públicos tienen años de uso, por lo que pueden estar poco firmes y resistentes, por ello, asegúrate antes de colocar a tu bebé en que no está dañado y que es lo suficientemente fuerte para soportar el peso. Para hacerlo solo debes presionar con tu cuerpo y recargarte en el cambiador, así observaras si es estable para evitar un imprevisto. Recuerda es mejor prevenir que lamentar.

  1. Altura

A pesar que los cambiadores públicos están colocados en una altura estándar, debes saber que no todos tenemos la misma medida, por ello, sí tú eres bajita lleva contigo un pequeño banco para alcanzar y estar cómoda cuando cambies a tu bebé. Ya que el momento de la higiene es importante para tu pequeño, porque es donde él se sentirá más mimado y consentido, por consiguiente debes estar a su altura por su seguridad y la tuya.

Advertisement
  1. Limpia antes de colocar una manta

Nunca está por demás limpiar el cambiador con algunas toallas desinfectantes o un algodón con alcohol, para evitar cualquier tipo de bacterias o virus que puedan causar enfermedades a tu bebé. Luego coloca una manta y cámbialo con confianza. Procura que la manta que utilizas para los cambios sea exclusiva para ese fin y no para después cubrir o tapar a tu pequeño.

  1. Tener todo lo necesario

Si es posible siempre pide ayuda o ve acompañada de alguien a un cambiador público, para que te auxilie en tener todo a la mano (pañal, toallas húmedas, talco, cremas) y no descuidar ni un segundo a tu bebé, ya que suele pasar que algunas veces los pequeños ruedan o hacen volteretas y se caen lastimándose gravemente. Recuerda la importancia de observar todo el tiempo.

  1. Deja limpio

Pensar en la seguridad y la higiene de otros es un acto humanitario, por lo que te recomiendo siempre volver a dejar el cambiador público limpio y desinfectado para que otra persona lo pueda usar, sin importar sí la otra mamá es cautelosa o no.

Estas medidas de seguridad e higiene no solo sirven para los cambiadores de pañales, sino que también para los baños en general. Ten mucha precaución cuando tu pequeño es más grande y utiliza el retrete, siempre acompáñalo y desinféctalo antes de usarlo, así como indícale que debe lavarse las manos después de ir al baño.  Cuida la salud de tu hijo y sé más precavida, no importa que cargues con toda una maleta, la seguridad es primero.

 

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias