Cómo afrontar las Fiestas decembrinas sin ese ser querido que falleció

Cuando un ser querido ha fallecido, es difícil sentirse feliz en Navidad y Año Nuevo. Estos consejos pueden ayudarte a sentirte mejor.

Adriana Acosta Bujan

Era un día como cualquier otro; mi esposo salió muy temprano de casa porque iba a participar en un maratón en otro estado de la República Mexicana. Cuando llegó a su hotel donde se hospedó, me mandó un mensaje diciéndome que me amaba y que se iba a dormir temprano porque se sentía cansado del viaje.

En la mañana siguiente recibí una llamada extraña de un número desconocido, cuando contesté solo escuché mi nombre “¿Usted es la señora Leonor? Respondí, “sí, soy yo”. En instantes el hombre me dijo que mi esposo había fallecido de un infarto por la madrugada. Me quedé paralizada y le respondí “esto es una broma de mal gusto”.

Lamentablemente no fue así. En instantes mi mundo se derrumbó, no hay palabras para explicar el dolor que tengo en el corazón y alma, pues 20 años de matrimonio no son recuerdos fáciles de guardar en un baúl y más cuando se tienen dos hijos jóvenes.

Estas fueron las palabras de mi cuñada cuando nos explicó cómo falleció su esposo el pasado mes. Así, hay miles de historias parecidas. En lo particular, las fechas decembrinas también son nostálgicas pues recuerdo a mis padres y lamento su partida a pesar de haber trascurrido ya varios años.

Tal vez, en estos momentos te sientas igual, pues la muerte de un ser querido es difícil de superar y más cuando se acercan las fechas navideñas, donde todas las familias se reúnen para convivir, celebrar y festejar.

Advertisement

Sin palabras, pero con mucha fe y nuevas esperanzas

Sin duda, muchas personas que han perdido un ser querido desean dormir todos los días de la celebración navideña y despertar en enero, pues estas fechas representan un cúmulo de emociones y añoranza por el ser querido que ya no está presente; incluso hasta se tiene un sentimiento de culpabilidad al saber que uno tiene que celebrar por compromiso; según explica la psicoterapeuta familia en Psicólogos Pozuelo, Mónica Gonzalo Caballero.

Sin embargo, no es nada saludable pensar de esa forma, ya que lo único que estamos provocando es sentirnos más tristes, puesto que nos rehusamos a superar el duelo que tenemos que superar tarde o temprano.

Ahora bien, ¿qué puedes hacer para afrontar las fiestas decembrinas sin sentirte devastada? Mónica Gonzalo nos da las siguientes recomendaciones:

1. Deja que las cosas fluyan

Tú no tienes el control de la vida y mucho menos eres la culpable de lo que pasó. Es complicado y muy difícil celebrar fechas tan emotivas e importantes para algunos. Sin embargo, deberás considerar hacer un esfuerzo para poder distraer tu mente; permítete llorar para desahogarte rodeada del amor de tu familia, también permítete reír, porque a pesar de todo tienes una vida que continúa.

Piensa en ti, pero también en tu familia, en tus hijos, y en todas esas personas que también sufren la ausencia de su ser querido. Al final de cuentas, todos comparten el mismo dolor y por ello es que deberás refugiarte y encontrar el apoyo y empatía de las personas que te aman, así podrás sentirte mejor.

Advertisement

2. Mantén presente su memoria

En la mesa donde toda la familia se reunirá para cenar puedes simbolizar la presencia de tu ser querido fallecido, aunque no esté físicamente. Tú podrás hacerlo presente, es decir, enciende una vela, pon su fotografía, pide a todos un minuto de silencio para recordar a tu familiar, escribe frases o una nota o una carta recordando cómo era en vida tu familiar y léela enfrente de todos entre otras ideas.

Todas estas acciones te harán sentirte bien contigo misma, ya que todos tus familiares respetarán tus ideas y te apoyarán indudablemente.  Si no deseas compartir con nadie tus sentimientos, entonces puedes hacerlo en tu habitación, así tendrás unos momentos para compartir y recordar la memoria de tu ser amado fallecido.

3. Conversa y déjate consentir

Recuerda que todos entienden tu dolor así que exprésate libremente y deja sacar todo lo que sientes, tus seres queridos te abrazarán y tal vez llorarán contigo. También déjate consentir, no es que seas una persona que no pueda hacer cosas, sin embargo, tus familiares harán todo lo posible para que tú te sienta bien.

Tal vez sea buen momento para escuchar y bailar esa canción que te recuerda a tu ser querido y así podrás compartir momentos mágicos con tus familiares, o de contar anécdotas divertidas o de simplemente sacar un álbum de fotografías.

4. Pide tu espacio

Cuando no te sientas bien, puedes ausentarte un rato de la celebración, todos tus familiares entenderán y te apoyarán. Respira hondo y cuando te sientas lista vuelve a reunirte con ellos. En esos momentos que te sientes muy triste, solo cierra los ojos e imagínate que él o ella están a tu lado, que te acompañan por siempre, dale las gracias por todo lo bello que te enseñó cuando estaba contigo, platica internamente y deja que las lágrimas poco a poco se vayan desapareciendo.

Advertisement

Las fechas navideñas no son agradables para todos, por los motivos que sean, sin embargo, te recomiendo que te des la oportunidad de dejarte querer por las personas que te aman y aún están vivas. Poco a poco y con el tiempo podrás sentirte mejor, sé por experiencia que el duelo puede sanar tu corazón, a pesar de que tu ser querido no esté presente.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias