Cuídate de la gente tóxica, y evita convertirte en una

Con estas sencillas recomendaciones podrás reconocer si estás conviviendo con una persona que obstaculiza tu éxito y desarrollo; inclusive, si tú te has convertido en una de ellas y estás evitando el progreso de alguien.

Emma E. Sánchez

Ya sea en nuestro centro de trabajo, grupo social, equipo deportivo o inclusive en nuestra propia familia, podemos estar siendo influidos negativamente por personas tóxicas. Esto tiene como consecuencia que muchas de nuestras metas no se logren, nos sintamos cansados, agotados y -peor aún- estemos cambiando nuestra forma de ser por una personalidad igualmente negativa.

¿Por qué es importante detectar a las personas negativas a nuestro alrededor? Es simple: porque debemos alejarnos de ellas tan pronto podamos, mantener nuestra distancia y evitar convertirnos en una de ellas. Identifica las siguientes características y evita que la contaminación emocional se propague.

1. La crítica constante

Pocos ladrones de energía roban tanto y tan rápido como aquellos que viven criticando todo y a todos. Es por demás molesto convivir con alguien cuyos comentarios solo son para descalificar, hablar mal, dañar o estar corrigiendo indiscriminadamente a otros. Criticar o hablar mal puede ser un hábito muy fácil de adquirir y muy difícil de superar. Cuando uno menos lo piensa, se encuentra también hablando mal de otros, haciendo caras desagradables e imitando conductas inadecuadas. Cuídate de adquirir este terrible mal.

Relee: Conductas que debilitan cualquier relación amorosa.

2. No cooperar, ni brindar ayuda

Cada día es más importante aprender a trabajar en equipo, volvernos más solidarios y protegernos los unos a los otros. Esto aplica en nuestro trabajo, nuestro vecindario, en cada grupo social donde nos movemos y, obviamente, en nuestra familia. El egoísmo, la competencia desleal y cualquier otra conducta mezquina, dañan a la persona y a quienes le rodean. Siempre hay algo que podamos compartir o hacer por los demás.

Advertisement

3. No adaptarse al cambio

Lo único seguro en esta vida es el cambio, y de nuestra capacidad de pronta adaptación dependerán trabajos, oportunidades, crecimiento y superar las pruebas difíciles de esta vida. Cuando alguien busca aferrarse a su estabilidad, hábitos y costumbres, limita todas las nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo que la vida le presenta. No caigas en la trampa de escuchar las voces que te impiden moverte, buscar nuevas cosas, cumplir tus sueños y hacer lo que te gusta. Mantente en movimiento, no te acostumbres: el cambio es bueno y te fortalece.

4. No tener proyectos, ambiciones o metas

Despertarse, trabajar, comer, regresar a casa, ver televisión, comer y volver a dormir no es vida: es la terrible rutina que ahoga y mata. Cuando no se tienen metas en la vida, proyectos interesantes o desafíos que vencer, nuestro paso por la vida se vuelve terrible y, lo que es peor, llegamos a convertirnos en lastre para los que están cerca de nosotros. Busca relacionarte con gente activa, con metas, con vida propia: ellos siempre tendrán una visión positiva, no se darán a la derrota tan fácilmente y te contagiarán su buen ánimo y deseos de vivir.

Relee: 5 frases que te motivarán para alcanzar tus metas.

5. Buscar el fracaso de los demás

Hay gente tan pequeña, que al no poder lograr algo en la vida, busca que quienes le rodean sean igual de miserables que ellos. Tener éxito en algo y luego ayudar a otros a que logren el propio, es el gran placer de las almas realmente grandes. Quien nos anima y hasta presiona para que logremos nuestro propio éxito, merece nuestra amistad y compañía.

6. No controlar las emociones, el temperamento o las pasiones

No hay algo peor en una oficina, equipo o grupo de amistades que la gente que se deja llevar por sus emociones, que descarga en otros su mal genio o su carencia de autocontrol. Todos tenemos días difíciles, inclusive tiempos complicados que requieren de toda nuestra energía y atención, pero nada de eso justifica el descargar o dar rienda suelta a nuestro temperamento, al grado de dañar y lastimar a otros.

Advertisement

Relee: 14 emociones tóxicas que debes controlar, antes que destruyan tu vida.

¿Conoces a alguien con estas características? ¿Posees o te han dicho que tú eres así? Bueno, pues si este mensaje llegó a tu vida, tal vez ésta es la invitación que esperabas para comenzar las mejoras que tu vida necesita. Es por tu bien y por el bien de todos los que están cerca de ti. Ya lo verás.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.