Bebé de 19 meses muere luego de que autoridades que la tenían detenida negaran el cuidado médico que necesitaba

Un sueño truncado, una denuncia y un adiós para siempre.


Mariel Reimann

“Bebé de 19 meses muere luego de que las autoridades migratorias que la tenían detenida le negaran el cuidado médico que necesitaba”, es la presunción que llevó a Yazmin Juarez, 20, a hacerle una demanda a las autoridades del estado de Texas por la falta de atención médica que su hijita recibió al contraer una infección respiratoria durante el tiempo que estuvo detenida junto a su madre. ga

Luego de un diagnóstico serio, según lo reporta CNN, el único medicamento que le habían indicado tomar fue tylenol.

Mariee contrajo la infección respiratoria y sus abogados alegan que “hubo una terrible falta de tratamiento durante casi un mes”. Mariee y su madre fueron liberadas del centro de detención luego de que la gravedad de la pequeña aumentara. Yazmin, llevó a su hija a Nueva York, en donde perdió su batalla falleciendo al poco tiempo.

Cruzar la frontera para salvar la vida y el futuro de sus hijos

Aunque un tema difícil de entender para quienes no estamos en una situación similar, lo que muchas madres y padres hacen al cruzar al menos tres fronteras es, literalmente, arriesgar todo por un futuro mejor, un futuro diferente, un futuro existente para sus hijos.

De acuerdo a los medios, la mayoría de estos padres emigrantes de sus países, huyen de la terrible violencia desatada por el poderío de las pandillas, y el tráfico incesante de drogas.

“Si mi país estuviera bien, estaría feliz con mi hijo”, dijo Flores a NBC News..”No trataría de cruzar”.

La desesperación por darle a sus hijos una vida con la posibilidad de una infancia y el derecho a soñar, moviliza a cientos de hombre y mujeres a través de las fronteras, aún sabiendo que al hacerlo pueden perder lo último que les queda.

Advertisement

Un poder que nace cuando nos convertimos en padres

Definitivamente hay un antes y un después en la vida de la mayoría de los seres humanos cuando nos convertimos en padres. No hay nada que no estemos dispuestos a mover, río que no estemos dispuestos a cruzar, ni montaña que se nos cruce en el camino cuando hablamos de la felicidad de nuestros hijos.

Pero, de ¿dónde sacamos esta fuerza y cómo llegamos a convertirnos en esa persona que desafiará al mundo?

La respuesta es más simple que la pregunta: queremos que nuestros hijos sean felices.

Aunque no todos los padres cruzaremos una frontera (yo lo hice), ni tendremos que sacrificarnos al extremo que madres como Yazmin lo hacen y lo seguirán haciendo, todos peleamos por la felicidad de nuestros hijos.

Peleemos de la mejor manera

En nuestra búsqueda por la felicidad de nuestros hijos, los expertos nos dan algunos consejos que todos como padres podemos aplicar, sea donde sea que nos encontremos y bajo las circunstancias que sean.

“La falta de felicidad: La clave para un niño feliz”

Parece una contradicción, y semánticamente lo es, pero el resultado no lo es. Según el Dr. Robin Berman, lo padres de hoy en día, actuamos como “chupetes humanos”. O sea, tratamos de calmar las situaciones difíciles por las que pasan nuestros hijos, corremos y arreglamos todo, y hasta a veces controlamos tanto que atajamos el problema antes de que pase y a veces sin saber si va a suceder o no.

“Para tener niños felices, debes enseñarles a tolerar la infelicidad. Le diría al padre que hubiera sido más útil enseñarles a trabajar a través de sus grandes emociones, sentimientos como la ira, la frustración y, sí, la decepción, en lugar de tratar de protegerlos de las mismas”, explica.

Como padres nos vamos a encontrar millones de veces en frente de problemas que no vamos a poder cambiar o solucionar por nuestros hijos, pero lo bueno, es que el secreto está en darles a nuestros pequeños las herramientas necesarias para manejar los obstáculos de la vida para lograr la felicidad.

Papás, mamás, sientanse orgullosos de sus logros con sus hijos; de los más grandes y de los más pequeños. Cada abrazo, cada beso, cada caricia y palabra de aliento. Un día no muy lejano, ese momento de amor creado por ustedes será el recuerdo que los alentará a seguir luchando por una vida más feliz, por una vida mejor; libre de violencia y de miedos.

Lo están haciendo bien, sigan luchamdo por ese mundo mejor para sus hijos.

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Mariel Reimann

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.