Conoce cómo el sol aumenta el deseo y la virilidad en tu pareja

Renovar la relación de pareja y mejorar la salud pueden ser posible con unos minutos de sol al día, entérate cómo.


Emma E. Sánchez

Pocas personas he conocido que no disfruten de tumbarse un rato bajo el sol. Es claro que a todos nos gusta más el sol si recibimos sus rayos en alguna hermosa playa tropical, junto con una bebida refrescante y los hijos correteando entre olas y arena. Pero, vamos, ¿a quién no le gusta estar cómodamente en una silla, descansando bajo un sol veraniego?

Por naturaleza los seres humanos buscamos el sol, pues lo necesitamos y nuestro cuerpo agradece sus bondades. Hace poco tiempo, el diario argentino La Nación publicó que hay un estudio interesante sobre un tema en el que el sol y la virilidad masculina van de la mano.

Andrea Fagioli, autor del estudio y miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad de Siena, Italia, sometió a un grupo de hombres con trastornos de deseo y excitación a tratamientos de luz brillante durante 30 minutos diariamente, cada mañana, durante 15 días. Al finalizar dicho tratamiento, descubrieron que su interés y libido se había triplicado, todo esto porque la testosterona había aumentado considerablemente.

La arteriosclerosis y la disfunción eréctil tienen como factor en común la carencia de Vitamina D, según el sitio Medlineplus, por lo que al recibir los rayos solares, la piel puede sintetizarla y entonces mejorar la función endotelial y producir testosterona.

Muy interesante, ¿verdad? Y ¿qué sucede con los caballeros a quienes no les agrada el sol o su piel es muy sensible? Para quien tiene los padecimientos antes mencionados o desea prevenirlos, pero la exposición al sol no es posible, hay algunas muy buenas opciones como las siguientes:

Aceite de hígado de bacalao

No vas a encontrar nada tan rico en vitamina D como el aceite de hígado de bacalao. 340 % de vitamina D en una cucharada. Hace muchos años las mamás y las abuelitas nos obligaban a tomarlo porque su sabor no era para nada agradable, y por eso muchos de esos niños que hoy son padres de familia dejaron de consumirlo y peor aún, ¡ya no lo dan a sus hijos! Busca la presentación en cápsulas y así no tendrás problemas con el sabor.

Consumir pescado

El salmón, el atún y los arenques son las mejores opciones para consumir, pues son muy versátiles para cocinar.

Advertisement

Incorporar las semillas de lino a la dieta

La mejor opción es tomarlos en cápsulas, pero consulta a tu médico o nutriólogo.

Leche de soya fortificada

Los lácteos en general son buena fuente de vitamina D, pero si son de soya y fortificados, ¡mucho mejor!

Huevos

Contienen no sólo vitamina D, sino también B12 y proteínas; pero recuerda no consumir más de dos al día por el asunto del colesterol.

Hongos

Son sanos, no engordan y ricos en Vitamina D. Este alimento es altamente recomendable para personas con tratamientos contra el cáncer y osteoporosis.

Estos alimentos y la exposición diaria al sol, con sus debidas precauciones, son especialmente recomendables para personas con una o varias de estas características:

– Los bebés

– Los adultos mayores

– Oficinistas, o personas que no salen mucho a la calle

– Personas con tonos oscuros de piel

– Quien ha tenido cirugías de reducción de estómago

– Enfermos que toman corticosteroides o esteroides para evitar la inflamación

Así que tienes varias opciones para que tú y tu pareja disfruten de una vida saludable y feliz.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.