Descubre las posibles enfermedades de tus hijos por el color de sus secreciones nasales (mocos)

Podrás prevenir hasta infecciones si sólo observas este detalles en especial en los bebés.


Adriana Acosta Bujan

Es normal que los niños pequeños expulsen muchos mocos todo el tiempo, debido a que su sistema inmunológico es inmaduro. La apariencia de los mocos es desagradable, sin embargo, todos los padres debemos poner mucha atención al color de la mucosidad, ya que revelan diferentes tipos de infecciones en las vías respiratorias.

Los mocos es la mejor defensa contra las infecciones, debido a que protege a los niños de los agentes externos, como virus o bacterias, cuando las mucosas detectan algo extraño en el ambiente, se irritan y empiezan a segregar mocos, para capturar los gérmenes y expulsarlos evitando que entren al cuerpo y se reproduzcan.

El sistema inmunológico de los niños apenas se va fortaleciendo, por lo que crea anticuerpos para evitar la entrada de agentes patógenos al organismo, esa es la explicación por la que ellos suelen tener más mocos que un adulto. La función de los mocos es evitar infecciones y combatirlas.

Es común que los mocos aparezcan en exceso tipo “alergias y no necesariamente por una infección, esto se debe a que el organismo cataloga a los agentes externos como dañinos, aunque en realidad no lo sean, lo que hace es que el cuerpo desencadena una reacción defensiva produciendo mucosidad.

¿Qué dice el color de los mocos en la salud de tus pequeños?

Según lo compartido en el Informadory otros medios, los mocos se clasifican en:

1. Mocos claros no abundantes

Es normal lo que indica que el sistema inmunológico funciona correctamente, ya que la las fosas nasales actúan como defensa contra las partículas suspendidas en el aire.

2. Mocos claros y abundantes

Por lo general son de color claro, trasparente y líquido. Suelen aparecer por una enfermedad como la rinitis alérgica o como resultado de una gripe. Cuando los mocos con el tiempo no suelen cambiar sus características se trata de una alergia, a diferencia de un resfriado, que con el paso de los días los mocos van cambiando de color y espesor.

Advertisement

Te recomiendo leer: ¡Alerta! Madre untó Vaporub a su bebé, sin imaginarlo él pierde la vida

3. Mocos amarillos

Indican que hay una infección y que el sistema inmunológico está actuando para evitar que se propague. Las defensas del organismo recogen los agentes patógenos para expulsarlos, incrementando su espesor y concentrando los glóbulos blancos, es por eso que el color cambia de trasparente a un amarillo con el paso de los días. Por lo general aparece después de un resfriado.

4. Mocos verdes

Es un claro signo de una infección, el tono verde no se debe a las bacterias del ambiente sino de un virus. La mucosidad verde es el resultado de la batalla que realiza el sistema inmunológico para combatir la infección. Por lo general aparece en la etapa final de un resfriado, debido a que el organismo envía glóbulos blancos llamados neutrófilos, estas células contienen una enzima de color verdoso y en grandes cantidades pueden convertir el moco del mismo color.

Cuando el moco verde es claro se trata de una infección de oído y senos paranasales, incluso aparece con otros síntomas como congestión, fiebre y presión arterial alta.

5. Mocos naranjas

El moco y flemas de color naranja está relacionado con un infección grave; el moco que es expulsado por la boca al toser o por la nariz, podría estar causado por neumonía o una infección seria en los senos nasales.

La neumonía es una infección en los pulmones, lo que causa dificultad para respirar y tos severa, al comienzo el moco es de color amarillo o marrón, cuando no es tratada la infección el moco suele estar acompañado de sangre.

6. Mocos con sangre

Es causada por una infección, alergias, traumatismo u otras lesiones. Si el moco tiene una pequeña cantidad de sangre no hay que preocuparse, sin embargo cuando es en exceso se recomienda acudir con un especialista ya que puede tratarse de neumonía, tuberculosis o cáncer de pulmón.

Te recomiendo leer:Protégete de la gripe A (H1N1)

Es importante identificar el tipo de color de los mocos para saber cómo actuar, cuando aumenta el volumen del moco o el cambio de color se acompaña con otros síntomas como: fiebre, dolor en los senos frontales o maxilares, tos, fatiga, dificultad para respirar, moco verde y maloliente, es momento de acudir con un especialista.

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias