Cómo hacer que tu esposo se enamore de ti aún más

Existen maneras de estimular el amor en pareja y estos pasos te van a ayudar a lograrlo.


Erika Otero Romero

Enamorar a un hombre al inicio de una relación puede no ser tan complicado debido a la novedad de los sentimientos y a que no se conocen con mucha profundidad; sin embargo, el reto surge cuando se trata de mantener a tu esposo enamorado y que ese afecto aumente con el paso del tiempo.

La vida en pareja pasa por épocas tanto buenas como malas y en estas últimas es cuando el amor tiende a debilitarse y quebrase, es por ello que se hace vital buscar la renovación del amor a diario para fortalecer el vínculo marital.

Por fortuna existen la manera de estimular el amor en pareja y estos pasos van a ayudarte a lograrlo y que tu matrimonio sea feliz a diario.

Ponte en su lugar

El psicólogo Wagner Duarte recomienda estar dispuesta a escuchar a tu pareja para que de esa manera puedas ver el mundo desde los ojos de tu pareja y entre ambos hallar la mejor manera de superar las dificultades

Lo que puedes hacer, -si hasta ahora no lo has tenido en cuenta- para que tu pareja sepa que sabes cómo se siente es relajarte y preguntarle lo que le ocurre. En caso que llegue enojado del trabajo o de la calle primero deja espacio para que se calme y luego pregúntale qué le pasa, no olvides una comunicación fluida entre ambos les ayudará a superar problemas.

Sé clara en lo que deseas o te preocupa

La psicóloga Valeria Sabater experta en inteligencia emocional explica que la mejor manera de darse a entender con un hombre es hablando claro y sin rodeos.

Sabater explica que todo conflicto, para ser superado, requiere de un buen diálogo y de saber comunicar las ideas. Para lograrlo es importante expresarse en primera persona, por ejemplo: “Me siento…” o “Lo que me pasa es…” y saber distinguir el momento exacto para hablar de lo que les molesta.

Advertisement

Que exista el perdón y la reconciliación

Cuesta perdonar a la pareja cuando ha fallado, pero cuesta mucho más el no perdonar sus fallas, vivir con rencor constante y destruir una familia a veces por cosas simples como el olvido de un aniversario.
Es cierto que hay cosas más complicadas de perdonar, pero siempre puedes pensar en dar una segunda -y única- oportunidad para que las cosas se reestablezcan y juntos renovar el afecto.

No te victimices

Daniel Colombo, Coaching en comunicación, motivación y liderazgo, dice que las personas que se victimizan tienen recompensas momentáneas por su accionar, pero a largo plazo dejarán de ser útiles.

Colombo explica que aunque creas que eres la única que sufre debes recordar que a tu alrededor hay personas que sufren más y que nada sacas con lamentarte por tus dolores más que postergarlos.

Hacerte responsable, de la parte que te corresponde en lo que está saliendo mal en la pareja, te ayudará a ver que él no es tan malo como puede ser que lo hayas percibido en algún momento.

¿Necesitas de su ayuda? Búscalo y pídesela, de eso se trata un matrimonio, si sabe que le necesitas hará mejor su rol de esposo.

Apóyalo y motívalo

El desánimo en momentos de fracaso va a llegar, por eso uno de tus roles más importantes en la vida marital es que haya apoyo y motivación para superar las dificultades.

Pero más allá de esos momentos trágicos, tu pareja debe sentirse motivada a querer estar contigo, pues pese a los años aún sigue a tu lado, y eso es señal de que lo has hecho bien. Así que no olvides esos pequeños detalles (regalos, notas de afecto, su comida favorita) que hacen la diferencia y permiten que el afecto crezca y te sientas satisfecha de la misma manera.

Puede que pienses que los hombres no se fijan en los pequeños cambios que una mujer imprime en su persona o su comportamiento; sin embargo, cuando esos cambios le afectan para bien, ellos comenzarán a cuestionarse acerca de lo que ha pasado contigo, querrán saber qué ha cambiado y en consecuencia van a cambiar para mejor y te amará más cada día.

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.