Cómo hacer las horas de estudio más productivas

Todo padre desea que sus hijos tengan el mayor éxito profesional posible. Acá te cuento como pequeños hábitos pueden ayudarte a ser testigo de su éxito.


Camila Ignacia Gómez González

La gran herencia que un padre o madre puede dejar a sus hijos es, sin duda, la educación. Es por ello que muchos de nosotros pasamos gran parte del día pensando en cómo ayudar para que los minutos que nuestros hijos deben dedicar a estudiar sean óptimos y de calidad, esto con el objetivo de que ellos puedan llegar a ser grandes profesionales en el área que ellos se propongan. A continuación encontrarás una lista de factores que, desde mi perspectiva, debes tener en cuenta para que tu hijo logre hacer sus deberes sin dificultades:

Ten en cuenta sus capacidades tanto físicas como cognitivas

Debes tener claro que no es lo mismo ayudar a tu hijo de cuatro años con sus deberes, que hacerlo con tu hijo de doce. Sé consciente que tanto los temas, como sus capacidades intelectuales, son absolutamente diferentes. Por tanto, te recomiendo que unos minutos antes de sentarte con tu hijo a estudiar, leas primero tú lo que está pasando en cada asignatura para hacerte una idea general de cómo canalizar tu ayuda y reforzar sus puntos débiles.

Crea un ambiente tranquilo

Para que puedan hacer sus deberes y trabajos debe existir en casa un ambiente armonioso, sin bulla, gritos, música estridente o televisión encendida, de manera que logren concentrarse al máximo y optimicen su tiempo.

Ten los materiales de estudio a mano

Antes de empezar reúnan todo lo necesario, evitando las frecuentes interrupciones que significan tener que parar para poder buscar algún material que esté lejos del lugar destinado al estudio.

Asegúrate que la mesa y la silla sean las adecuadas para su edad

Esto evitará que se sienten mal y por tanto las malas posiciones que pueden llevar a tener enfermedades como la tendinitis.

Crea un horario y lugar fijo para estudiar

Es importante que los niños tengan rutinas que los ayuden a desarrollarse plenamente, para ello es bueno respetar siempre el mismo horario, para crear un hábito de estudio.

El lugar en que estudien debe ser iluminado y ventilado

Idealmente debe tener luz natural y debe ser constantemente ventilado.

Advertisement

Elimina el vocabulario negativo

Saca de tu mente y de la de tu hijo la idea de que no podrán con una materia. En cambio, dile que sí podrá lograr lo que proponga y que cuenta con todo tu apoyo para llegar a la meta que él quiera.

Enséñale diferentes técnicas

Busquen juntos técnicas que puedan ayudar a entender mejor lo que estudian, pueden recurrir a esquemas, mapas conceptuales, resúmenes, subrayado, etc. Ten en cuenta que con cada uno de tus hijos la situación puede ser diferente, puesto que tienen distintas personalidades y necesidades de aprendizaje.

Repasen diariamente las materias en las que tu hijo presenta dificultad

Una técnica muy buena es recordar diariamente lo que los maestros enseñaron, de esta forma la mente se mantiene fresca y en funcionamiento. De paso te ayudará a recordar detalles de la escuela que ya creías olvidados.

Ten una pequeña biblioteca a dónde recurrir

A veces cometemos el terrible error de pensar que Internet es infalible. Sin embargo, no sabemos si de un minuto a otro la corriente eléctrica se corte, o nuestro computador (ordenador) deje de funcionar sin tenerlo presupuestado. Por ello es que te recomiendo que tengas una pequeña biblioteca con libros de fácil acceso, donde tus hijos puedan encontrar las respuestas que necesiten.

Espero, como siempre, que estos consejos sean un aporte en tu vida y en la de un futuro profesional exitoso.

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.