Desintoxica tu vida de todo aquello que no te deja avanzar

Un cambio de actitud dará lugar a despertar lo mejor de tí.

Fernanda Gonzalez Casafús

Mi ceño estaba completamente fruncido. Mi respiración, agitada. Una silla llena de ropa. Platos sin lavar. Y un dolor de cabeza que se agravaba con cada pensamiento negativo. Necesitaba hacer algo. Necesitaba desintoxicar mi vida.

Entonces, tomé las riendas. Preparé un té de hierbas, abrí la puerta del patio, y salí a meditar. Nunca lo había hecho, pero algo en mí me motivó y me indicó el camino. Necesitaba depurar mi mente y mi cuerpo. Luego de  ello, volví a casa renovada, con mis pensamientos dispuestos a hacer de mi día, el mejor día de mi vida.

Quitar el exceso

Vivimos en una sociedad donde corremos hacia la meta sin detenernos a mirar. ¿No te a sucedido muchas veces que termina el mes y no puedes creer lo rápido que pasó? El estilo de vida ajetreado, las responsabilidades y las preocupaciones, muchas veces sobrecargan nuestros días, haciendo que muchas veces sintamos un peso difícil de quitar.

Quitar ese exceso que nos abruma depende de nosotros. Escuchar nuestro cuerpo también es un punto fundamental, pues nuestro organismo es el receptor de nuestras emociones. Y si tu vida está sobrecargada de cosas, tu cuerpo lo notará.

Desintoxicarnos para no enfermar

El estrés es el fantasma de la posmodernidad. De acuerdo al psiquiatra Jesús de Gándara, el estrés, conjuntamente con el estilo de vida actual, aumentan los trastornos psiquiátricos. El ritmo de vida nos lleva aceleradamente, donde la angustia y la depresión son moneda corriente.

Advertisement

Entonces, muchas personas se sienten frustradas, insatisfechas o incompletas, generando una sensación de vacío difícil de sobrellevar. En este aspecto entonces es cuando sentimos que debemos dar un giro rotundo. Desintoxicarnos de todo aquello que nos daña, y que no nos deja avanzar.

Puedes comenzar hoy

Tómate un minuto para meditar

De acuerdo a Emma Seppala, Directora de Ciencia del Centro para la Investigación y Educación sobre la Compasión y el Altruismo en la Universidad de Stanford, el estilo de vida posmoderno aumenta los problemas psiquiátricos.

La meditación puede ayudarnos a bajar el ritmo de vida, al permitirnos anclar nuestros pensamientos en lo positivo, en el aquí y el ahora. La práctica del mindfulness también es útil en este cometido.

Meditar no significa que debas ser especialista en ello. Puedes meditar todos los días, eligiendo un momento en el que puedas conectar con las fibras más íntimas de tu ser. Sentarse en una posición cómoda, cerrar los ojos y escuchar cómo la sangre corre por las venas. Meditar nos ayudará a encontrar el verdadero eje.

Pregúntate ¿Es esto lo que quiero?

Es un ejercicio que vengo haciendo en los últimos años. No siempre lo que hacemos de nuestras vidas es lo que queremos realmente. Muchas veces es el resultado desencadenado de las metas ajenas, sea de la sociedad, o de nuestra propia familia. Y muchas veces olvidamos quién realmente queremos ser y dónde queremos ir.

Advertisement

Si no tenemos en claro qué es lo que queremos, pronto comenzaremos a sentirnos agobiados por nuestros propios sentimientos. Pregúntate si estás siendo feliz con quien eres y con lo que estás logrando de tu vida. Y si así no fuere, cámbialo. Ello desintoxicará tu vida, dando paso a cambios positivos.

Escribe una lista

Toma una hoja y traza una línea, de modo que queden dos columnas. En una escribe “todo lo que soy y lo que tengo”, “todo lo que quiero cambiar y lo que no me gusta”. Escribe. escribe todos los días. Úsalo como diario, y si es necesario escribe una lista por día.

Esta forma de visualizar ciertos aspectos de tu vida, harán que quites más fácil de ella todo aquello que está contaminando tu ser, sean cosas materiales o espirituales. Mi lista, por ejemplo, dice que soy responsable y puntual, pero que quisiera cambiar mi forma de ser indecisa o miedosa ante ciertas situaciones.

Esta lista te dará coraje para enfrentar el cambio, y desintoxicarte de todo aquello que no te eleva.

Come de manera saludable

La alimentación es un punto fundamental si queremos desintoxicarnos. Cuando te alimentas bien, te sientes bien. Hay alimentos que, además de ser saludables, promueven el buen humor, como los cereales con leche, los arándanos, el salmón, el chocolate y las frutas y verduras.

Advertisement

Cuando incorporamos alimentos sanos a nuestra alimentación, la salud integral mejora y con ello nuestro estado de ánimo. Además, evitar el exceso de comidas procesadas e industrializadas hará que evitemos la ingesta de químicos que dañan el organismo.

Conversa con Dios

Si buscas desintoxicar tu vida, una conversación con Dios es el camino. Cuando en tus plegarias te unes a Dios, estás abriendo tu corazón para recibir todo lo bueno. Y cuando pides perdón, estás además liberándote de todo aquello que intoxica tu alma, como la ira, el rencor, y el resentimiento.

Mientras tanto, cuando oramos nuestro cerebro experimenta cambios que se traducen en un impacto positivo para el organismo. Para los expertos, la meditación basada en la fe provoca cambios como reducción de la presión arterial, mejora el sistema nervioso y brinda mayor sensación de felicidad.

Enfrenta tus miedos, todos los días

El miedo es traicionero y egoísta. El miedo no nos deja avanzar hacia lo que queremos. Y aunque es un sentimiento que en algunos casos nos protege de ciertos peligros, el miedo enferma el alma, pues nos quita el poder de decisión sobre nosotros mismos.

Enfrentar los miedos todos los días supone un reto, pero no es imposible. Cuando lo haces, un abanico de posibilidades se despliega ante tí, allanando el camino y brindando una sensación de libertad. Sólo tú puedes aplastar tus miedos.

Advertisement

No te quejes

La queja es una de las actitudes que más enferma nuestro cuerpo y psiquis. La insatisfacción por lo que no logramos o nos cuesta alcanzar repercute negativamente en nuestra vida, haciendo que padezcamos las consecuencias de ello.

No nos damos cuenta, pero nos quejamos a diario por muchas cosas. Sin embargo, si empezáramos a valorar más lo que tenemos, nos daríamos cuenta cuán afortunados somos. Una cama donde dormir, un techo que nos protege, el abrazo tibio de nuestros hijos. La vida es demasiado maravillosa para quejarse por cosas que no merecen nuestro tiempo.

Alimenta tu ser con pensamientos positivos. Desintoxica tu vida de todo aquello que no eleva tu ser, que no desarrolla tu espíritu. Y dale paso a los buenos pensamientos, a las buenas acciones, que dejarán fluir lo mejor que hay en tí.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.