¿Cómo nos habla Dios?

Dios habla a la humanidad por medios diferentes. Conócelos para que puedas encontrar y entender las respuestas a tus oraciones.

Adriana Acosta Bujan

En el transcurso del tiempo, muchas personas nos hemos preguntado ¿Cómo Dios nos habla?, ¿Acaso nos estará escuchando nuestras oraciones?, ¿Por qué no responde a mis peticiones? Estas preguntas muchas veces nos hacen dudar de la existencia divina, pues al no entender sus respuestas flaqueamos en nuestra fe y esperanza por no poder resolver las cosas, así poco a poco nos vamos alejando de Dios.

Incluso cuando experimentamos una tragedia, ya sea una enfermedad incurable, la muerte de un ser querido o cualquier cosa que no está en nuestras manos poder resolver, nos alejamos de Dios y le exigimos que nos dé la respuesta que tanto anhela nuestro corazón para poder entender las situaciones desafortunadas que vivimos.

Sin embargo, lo que ignoramos es que Dios siempre está presente, nos cuida y protege, a pesar de que muchas veces nos enojamos con él, solo porque no lo escuchamos y no nos responde como esperamos. Ahora bien, si comienzas a analizar con detalle tu vida, cómo has podido salir adelante, cómo has sanado, es ahí donde te darás cuenta de que Dios te ha respondido y que sigue al pendiente de ti.

Pero, ¿cómo entender sus respuestas?, ¿qué tenemos que hacer para que los problemas que vivimos se resuelvan? Aquí te comparto las maneras divinas en la que Dios nuestro Señor se comunica con nosotros:

1. A través de los sueños

Job 33:14-18

Advertisement

“Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende. Por sueño, en visión nocturna, cuando el sueño cae sobre los hombres, cuando se adormecen sobre el lecho, entonces revela al oído de los hombres, y les señala su consejo para quitar al hombre de su obra, y apartar del varón la soberbia. Detendrá su alma del sepulcro, y su vida de que perezca a espada”.

Los expertos en psicología afirman que los sueños son recreaciones que hace nuestro cerebro entre la realidad y la parte inconsciente, la cual vamos acumulando emociones y deseos inconclusos. Los expertos aseguran que durante el tiempo que soñamos algunas emociones son más reales que otras y es por eso que cuando estamos pasando situaciones difíciles, nuestros deseos se manifiestan.

Y Dios, efectivamente, nos habla a través de nuestros sueños. Tal vez recuerdes haber soñado con algún ser querido que murió y es a través de esa persona tan significativa para ti que Dios brinda consejos y responde. Sin embargo, no podemos forzar su respuesta cuando dormimos, ya que es algo divino; soñarás cuando estés preparado espiritualmente para entender la palabra de Dios.

Te recomiendo que comiences a analizar tus sueños, sobre todo esos que te dejan una sensación de paz y tranquilidad en tu corazón, para que puedas comprender la palabra de Dios.

2. Por medio de las personas

Proverbios 11:14

Advertisement

“Cuando falta dirección, el pueblo caerá; pero en los muchos consejeros está la victoria”.

Dios nos habla a través de las personas que conocemos, puede ser la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, los guías espirituales o hasta una persona que conociste por casualidad. Él se sirve de las personas que conocemos como mensajeros para trasmitir sus planes y nos da la respuesta que tanto anhelamos.

Seguramente en más de una ocasión los consejos que has escuchado al ponerlos en práctica tu vida cambió y encontraste soluciones como si fuera magia, incluso aparecieron oportunidades y pudiste ver una luz en el camino de tus problemas. Es así como Dios responde, por eso tenemos que estar atentos a lo que dicen las personas y analizar con conciencia las opiniones y consejos que recibimos.

3. Las escrituras

Como bien, sabes la Biblia es una recopilación de historias que comenzaron en el siglo III antes de Cristo, en la cual setenta sabios judíos pusieron por escrito la historia de miles de años del pueblo de Israel, desde Adán, hasta Moisés, incluyendo libros proféticos, en ellos se escribió las reglas morales y legales; es lo que conocemos como el viejo testamento.

El nuevo testamento se inició a escribir en los años 125-130 d.C, donde se relata la vida de Jesús, el hijo de Dios en la tierra.

Advertisement

En las escrituras bíblicas encontramos pasajes de profetas que tuvieron revelaciones divinas; por medio de la Biblia Dios nos habla y nos responde nuestras oraciones. Al leer la palabra de Dios encontraremos revelaciones importantes que por alguna razón se acomodan a nuestros deseos y necesidades. Por ello la importancia de leer los versículos para poder analizar y entender lo que Dios quiere decirnos.

Una de las cosas que aprendí a lo largo de los años es que cuando estás en oración y abres la Biblia al azar (en cualquier página), y comienzas a leerla, muchas veces es lo que Dios tiene para ti, la respuesta o el consejo que tanto desea tu corazón.

4. De las situaciones

Dios no quiere que sufras, no es castigo las malas experiencias de la vida, al contrario, Dios nos habla a través de las situaciones que experimentamos, para que aprendamos algo sobre cada terrible circunstancia.

Tal vez, Dios te pone a prueba como dicen los profetas, para que los problemas los puedas resolver, dándote la oportunidad de analizarlos y aprender de tus errores.

Ahora ya lo sabes, Dios habla de muchas maneras inesperadas, ahora en adelante pon atención para que puedas encontrar las respuestas a tus oraciones. Recuerda que Él nunca te abandonará, que siempre tendrás su amor, guía y compañía.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias