Detecta a tiempo los síntomas de una apendicitis en tus hijos

Aprende a identificar un severo dolor abdominal en tus hijos. Puede tratarse de apendicitis

Adriana Acosta Bujan

Muchas enfermedades están fuera de nuestras manos, como padres deseamos que los hijos nunca se enfermen y crezcan sanos, sin embargo, a veces es imposible. Por ello, es fundamental conocer sobre algunas infecciones graves que pueden tener consecuencias fatales en nuestros hijos, una de ellas es la apendicitis.

El apéndice es un tubo conectado con el intestino grueso, este puede obstruirse por la presencia de heces o lombrices intestinales, provocando que se hinchen las paredes del apéndice, cerrando el paso y por consecuencia se forman bacterias que se multiplican generando una infección.

Un apéndice que no es detectada a tiempo y tratada, puede transformarse en peritonitis, un dolor abdominal agudo que tiene que tratarse por medio de una cirugía. Por lo regular afecta a niños de edades entre los 11 y los 20 años, es poco frecuente en lactantes o niños pequeños.

Los síntomas comunes

  • Dolor alrededor del ombligo o área abdominal (es ligero pero aumenta cada día)

  • Fiebre moderada

    Advertisement
  • Falta de apetito

  • Nauseas

  • Vómitos

  • Dolor en la zona derecha inferior del abdomen

  • Estreñimiento

    Advertisement
  • Diarrea (pequeñas cantidades como mucosidad)

  • Escalofrió

Los síntomas varían conforme a la edad de los menores, por ejemplo si son niños de 2 años o menos, es probable que tenga vómitos frecuentes y su abdomen este hinchado y con dolor.

Los tratamientos

El diagnostico a tiempo puede ayudar a curar la infección por medio de antibióticos. Sin embargo la apendicitis requiere forzosamente de una intervención quirúrgica, donde se retira el apéndice, esta cirugía se llama apendicetomía. Después de la cirugía es común que los especialistas suministren antibióticos vía intravenosa para reducir la infección, así como analgésicos. La cirugía requiere de dos a tres días de hospitalización.

Te invito a leer: Cómo sobrevivir a la hospitalización de un hijo

Advertisement

También tenemos otra opción que es una cirugía menos complicada donde los especialistas realizan una incisión en el abdomen llamada laparoscopia que consiste en realizar unas pequeñas incisiones en la superficie abdominal por donde introducen instrumentos que permiten visualizar el interior y manipularlo.

Cuando la afección se complica es probable que se trate de una peritonitis que es la inflamación del peritoneo que se produce por la perforación del apéndice, también es tratada por cirugía.

Te comparto: 9 síntomas de malestar que JAMÁS debes pasar por alto en tus ni

¿Se puede prevenir?

Podemos ayudar a nuestros hijos a mantener una dieta saludable, rica enfibra con frutas y verduras. La fibra ablanda las heces fecales y aumenta su peso y tamaño, por lógica será más fácil eliminarlas, haciendo que el apéndice no se obstruya o tape la salida.

Algunos alimentos son: brócoli, coles de Bruselas, camotes, cebolla, jícama, semillas de linaza, chía, bayas, chicharos, almendras, ejotes, coliflor, frijoles, entre otros. También puedes comprar suplementos como: psylium orgánico, al beta-caroteno, vitamina C y zinc, que la puedes conseguir en cualquier farmacia o tienda de autoservicio.

Advertisement

Recuerda complementar la buena alimentación con el consumo de agua, ejercicio y descanso. Recuerda que la apendicitis es una infección, por ello, es importante mantener el sistema inmunológico saludable. Nunca subestimes el dolor abdominal de tus hijos, detectar a tiempo los síntomas para evitar una cirugía, costosa y una recuperación molesta y larga.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias