Cuando busco fuerza miro en dos lugares: arriba y adentro

¿Cómo lograr superar las pruebas de la vida? ¿De qué depende que salgas adelante con bien de cada una de ellas? De tu trabajo interno y tu fe.

Marilú Ochoa Méndez

Stella Kübler era una mujer alemana de religión judía durante el nazismo.  Fue torturada al intentar escapar con sus padres hacia un territorio neutral, y -orillada por la Gestapo- aceptó trabajar para ellos delatando la ubicación de entre 600 y 3000 judíos, a quienes engañaba ofreciéndoles alojamiento y comida.

Otra judía polaca, Irena Sendler, era una enfermera católica que había simpatizado siempre con los judíos, y se las ingenió para rescatar a mas de 2500 niños de los guetos en Varsovia para hacerlos adoptar por familias no judías, conservando el registro exacto de cada niño de manera que después de la guerra pudieran regresar con sus familias.

Cuando la Gestapo descubrió su labor, fue brutalmente torturada, mas nunca lograron que delatara a ningún colaborador.  Esta valiente mujer hubiera sido ejecutada de no ser por la compasión de un soldado alemán que la dejó ir. Finalmente, murió en 2008.

Estos dos ejemplos nos muestran con claridad que el hombre es capaz de los actos mas sublimes y bellos, y también de los mas viles.  ¿Qué resorte interior hizo que estas dos mujeres tuvieran reacciones tan distintas ante una misma situación? Ambas eran judías, ambas sufrieron tortura, pero eligieron un camino sumamente distinto.

¿Cómo reaccionas tú?

¿Cómo te sientes tú cuando eres sometido a altos niveles de presión?, ¿qué resultados das cuando te sientes acorralado, sometido y a punto de estallar?. La forma como reaccionas en el día a día, ante pequeñas y ligeras molestias, va delineando la respuesta que darás en las grandes y pesadas.

Advertisement

Estoy segura que tú -por tu bien y el de los tuyos- quisieras pertenecer al grupo de Irena Sendler. Todos anhelamos en nuestro corazón, trascender y superarnos, dar mucho a quienes queremos.  ¿Qué deberemos cultivar entonces en el aquí y el ahora para poder dar cariño, compasión, consideración?

La respuesta está adentro

Ayer me tropecé después del desayuno.  Traía en la mano mi taza de café.  Afortunadamente no había cerca ninguno de mis hijos, porque obviamente, la bebida caliente se desparramó por todo el piso.  Siendo muy literales, si yo me pregunto, ¿por qué se cayó el café? Debía responder que sencillamente, el café se cayó porque es lo que había dentro de la taza.

¿De qué te alimentas cada día? ¿Lees o escuchas un contenido edificante que te eleve como persona?.  Lo que tu corazón reciba es lo que tu corazón dará.

¿Te sientes débil?, es tu corazón pidiéndote alimento saludable para él, contenidos enriquecedores para tu alma. Si quieres ser bueno, necesitas acercarte a gente saludable, valiosa y que aporte algo positivo a tu vida.

La respuesta está arriba

San Pablo, ferviente promotor del cristianismo, escribió en su Carta a los Filipenses: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Fil 14: 3). ¡Y vaya que le tocó sufrir en la vida!. Primero quedó ciego, tirado del caballo por el Hombre que tanto repudiaba: Jesús.  Luego, cuando cambió de vida y abrazó la fe cristiana, los nuevos seguidores de Cristo lo rechazaban, pues él persiguió a varios hasta la muerte.

Advertisement

Buena parte de su vida estuvo enfermo, y pasó varias noches en la cárcel por promover el Reino de Dios.  Al final, murió decapitado, pero ¡fue tan feliz!. Estaba orgulloso de sus creencias, y fue fiel hasta la muerte, en su ancianidad.

¿Qué problemas vives tú? ¿Miedo?, ¿tristeza?, ¿enfermedad?, ¿crisis económica?, ¿problemas familiares o maritales?. Habla con Jesús, él vendrá a tu encuentro amorosamente a llenar tu corazón de paz y fuerza.

Fortalecer ambos te dará solidez

Un proverbio chino dice que «el hombre es más duro que el hierro, más fuerte que la piedra y más débil que una rosa».   Para poder ser eficaces, es maravilloso lograr la dureza, la fortaleza y también un poco de debilidad.

De nuestro trabajo interior, y nuestra vida de oración depende que el equilibrio entre estas tres cualidades sea saludable.  No muy duros ni fuertes que lastimemos a los nuestros, ni muy débiles como para permitir que una tentación nos arruine la vida.

Hay hombres recios que se levantan a las 5:00 am, se matan en el gimnasio con rutinas pesadas.  Saben coordinar una empresa con 200 empleados con eficiencia, pero dejan a su familia por otra mujer.

Advertisement

Asumir la fuerza de la telaraña

De acuerdo a un artículo publicado por la BBC «la seda de la araña es cinco veces más fuerte que el acero del mismo diámetro. Cada hilo es más fino que un cabello y tiene la capacidad de mantener su fuerza por debajo de los -40ºC«.  Los científicos se asombran de la calidad de este material, ya que además de ser resistente, es flexible.

La unión de hilos de seda, hace que cada uno sostenga parte del peso necesario, consiguiendo soportar varias veces su peso.

La mezcla de fuerza y elasticidad es un gran ejemplo de lo que podemos hacer para lograr la fortaleza perfecta:  la vida interior, es decir la espiritualidad y trato cercano con Dios que tanto nos ama, aportarían la fuerza; y la flexibilidad nos la darían las cualidades y virtudes humanas que ejercitamos cuando procuramos nuestro crecimiento interno, así como la convivencia con quien nos ayuda a ser mejores.

¿Te sientes débil?, ¿buscas fuerza?, ¿quieres estar preparado para los momentos adversos? No olvides lo que es necesario hacer.

Te dejo con una bella frase de Irena Sendler, que son su vida nos muestra el valor de la fe y del esfuerzo diario para entregarnos a otros: «No se plantan semillas de comida, se plantan semillas de bondades. Traten de hacer un círculo de bondades, éstas lo rodearán y los harán crecer aún mas«.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Marilú Ochoa Méndez

Enamorada de la familia como espacio de crecimiento humano, maestra apasionada, orgullosa esposa, y madre de siete niños que alegran sus días. Ama leer, la buena música, y escribir, para compartir sus luchas y aprendizajes y crecer contigo.