Dinero y matrimonio ¿son compatibles o se repelen?

La tranquilidad financiera en el matrimonio tiene que ver con la confianza que exista entre las partes.

Erika Patricia Otero

Leí hace poco que el matrimonio antes que ser una unión por amor, era una transacción económica. Honestamente, lo primero que pensé es que quien escribió ese articulo era muy materialista. Sin embargo, al continuar con mi lectura, me di cuenta que no era un concepto del todo errado.

Pensar en el matrimonio solamente como un acto de amor es muy romántico, y en un inicio es cierto; pero pasados los meses te das cuenta que en efecto, tiene que ver bastante con una transacción económica.

Voy a ponerlo en estos términos: Lo que es la boda, implica dinero; la luna de miel (si es que se pueden dar ese lujo) puede ser bastante costosa. Luego de esto viene el alquiler de la casa o el apartamento donde van a vivir los recién casados; eso sin contar con que deseen invertir directamente en una propiedad.

Añádele a esto la compra de los enseres para hacer la casa habitable, la inversión en compras mensuales para la manutención, y si a eso le sumas la llegada del primer hijo, pues lo único que verás es la cantidad tan abismal de dinero que se debe invertir en un hogar y una familia.

Así que sí, casarse puede ser muy romántico; pero implica un gran costo económico, que puede ser detonante de muchos problemas matrimoniales si la pareja no habla claro al respecto.

Advertisement

¿Cómo evitar esos problemas?

Simple, sentándose juntos y organizándose al respecto. Puede resultar incómodo para las partes, pero es algo que entre más rápido afronten, pronto resolverán.

Algunos de los temas que la pareja deberá abarcar si desea tener estabilidad económica son:

1 Gastos individuales

Ya sea que ambos dispongan de una cantidad de dinero determinada para gastar al mes o a diario, es algo que necesitan saber.

El asunto es que esto va a dejar ver esos gastos de más innecesarios, y les va a llevar a hacer reclamos tipo: «si no comieras en ese restaurante y llevarás de la casa, o comieras en tal lugar que es rico y más barato«, y así por el estilo.

No es cuestión de tacañería; el problema es que descubrir que gastas en cosas innecesarias puede resultar belicoso para la pareja. Pese a eso, también puede ser una ventaja porque si se llega a un consenso personal, puedes saber cuánto dinero tienes, cómo lo gastas y cuánto te queda al final de mes.

Advertisement

2 Deudas en tarjetas de crédito

Hoy día es raro que las personas no tengan una tarjeta de crédito. El punto es que a veces las personas se confían y desmandan  en el uso que le dan, y cuando se dan cuenta, ni el sueldo les alcanza para pagar la cuota.

Sentarse y hablar de las tarjetas y las deudas que se tienen, es un generador de conflicto porque al momento de buscar un préstamo para comprar un auto o una casa, las cosas pueden no salir como se espera.

3 Lo que se comparte

En algunos países es usual que la pareja tenga una cuenta de ahorros mancomunada. En esta, se suele guardar dinero con una o varias metas en mente, y solo se puede hacer uso de esta bajo el consentimiento del otro.

Algo que también es muy común, es que si ambos trabajan sean ambos los que aportan al hogar y sus gastos. No hay problema cuando esto fue un acuerdo premarital; sin embargo, puede resultar espinoso si se siente que se descarga más responsabilidades en el otro (que suele pasar).

Como sea, el manejo que se da al dinero que se gana de forma individual, por mucho que sea producto de tu esfuerzo, es algo que debe conocer tu cónyuge.

Advertisement

En casos donde el hombre trabaja y la esposa se queda en el hogar, pues funciona de igual manera, porque lo que aporta la esposa es esfuerzo y administración del dinero que ingresa al hogar y es justo que el esposo sepa cómo ella invierte el dinero y que ella sepa cuánto gana él.

4 Planes económicos para cuando la pareja ya no esté

En Colombia es usual que si el esposo es pensionado, al morir la cónyuge herede su pensión. Sin embargo, es necesario dejar esto claro aunque sea un tema difícil de abordar. Es necesario hacerlo para proteger a la pareja y a los hijos.

Si ambos tienen conocimiento de las propiedades y bienes que tienen en común, más control tendrá de este tema para no dejarla desamparada al momento del fallecimiento.

5 ¿Ahorro o inversión?

Es necesario que estén de acuerdo en esto. Ambos deben decidir si lo que desean es, por ejemplo, invertir en acciones, o  comprar una casa y hacer varios apartamentos para rentarlos. La decisión es mutua porque ambos se verán afectados o beneficiados de lo que suceda.

6 Gustos y gastos

Supón que en un mes les queda de ganancia unos 1000 dólares. Ese dinero decidieron darse un gusto para la pareja o la familia; pues bien, el asunto es llegar a un acuerdo que les beneficie a todos.

Advertisement

Sea poco o mucho el dinero que les quede de sobra siempre deben pensar en el beneficio común antes de priorizar los deseos individuales; aún más cuando hay niños de por medio.

7 Cuándo debes decir que compraste algo

Depende de la inversión. Si es algo pequeño como la compra de una blusa o una camiseta pues no es un gasto que les desacomode el mes y bien puede salir a la luz en una conversación ocasional. Las cosas cambian cuando el dinero que se gastó fue exagerado para un perfume, una cartera o un par de tenis deportivos.

Gastos así mes a mes puede ocasionarles problemas serios y por eso es necesario que tu pareja sepa en qué gastaste ese dinero, por mucho que sea tuyo.

Para algunas parejas es complejo hablar del tema dinero. Es más, hay muchos matrimonios que caen en violencia económica  (humillar a su pareja porque gana menos o depende de él o ella, o incluso agredirla porque gana más y controlar en exceso los ingresos y gastos del otro) y llegan incluso al divorcio por este motivo.

Es bueno hablar del tema con mucho respeto y si hay que hacer un llamado de atención, ser lo más cuidadoso posible. Así que lo recomendable es ser lo más abierto posible, y siempre tener en cuenta que lo que haga o deje de hacer el otro con el dinero, puede y será un problema para ambos.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.