Alimentos que se pueden almacenar para afrontar momentos de dificultad

Los tiempos difíciles no se anuncian y no se hacen esperar, es por esto que muchas veces es mejor "prevenir que lamentar".

Erika Patricia Otero

Estaba en la universidad cuando escuché la historia que te contaré el día de hoy. Esta, hasta este momento vive en mi cabeza como una lección de vida.

Una tarde estábamos reunidos en la cafetería de la universidad hablando sobre los conflictos de la humanidad; esto, dado a que estábamos leyendo un libro sobre la vida de Adolfo Hitler. Fue entonces cuando un compañero de estudio nos contó que cuando vivía en Bogotá conoció a una anciana mujer polaca.

Palabras más o menos nos relató cómo la mujer le había contado que era sobreviviente de un campo de concentración. La mujer le enseñó el típico tatuaje de números con los que en ese tiempo solían marcar a los judíos. Ella le contó cosas aterradoras, pero lo que más le sorprendió a él fue lo que le mostró luego de tener un poco más de confianza.

LLevó a mi compañero de estudios hasta una habitación en el segundo piso de su casa. Estando allí, frente a él abrió la puerta de un closet grandísimo que tenía. Según él, este armario tenía un fondo falso que ella corrió; lo que vió lo dejó atónito: la mujer tenía guardados una cantidad indecente de alimentos enlatados, arroz y otros no perecederos para momentos de dificultad.

Él, sorprendido por esto le preguntó la razón por la que guardaba tanta comida. Según el dijo , ella le respondió: «Nunca jamás volveré a pasar hambre como cuando era niña«.

Advertisement

Nunca es demasiado

Uno nunca piensa que algo tan preocupante como una guerra o una pandemia pueda suceder, pero pasa. Lo peor es que no estamos preparados para enfrentar esos sucesos.

La realidad es que tampoco existe una cultura generalizada del ahorro y almacenamiento de alimentos y otros productos de primera necesidad. Pese a esto, cada día se hace necesario que nos adentremos en el tema, si queremos evitar que nuestra familia y nosotros pasemos dificultades.

La realidad es que no es tan difícil ni tan sacrificado como parece. Es cierto que muchas familias no cuentan con los recursos necesarios para tener un almacenamiento de alimentos o productos de aseo y limpieza; sin embargo, tampoco es cuestión de guardar 10 cosas de cada alimento no perecedero de una sola. Un buen almacenamiento puede hacerse de manera paulatina, adecuada y rotativa para evitar que lo que se guarde se dañe por efecto de los años.

Forma adecuada de almacenar alimentos

Lo primero que debes asegurarte es de que el lugar donde vas a almacenar los productos sea un lugar fresco y a la vez seco. Un rincón debajo de una cama que da al patio y por donde pasa la humedad de la pared exterior no va a servir.

Almacenamiento de granos y cereales

Elige el lugar que quieras en tu casa, siempre y cuando sea seco y fresco donde los insectos y otros animales no vayan a dañarlos.

Advertisement

Al comprar alimentos como chocolate, sardinas, atún, arroz y otros granos y cereales, ten siempre en cuenta de buscar la fecha de producción y vencimiento de los alimentos. No compres o guardes alimentos que tienen una fecha muy pronto de vencimiento; perderás lo que guardes si no tienes en cuenta esto.

Supón que tienes para almacenar una libra de arroz, 1 de arveja, 1 de frijol y 1 de garbanzos. Al ser alimentos secos o cereales o granos, lo que vas a hacer es ponerlos cada uno en recipientes hermeticos de plastico o vidrio. Luego, lo que harás es poner en cada recipiente una hoja de laurel; es decir, guardas la libra de arroz en el frasco de vidrio y pones una hojita de laurel, después lo cierras y guardas en el lugar designado. Después de envasado, coloca una etiqueta con la fecha de guardado; esto con el fin de que puedas ir rotando, consumiendo y reemplazando los que vas consumiendo. De esta manera jamás tienes alimentos caducados.

Con los alimentos de lata (maíz, tomate, cebollas, etc) lo que harás es solo ponerles la fecha de guardado y los pones en la zona reservada para ellos.

Almacenamiento de agua potable

En efecto, el agua también se puede reservar, solo que esta va a durar en buen estado 3 meses si sigues las instrucciones que se darán a continuación.

Ten en cuenta que el agua debe provenir de una fuente de agua purificada para no tener que hervirla; de otra manera, habrá que someterla a purificación.

Advertisement

Ya hervida o pura lo que debes hacer es ponerla en contenedores resistentes, que no goteen e irrompibles. Consideren el uso de las botellas de plástico que comúnmente se usan para jugos y refrescos gaseosos. Recuerda que estos envases deben estar lejos de la luz del sol o de fuentes de calor.

Fecha estos recipientes para que de esta manera puedas rotar también el consumo del agua almacenada y renovada cada tanto. Recuerda que el agua se deteriora si no la reservas de la manera adecuada.

Almacenamiento de alimentos perecederos

Con estos hay que tener más cuidado porque van a durar muy poco tiempo, pero también se pueden almacenar.

Puedes picar y congelar cebolla, zanahoria, tomate, papa, yuca entre otros. La situación es que si te ves en un escenario donde no tienes luz, la descomposición de estos va a ser pronta.

Para finalizar, si deseas saber más sobre el tema y sobre guardar alimentos a más largo plazo, me tomo la libertad de dejar el link a una página que maneja el tema con más experticia que yo. Te garantizo que te sacará de apuros,; conmigo y mi familia lo está haciendo en estos momentos.

Advertisement

Lee también: Finanzas familiares sanas en medio de una crisis económica global

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.