Aprendizaje en casa: consejos para no sucumbir en el intento

Con estas pequeñas recomendaciones tu hijo puede aprender mucho en casa y aumentar su rendimiento escolar.

Emma E. Sánchez

La crisis epidemiológica de 2020 nos hizo a volver a casa, y en el caso de la educación de los niños,  como padres, nos obligó a involucrarnos como no se había hacho en varias generaciones atrás.

Al entrar en tal contacto con nuestros hijos y sus aprendizajes, muchos padres descubrieron muchas cosas, entre ellas, por ejemplo, que son inquietos, que requieren muchas veces de atención personalizada por parte del profesor, que extrañan mucho a sus amigos y que con ellos se llevan a cabo muchos de los aprendizajes más importantes, y que las emociones son fundamentales para que el aprendizaje se dé y se consolide.

Los niños aprenden mejor de quienes ellos aman

Entre las cosas más fantásticas que los padres recordaron o los más jóvenes aprendieron, es que nuestros hijos pueden aprender y fortalecer sus aprendizajes académicos en casa con un poco de esfuerzo, trayendo con esto un aprovechamiento mayor en el aula.

Si eres madre de hijos en educación básica, estoy segura que estas ideas te serán de gran utilidad para seguir apoyando a la educación de tus hijos, ya sea que vayan a la escuela, estudien en casa  o estén en algún sistema híbrido de educación a distancia o semi presencial.

Un espacio para aprender

Definitivamente es necesario tener un espacio dedicado para crear más que para estudiar. Olvida un poco la idea del escritorio lejano de todos donde no haya ruido, hoy debemos pensar en una mesa multiusos. Si bien es bueno que tenga una computadora para realizar los trabajos y la investigación, una mesa con materiales para practicar, probar, y experimentar es mucho más atractiva para los niños.

Advertisement

No necesariamente debe ser privada; se ha comprobado que la cocina es un lugar perfecto  cuando se trata de niños menores de 12 años, pues mamá los observa y ayuda, y hay utensilios y materiales cerca para practicar y aprender juntos.

Importante: apaga la Tv y aleja lo más que puedas de esta mesa de trabajo

Puedes poner una planta, reglas, lápices, colores, tijeras y materiales de re uso y de construcción, busca crear un ambiente más que para aprender, para hacer, experimentar, crear, hacer tareas, disfrutar y entonces el aprendizaje se dará por añadidura.

Horarios y rutinas

Los seres humanos somos seres de hábitos y si son buenos, nos llevarán al éxito sin lugar a dudas.

Si los niños están en casa, es necesario tener un horario de actividades que incluya tiempo libre y de ocio.

Según el horario de trabajo de los adultos, se pueden organizar horarios de trabajo a la mesa juntos para estar cada quien haciendo lo suyo, pero colaborando con los más chicos.

Advertisement

Si tu niño requiere de apoyo para sus trabajos, ¿quién estará con él?

Si tienes hijos adolescentes, seguramente los requerirán de trabajar más tarde o con cierta privacidad sin caer en lo privado o distanciados.

Cada familia debe organizar sus actividades y definir lo que pueden hacer juntos y lo que definitivamente requiere privacidad

Las agendas de gran tamaño y a la vista de todos pueden ser de gran ayuda. Te recomiendo en particular el notar en esa agenda el tema del proyecto de los niños, o los aprendizajes de esa semana o mes, verás que entonces todos se podrán involucrar y aportar.

Las distracciones que hay que evitar

Así como hay una área para dormir, una para asearnos y otra para comer, debe haber una para trabajar y otra para divertirse.

Es divertido de vez en cuando por ejemplo, comer viendo la tv en cama pero nunca es buena idea comer donde nos aseamos, ¿cierto?

Advertisement

Nuestro lugar de trabajo no es un lugar bueno para tener los videojuegos, ni siquiera las mascotas, ellas pueden andar por la casa, pero si se convierte en una distracción en el momento de trabajo o estudio, hay que retirarlo.

Los celulares o tabletas son bienvenidas en la mesa de trabajo siempre y cuando no se estén usando para revisar las redes sociales, pues entonces se convierte en un distractor muy fuerte.

Planeadores y calendarios

Los niños y adolescentes debes ejercitar y practicar constantemente la puntualidad y la responsabilidad hasta que se convierta en un hábito totalmente adquirido.

En una pared puede estar un calendario de buen tamaño donde se puedan anotar las fechas de entrega de trabajos, esto les ayudará a administrar su tiempo, recursos y cumplir oportunamente con lo que se les requiere.

Algo que los profesores pocas veces enseñan, y que los padres pueden hacer de manera excepcional, es a organizar el trabajo en pequeñas tareas hasta lograr una gran meta. En ese calendario pueden anotar esas pequeñas tareas, un color para cada hijo o materia.

Advertisement

Esto funciona muy bien ¡ya lo verás!

La vida saludable

Otra gran tarea que no se aprende tan bien en la escuela como se puede adquirir hábitos saludables en el hogar.

Todo lo referente a la alimentación y el ejercicio es hoy en día fundamental, pues de aquí se deriva la disminución de la ansiedad, el estrés y la salud mental en general. La buena actitud hacia la actividad física se consolidad en el hogar.

La tecnología y tu hijo

La contingencia de 2020 obligó a miles de docentes a moverse y mover a sus niños hacia la educación en línea. Una vez más, comprobamos que la educación en línea no es la forma sana, normal o humana de educar a un menor, especialmente a los niños menores de 10 años y a los prescolares.

Los niños de estas edades requieren del trabajo con sus pares y con sus maestros, los niños requieren de contacto humano, tocar, manipular, jugar y correr, experimentar en sociedad el mundo donde vive.

Advertisement

Por eso es muy importante que no caigas en la trampa de poner a un pequeño frente a un monitor durante horas. No es sano.

El uso de los dispositivos electrónicos deben limitarse  ¿cómo y cuánto tiempo? Esa es tu decisión.

Observa  a tu hijo y él te dará las respuestas que necesitas. Se trata de encontrar un término medio entre el tiempo que pasa en línea conectado a una clase o a un juego y el tiempo que usa para leer, jugar al aire libre o pasar tiempo  con su familia.

Mantén comunicación con su maestro

Especialmente cuando se trata de dificultades de aprendizaje, habla con él y juntos busquen la mejor manera para que tu hijo las supere y logre sus metas. Si tú estás a cargo de su educación, entonces no dudes en contactar un especialista o pedagogo para ayudarte con algún tema o barrera que rete a tu pequeño.

Los maestros y padres aprendimos mucho y entendimos que debemos actuar juntos, de la mano por y para el bien de nuestros pequeños.

Advertisement

Esta lección jamás debemos olvidar.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.