Después de 36 años de la muerte de su hijo en la guerra de las Islas Malvinas, esta madre finalmente encuentra sus restos y le da su último adiós

Así con el sonar de las Gaitas de la Guardia Escocesas, en el Cementerio de Darwin el 26 de Marzo del 2018, por primera vez estas madres abrazan a sus hijos por última vez.

Viviana Domínguez

Rosas de tela y rosarios que brillan

El 26 de marzo de 2018, finalmente las madres de 90 soldados caídos durante la guerra de las Islas Malvinas, podrán depositar “rosas de telas y rosarios que brillan” junto a las tumbas de sus hijos, identificados después de 36 años, gracias a la invalorable batalla humanitaria que encaró el veterano de la guerra, Julio Aro.

Vale recordar que el 2 de abril del 1982, día que, en lo personal, jamás olvidaré pues observaba desde el balcón de la casa de mi amiga cómo los soldados eran transportados en camiones militares, rumbo a lo desconocido e inhóspito lugar, llenos de valor y orgullo.

Aquel día la República Argentina declaró la guerra al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte por un intento de recuperar la soberanía de las Islas Malvinas, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, que en ese momento de acuerdo a las Naciones Unidas eran consideradas un “sitio en litigio” entre ambas naciones. El final del litigio llegó el día 14 de Junio del mismo año, con la rendición del Ejército Argentino.

Soldado Argentino sólo conocido por Dios

Un impresionante artículo redactado por la periodista Gaby Cociffi y publicado por Infobae, describe la odisea de 7 años que recorrió junto al veterano de guerra Julio Aro, madres, el famoso cantante Ingles Roger Water lider de la banda Pink Floyd y la intervención angelical del Coronel Geoffrey Cardozo perteneciente a la milicia Inglesa.

Advertisement

Por supuesto que en el medio de esta historia de 7 años, también intervinieron un montón de organizaciones humanitarias como La Cruz Roja Internacional, Equipo Argentino de Antropología Forense y la participación discreta de ambos gobiernos en curso, se logró cumplir con el sueño que no dejaba dormir a este valiente guerrero Julio Aro.

La historia comenzó en el año 2010, cuando Julio salía de ver un documental “El héroe del Monte Dos Hermana”, corto que relata la historia de los combatientes y el sufrimiento de las madres, en especial el de Nélida Montoya, madre del soldado Horacio Echave, quien murió en la última batalla de dicha guerra, en el documental ella expresa su tristeza de no saber entre tantas cruces blancas donde está enterrado su hijo, cuál le pertenece a él.

Motivado por lo que acababa de ver, Julio, veterano del Regimiento 6 de Mercedes decide encarar a Gaby, periodista de Infobae para solicitar ayuda, y de esta manera lo expresó “De las tumbas que yacen en el cementerio de Darwin hay 121 que dicen “Soldado Argentino sólo conocido por Dios”, nos ayuda a identificarlas.

7 años de lucha y dos personas esenciales en esta búsqueda humanitaria

La búsqueda por el reconocimiento de los cuerpos fue un camino complicado entre la política de los países, procedimientos y reglamentos, que fue lo que demoró a 7 años esta batalla humanitaria, no obstante hubieron personas que desinteresadamente y desde un lugar diferente hicieron una diferencia en la concreción positiva de este proceso.

Ya en el año 2018, Julio había creado una fundación llamada “No me olvides”, por lo que viajó junto con dos compañeros veteranos a Londres para encontrarse con veteranos de guerras ingleses, así fue cómo se cruzaron con Geoffrey Cardoso, quien en esa ocasión les sirvió de traductor.

Advertisement

De las charlas surgió el tema de las tumbas, las que el mismo en una visita tampoco pudo reconocer a donde se encontraban sus compañeros de regimiento, para esto el Coronel Cardoso los sorprende al momento de partir entregando un sobre con información que luego sería de gran importancia.

El Coronel Cardoso, había sido a quien se le encomendó enterrar a los soldados argentinos caídos durante la guerra, él mismo limpió y cubrió los cuerpos con sábanas blancas, y les brindó una respetuosa sepultura, pero además en su desesperación por identificar a los fallecidos en un futuro, dibujó un mapa de las tumbas, inscribiendo en ellas alguna característica del soldado para su futura identificación, fue este mapa el que entregó al Coronel en el sobre antes de partir Julio y sus compañeros.

En el año 2012, la ayuda del cantante Roger Waters, líder de la banda Pink Floyd, arribó a la Argentina para ofrecer una gira de conciertos, milagrosamente y sin más puertas que tocar, Julio recibe el email privado del cantante y decide pedirle ayuda.

La respuesta no se hizo esperar, y en enero ya el cantante de regreso a Nueva York, estaba completamente involucrado en la causa, se reunió con todos los embajadores de Inglaterra, de los países que visitaba, con la Cruz Roja Internacional, envió solicitudes de apoyo, y fue él quien se ocupó de hablar con el Presidente de turno en la Argentina sobre el tema, al ser recibido en la casa Rosada durante su gira de concierto.

Ellos dieron su sangre por la patria, nosotras la damos por ellos

Así lo declaran todos los familiares que se ofrecieron a realizar muestras de sangres para crear el “Primer Banco de datos Genéticos de Malvinas”, no obstante las diferencias de ideas políticas, atrasaba el trabajo de los expertos por identificar los cuerpos. Fue así que recién en el año 2016 ambos países llegaron a un acuerdo y se permitió que en junio del año 2017 se realizara la exhumación de los cuerpos de los soldados para su identificación con el ADN del banco de datos Genéticos de Malvinas.

Advertisement

Así con el sonar de las Gaitas de la Guardia Escocesas, en el Cementerio de Darwin el 26 de Marzo del 2018, por primera vez estas madres abrazan a sus hijos por última vez.

Toma un momento para compartir ...

Viviana Domínguez

Psicopedagoga, escritora, orientadora familiar y asistente de publicaciones de Familias.com. Oriunda de Argentina, actualmente reside en Utah. Es amante de la buena literatura, la música, el arte y de pasar tiempo en familia.