Caminar no sólo te da más salud también curará tus penas y te volverá más creativo

Ya sea por salud, necesidad de concentrarte o simplemente para olvidar las penas, este ejercicio puede ser la solución que andas buscando.


Emma E. Sánchez

Para nadie es novedad que el caminar diariamente mejora la salud en general, ayuda a controlar el peso, da tono muscular a las extremidades proporcionando un descanso reparador y una relajación casi inmediata.

Pero algunos expertos como José Ángel Obeso, Director del Centro Integral de Neurociencias de Madrid, España, ha comprobado que caminar también hace que nos volvamos más creativos y sobre todo, más felices.

Mejor con salud publicó parte del trabajo del Dr. Obeso donde el confirma que el caminar o hacer paseos diarios, funciona como una terapia que favorece a quien vive con depresión, problemas o frustración.

Hace muchos años, era muy normal y común que las familias salieran a dar un paseo y caminar por algún parque y disfrutar la tarde o también sabemos de esa vieja recomendación de “si te enojas con tu esposa, salte a caminar”, todas relacionadas con el sentirse mejor después de caminar, relajarse y disfrutar.

Hoy en día, la gran mayoría de nosotros pasamos por momentos de mucho estrés, ansiedad, tristeza y hasta soledad, mismos que, en verdad afectan toda nuestra vida y en particular y casi de manera inmediata nuestra capacidad de concentrarnos, recordar, aprender, crear y pensar.

El Dr. Obeso, sostiene que si camináramos diariamente, todos estos aspectos de nuestra vida mejorarían drásticamente.

Entre las cosas que debemos reconocer para tomar conciencia de ellas y cambiar son:

Debemos de proporcionar cosas nuevas y desafiantes a nuestro cerebro

Si a diario acostumbras hacer lo mismo una y otra vez, inclusive, ver lo mismo siempre, tu cerebro se aburrirá y dejará de “crecer y desarrollarse” esto es, que las neuronas dejan de trabajar entre ellas.

Advertisement

Caminar le permite a tus sentidos estar atentos a algo nuevo a cada momento, de ver algo diferente, descubrir nuevas rutas, y ver o convivir con personas diferentes.

La rutina nos desanima, aburre y el cerebro deja de aprender

Esto es el principio de la degeneración cerebral y la pérdida de funciones valiosísimas. Busca hacer cosas diferentes, divertidas, estimulantes, eso es como una crema de “rejuvenecimiento cerebral”

Hay que guardar momentos para la contemplación, el disfrute y la creatividad

Y si ya te está interesando el tema espera a leer lo siguiente:

Caminar “desconecta” el cerebro

A mí me pasa que mi mente todo el día sigue pensando en el trabajo, en los pendientes que debo realizar e inclusive en sueños sigo pensando en trabajo. Cuando comencé a caminar, me di cuenta, que pasados unos 20 minutos, mi mente dejaba de pensar y se distraía, entonces yo comenzaba a relajarme. Es tan bueno ¡dejar de pensar un rato!

Lo que sucede es que el cerebro comienza a oxigenarse y entonces se estimula el lóbulo frontal relacionado con la creatividad y el estado de ánimo, en ese momento de manera natural se liberan endorfinas y ¡todo se mucho mejor en la vida!

Mejora el ánimo, mejora la creatividad

EL cerebro ya tiene oxígeno, te sientes optimista y el estrés se quedó de lado, ahora comienzan a fluir las buenas ideas.

Caminar libera

Comencé a caminar sin darme cuenta, tenía un serio problema que buscaba resolver a larga distancia y pasaba largos periodos de tiempo en el celular, así que caminaba buscando buena señal y los pasos comenzaron, luego mientras esperaba la llamada caminaba y caminaba, enojada a veces y otras llorando. Las semanas pasaron, el problema se solucionó y entonces caminar ya era necesario, al terminar, estaban mis piernas agotadas, pero en verdad que me sentía libre y feliz. El siguiente paso fue correr.

Nuestro regreso a la naturaleza

Dejar el celular de lado, no escuchar música, solo los sonidos del campo y ver plantas, animales haciendo sus deberes y hasta sentir el aire, el sol y el frío te hacen sentir diferente, es algo especial de vivirlo.

Renueva el contacto contigo mismo

Lo mejor de caminar es que experimentarás momentos de verdadera soledad y no tendrás otra opción más que aprender a estar contigo, escucharte, entenderte mejor y al final lograr esa idea tan vieja y que muchos han olvidado: el auto respeto.

Ponte a caminar diariamente y descubrirás de lo que te estoy hablando.

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.