Cuida estos 6 puntos en tu presentación personal y tendrás éxito profesional

Según los expertos en imagen hay ciertos elementos de tu presentación personal que debes cuidar si quieres que el éxito te acompañe.

Emma E. Sánchez

Todos estamos de acuerdo que ser una buena persona es lo más importante, ¿cierto? Pero, ¿qué pasa cuando nuestra presentación personal nos cierra las puertas y no nos permite mostrar  nuestras habilidades, talentos y mucho menos nuestros buenos sentimientos?

Nuestra presentación personal en una llave que abre muchas puertas y en ocasiones, también las puede cerrar.

En nuestra conversación, más del 90%  depende de nuestro lenguaje corporal y el resto, de lo que decimos. Nuestra voz, el tono, la postura y los ademanes dicen mucho más que lo que nuestras palabras. El mensaje que deseamos transmitir se confirma y fortalece cuando nuestra presentación concuerda con él, y lo destruye y descalifica cuando nuestra imagen no coincide ni le da sustento.

Hoy en día inclusive hay compañías dedicadas a diseñar la imagen de una persona, por ejemplo de un político o cualquier figura pública para lograr sus fines y propósitos. Hay personas que han perdido trabajo, credibilidad, fama y hasta puestos relevantes por una mala imagen personal.

Así que haciendo caso a los expertos en imagen,  te presento  5 puntos que debes de considerar al elegir tu vestimenta y siempre causar una gran impresión.

Advertisement

1 ¿Cómo quieres que te vea la gente?

Dependiendo la cita, el trabajo o el tipo de reunión que vas a tener, define en tu mente qué imagen quieres proyectar, cómo quieres que la gente te perciba y para qué quieres que te vea así.

Muchas personas cometen el error de no pensar antes de vestirse, de no reflexionar y entonces se presentan al mundo  de tal manera que se les juzga por “mostrar demasiado”, vestir inapropiadamente para su edad, verse ridículo o bastante llamativo en una situación que más bien requería de formalidad  y seriedad.

Medita si la imagen de tu mente es apropiada a la reunión y entonces actúa.

2 Aseo, limpieza y un olor agradable

Esta es la regla número 1 de la presentación personal. Muchos parecen creer que si ellos no perciben su olor, los otros que le rodean no lo notarán, ¡falso!  Nuestros olores corporales los pueden notar los animales y muchas personas de olfato sensible. No te arriesgues y toma una ducha a diario o usa productos higiénicos y de aseo personal con regularidad.

En invierno el humor personal disminuye mientras que en el verano este aumenta.

Advertisement

La ropa blanca siempre deberá verse así, blanca, no amarilla o con manchas en axilas, puños y cuellos. La ropa debe estar y no solo verse limpia. No hay nada más desagradable que acercarse a una persona y descubrir que sus uñas, cuello, orejas o boca están sucios.

Antes que la ropa, tu higiene personal es fundamental.

3 Aprende a combinar colores y texturas

Todos sabemos que los colores juegan un papel fundamental en la mente de las personas. Los diseñadores, publicistas, mercadólogos y hasta los psicólogos usan con mucha frecuencia los colores para lograr sus objetivos.

¡Haz tú lo mismo! Revisa qué colores te favorecen, pero, sobre todo, asegúrate que los colores transmitan lo que tú quieres decir. Por ejemplo, no es nada recomendable ir a una entrevista de trabajo formal usando colores neón, ni es actual, puede ser molesto y da la imagen de alguien poco serio.

Las texturas de las telas junto a los colores pueden favorecerte a verte con más o menos peso, más alta o baja, así que puedes hacer combinaciones, tomarte fotos y verlas posteriormente, esto te ayudará a ver desde otra perspectiva cómo te ves y qué te va mejor.

Advertisement

4 El éxito está en los detalles

¿Cómo cuáles? Sencillo:  tus manos deberán estar siempre limpias, uñas limpias y bien hechas, no necesariamente pintadas pero que denoten buen cuidado; si usas las uñas pintadas, aplica la misma recomendación de colores, nada llamativo si se trata de trabajos formales o que requieran seriedad.

Ropa planchada, lo arrugado se nota, no es atractivo y por más que insistan, no denota ser una persona ecologista. La limpieza de los zapatos es fundamental, así como su buen cuidado y por último pero no menos importante, el cabello siempre debe estar limpio y bien peinado o recogido.

Los accesorios en la mujer pueden jugar un papel decisivo siempre y cuando no se abuse de ellos y se opte por algo sencillo y discreto, sobre todo si se trabaja en oficina o con niños.

5 La seguridad personal lo es todo

Camina de forma erguida, sin encorvarte, un paso firme denota seguridad y si tu saludo es firme, mostrarás tu capacidad de dirigir, certeza y  transmitirás confianza. Nunca deberás preocuparte por si te ves mal o por tu peso, o porque tu cuerpo no sea el que tú quisieras,  si te vistes de manera cómoda y tú sabes que te ves bien, entonces te moverás libre mostrando autoestima y entonces pondrán atención a tus habilidades.

6 Y por último…

Esfuérzate por ser una buena persona, por ser honesto, dedicado y confiable, entonces tu carácter y tu ser se proyectará en tu presentación personal de tal manera que no solo te veas confiable, ¡sino que seas la persona idónea para el puesto!  Recuerda: congruencia entre lo que piensas, lo que haces y lo que dices, esa es la clave.

Advertisement

Nuestra preparación académica debe demostrarse en nuestro trato hacia los demás,  la educación es un privilegio que debe ponerse al servicio de la sociedad.

Tómate tiempo para conocerte y sacarte el mejor provecho, recuerda: ¡tú tienes lo suficiente para triunfar!

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.