Apego emocional: entre el amor, la necesidad y el deseo

No dejes que el apego emocional controle tu vida, tus deseos y tu forma de ser. Conoce las claves para salir adelante.

Viviana Dominguez

Cuando se habla de relaciones tóxicas, con personas narcisistas, abusivas o dependientes emocionales, olvidamos hablar de la otra parte, es decir, de las personas que atraen a una pareja con un comportamiento irregular. Por eso hoy deseo compartir información acerca de las personas que sufren de “apego emocional” a personas completamente insalubres.

Primero, déjame aclarar dos entendimientos opuestos pero aceptables cuando se habla de apego.

En nuestra cultura el apego no significa nada malo, por lo contrario, es bueno tener apego a tu familia, costumbres y tradiciones; sin embargo en este caso voy a referirme al apego que es sinónimo de «adiccion«, como bien lo aclara el Psicólogo Walter Riso en su nueva obra literaria.

El apego emocional

De acuerdo al  Psicólogo y autor del libro “Desapegarse sin anestesia” y otros más que tratan el tema, “el apego ( y no solo en la  pareja) es uno de los peores sufrimientos de la sociedad actual”. Para el autor, el apego es un vínculo obsesivo con una persona, objeto o idea.

Por lo general, los apegos no son a personas saludables; por el contrario, nos apegamos a las personas más egoístas, narcisistas o abusivas porque solo con ellos podemos sufrir las consecuencias.

Advertisement

Para clarificar este punto déjame dar un ejemplo: en una pareja donde uno de los integrantes es dependiente emocional, estará dando cerca de un 70 % de amor, dedicación y esfuerzo para tener que soportar el maltrato del cónyuge y recibir el mínimo placer.

Parece cruel y hasta ridículo, pero es así; las personas que sufren de apego emocional a una pareja, recorren un camino largo de desvalorización y miedos que lo llevan a perder la dignidad y respeto propio.

Las 4 creencias falsas que sostienen este tipo de apego

Estas creencias te llevan a estar en un continuo estado de estrés, control y miedo, por lo que no estás preparado para una pérdida.

-Creer que todo debe quedar como está: la idea de permanencia es tan fuerte que cuesta entender que todo cambia, por lo que un pequeño cambio en sus vidas es una pérdida terrible.

-Creer que es lo único que puede hacerte feliz: Generalmente el apego está ligado a ese corto momento de placer que el cónyuge le brindó. Como sabe que no se repite a menudo, la persona se queda “enganchada” en ese momento único, idealizando y minimizando el maltrato.

Advertisement

-Te sientes segura/o : La idea de sentirse seguro en una persona que tiene apego es muy singular: debe pagar un precio muy alto para conservar a la persona, está pensando siempre en cómo agradarle, y vive con un miedo extremo a perder; no obstante esa persona, cosa o idea le hace sentir segura.

-Te da un sentido a la vida: Este punto tiene que ver con el anterior; claro que te da un sentido de vida, ya que vives únicamente enfocado en la cosa, persona o idea la mayor parte del tiempo.

El apego a las ideas o cosas

Elegí escribir sobre este tema porque al leer el libro de Walter Riso “Desapegarse sin anestesia”, encontré algunas similitudes en mi propia conducta, especialmente en el apego a las ideas. De acuerdo al autor, las mismas creencias que acabo de mencionar, también se aplican cuando tenemos apego a las ideas u objetos.

Es decir, apegarse a una idea se da cuando, aunque aceptas ideas diferentes, sigues pensando que la tuya es la correcta, porque siempre te funcionó, y realmente no deseas cambiar tu forma de pensar. No estoy hablando de opiniones sobre temas, o gustos; estas ideas se refieren a la forma en que percibes la realidad.

Todos tenemos una forma diferente de percibir la realidad, somo todos distintos, y traemos nuestras propias historias de vida. Y de eso se trata, aceptar que hay formas diferentes de encarar la vida y a veces mucho mejor. Una característica de las personas apegadas a las ideas, es que suelen ser muy autocríticas, y criticar a los demás.

Advertisement

La inmadurez emocional, la necesidad, y el deseo

El autor usa estos términos para describir aspectos de las personas que sufren del apego. Primero, menciona que la inmadurez emocional conlleva un nivel bajo de tolerancia a la frustración, es decir,  que se frustra por pequeñas cosas. Esto pasa porque las cosas no suceden como ellos quieren o piensan.

Las personas apegadas a una persona, idea o cosa, tienen una gran “necesidad” de aferrarse a eso; no eligen libremente, sino por impulso a satisfacer su necesidad de placer. Vale la pena aquí diferenciar las necesidades primarias, que son las básicas de cada personas, y las necesidades secundarias las cuales tienen un vínculo estrecho con la “necesidad”.

Desear de  manera excesiva afecta normalmente la vida emocional y física de las personas. No está mal desear o proponerse lograr objetivos en la vida, lo peligroso es desearlo tanto y no estar dispuesto a perder.

Teoría del apego en los adultos

Chris  Fraley, Profesor del departamento de Psicología de la Universidad de Illinois, aclara un concepto muy importante respecto al el origen del apego en las personas adultas. El profesor explica, que de acuerdo a la  “teoría del apego en los adultosdesarrollada por el Dr.John Bowlby, la misma relación emocional  que una persona tiene con sus padres, será la forma en la que se relaciona con su pareja”.

Esto significa que, si durante la infancia, recibimos el cuidado, seguridad y amor por parte de nuestros progenitores, buscaremos personas autónomas emocionalmente en nuestra adultez.

Advertisement

Pero si por el contrario, durante nuestra niñez recibimos desamor, negligencia o cualquier otro abuso, muy seguramente tendremos a crear un vínculo parecido con nuestra pareja, incluyendo un gran “apego”.

Algunos consejos para abandonar el apego

Como mencioné al empezar este artículo, después de leer el libro pude reconocer algunos patrones de apego en mi persona, por lo que inmediatamente empecé a trabajar en algunos puntos importante para el desapego, que deseo compartir.

-Comprender que todo cambia, y nada es permanente

-Cuando deseas algo, separa el deseo  de la persona o cosa

-Cuida más de tus propias necesidades primarias y  emocionales

Advertisement

-Habla con amigas del tema

-Cuando quieres o necesitas algo, primero piensa, qué placer  trajo que no puedes dejar de querer (la cosa o la persona). Recuerda que quedamos enganchados en el momento placentero de la situación, no a la persona o cosa.

-Practica la meditación

Conclusión

Nada más lindo que estar enamorado/a , de sentirse libre de poder hablar juntos sobre las cosas, que puedan crecer por separado, ser independientes pero juntos, tener pensamientos y emociones propias, y unirse en el amor; de eso se trata estar libre de una pareja tóxica. No dejes que el apego emocional controle tu vida.

Toma un momento para compartir ...

Viviana Dominguez

Viviana es originaria de Argentina, madre y psicopedagoga. Disfruta de pasar tiempo con su familia, escribir, seguir cultivándose y reír.