¿Crees haber intentado todo para salir de la rutina en tu matrimonio?

Encuentra la inspiración para llevar a cabo un par de ideas frescas, diferentes y novedosas que te hagan salir de la rutina matrimonial.


Adriana Acosta Bujan

Es común pensar que ya hemos intentado toda clase de actividades románticas para salir de la rutina. Sorprender con un obsequio, un ramo de flores, chocolates, boletos para ir a un concierto o al teatro, mensajes de texto amorosos o cartas, son todos detalles que se hacen para romper la monotonía y revitalizar la relación de pareja.

Aun así, con el paso del tiempo las relaciones cambian, crecen, decrecen, se deterioran, se fortalecen, por el grado de responsabilidades y obligaciones que supone vivir en pareja y con hijos. Por consiguiente, por el bien de nuestro matrimonio hay que dedicar un tiempo para disfrutar a la pareja usando la imaginación. No es una excusa la falta recursos económicos, pues existen muchas formas de innovar y sorprender al ser amado, incluso divertirnos y vivir experiencias emocionantes.

Aquí te comparto algunas:

1. Cambien roles

Una manera divertida de conocer lo que hace tu pareja es intercambiar, por ejemplo, las actividades en el hogar que cada uno realiza cotidianamente. Esta acción les permitirá sentir, experimentar, conocer y reflexionar sobre lo que la pareja hace: todas aquellas cosas que a lo mejor no valorabas las conocerás por experiencia propia.

Atrévete a cambiar y a tomar por lo menos un fin de semana el rol de tu esposo, una excelente oportunidad para abandonar la rutina de manera divertida.

2. Reuniones con amigos

Un modo entretenido para que tu marido y tú no se encajonen en las mismas actividades es organizar reuniones con los amigos que tengan en común y socializar en pareja: espacio ideal para compartir anécdotas, experiencias, enseñanzas y buen humor. Es una forma de olvidar por un momento las responsabilidades cotidianas.

Que la economía de tu hogar no te limite, puedes apoyarte con tus amigos y que la reunión sea “de traje”: que todos aporten algo además de su presencia.

Advertisement

Lee: 7 cosas que debes hacer para evitar la monotonía en tu matrimonio.

3. Tiempo fuera de casa

No importa si sólo se trata de salir a caminar por el parque, el barrio o por la colonia; el sólo hecho de salir juntos para platicar sobre su día a día, tomados de la mano, provocará un cambio en su perspectiva. Recuerda siempre tener contacto con la naturaleza, respirar aire fresco y disfrutar de hermosos paisajes; estas pequeñas acciones constituyen un buen estímulo para la relajación y la reflexión.

4. Lo que no hacen en su vida diaria

Si de lunes a viernes tu vida es una rutina colosal, rompe con ella. Posterguen las responsabilidades y emprendan alguna actividad que siempre hayan querido hacer como preparar y probar comidas diferentes (hindú, mediterránea, italiana, etcétera), volar un papalote, escalar una montaña, salir de campamento, visitar museos, hacer una fogata en la orilla del mar (en la medida en que sus posibilidades se los permita); o simplemente ver un maratón de películas o series, leer y comentar entre ustedes lo leído, o aprender a jugar ajedrez.

Conoce y práctica lo siguiente: El amor se cocina a fuego lento

Lo importante de todo esto es que te comuniques con tu pareja, que seas clara y franca ante el peso que supone la rutina y cómo pueden ambos aligerarla. Ten presente que un matrimonio se fundamenta en el compromiso mutuo, así que, con todo el amor y la paciencia del mundo, dile a tu esposo que estás desesperada por hacer cosas nuevas que afiancen su unión.

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias