El amor de pareja durará tanto como lo cuides

Un experto en estabilidad matrimonial revela las claves para saber cuidar, cultivar y conservar el amor de pareja. ¿Estás cuidando de tu relación?

Adriana Acosta Bujan

Seguramente en más de una ocasión te habrás visualizado con tu pareja viviendo juntos hasta la vejez, con un amor indestructible y eterno, ese que va más allá de la vida terrenal. Pensarlo es algo fácil, que inunda de ilusión el corazón de cualquiera; sin embargo, para lograrlo se requiere de trabajo constante, perseverancia e inteligencia; de lo contrario, es posible que con el paso de los años este sentimiento y anhelo pierda fuerza.

Lamentablemente, no podemos permanecer toda la vida enamorados como la primera vez, ya que científicamente está comprobado que ese sentimiento solo dura unos cuantos meses; por lo que después de esta fase maravillosa la pareja deberá ser capaz de transformar el enamoramiento en un amor pleno y verdadero.

La realidad del amor en pareja

Cuando termina la etapa de conquista y enamoramiento, llega el momento crucial en toda relación que es mantener vivo el amor. Eso implica un millón de adversidades que se deben superar para fortalecer ese sentimiento y lograr que perdure.

Por mencionar un ejemplo, podemos encontrar el error más común que es la falta de tiempo en pareja cuando nacen los hijos. Muchos creen que al tener un hijo por añadidura el amor de su pareja lo tienen asegurado, por el lazo tan especial que se crea al formar una familia. Sin embargo, es ahí cuando la relación llega a perder fuerza, en caso de no saber cómo superar la carencia afectiva.

Sabemos que para fortalecer el amor es indispensable que los pequeños detalles se mantengan cada día, así como también valorar a la pareja haciéndola sentir especial y amada, incluso sacrificar algunas cosas sin poner en riesgo nuestra autonomía e independencia; pero has de saber que el amor durará tanto como lo cuides.

Advertisement

Según John Gottman existen cinco aspectos importantes que toda pareja debe tener en cuenta para que su relación perdure, además de las mencionadas anteriormente; estas son:

1 Pensar en plural

La utopía ideal del amor en pareja sería que no existieran los problemas, que todas las decisiones que se tomen sean acertadas, que el enamoramiento nunca desaparezca, vivir toda la vida sintiendo esas mariposas revoloteando en el vientre y tener esa pasión en cada encuentro. Pero no es posible, debido a que todos tenemos que pasar por pruebas de aprendizaje, que nos hacen más fuertes emocionalmente.

Gottman afirma que en todo momento las parejas deberán trabajar en equipo, para superar cualquier problema y siempre deberán pensar en plural. Se trata de opinar, actuar, ejecutar, analizar en conjunto, sabiendo que toda decisión buena o mala a los dos repercutirá.

Él dice que el error es pensar muchas veces en singular sin involucrar a la pareja, lo que hace que las responsabilidades recaigan en solo uno de los dos, cuando en realidad deben ser equilibradas. ¿Cuántas veces te has sentido incomprendida al sentir que tienes una gran carga de obligaciones? Sentirse de esa manera en ocasiones provocará que el amor se quebrante y que se vayan acumulando rencores, decepción y frustración.

2 Admiración

Para admirar a nuestra pareja en todos los aspectos, debemos ser capaces de valorar sus esfuerzos y dedicación por asegurar el bienestar familiar. Se refiere a ponerse en los zapatos del otro y empatizar, para así aprender y comprender el verdadero sacrificio.

Advertisement

“Admiro tu inteligencia para encontrar soluciones a los problemas”, “Admiro tu facilidad para hacerme reír cuando me siento triste”, “Admiro tu esfuerzo para conseguir nuestra estabilidad económica”, etcétera.

Jamás dejes de admirar a tu pareja, con solo apreciar sus virtudes, cualidades y habilidades, te darás cuenta que tienes una persona maravillosa a tu lado y que eres muy afortunada y bendecida.

3 Sin tener miedo

Se trata de la libertad de expresión, de tener la habilidad de poder decir las cosas de manera amorosa, sin tener miedo a las consecuencias. Las parejas exitosas son aquellas que se comunican todo el tiempo, que saben cómo y cuándo expresar sus molestias, inquietudes, dudas y preocupaciones. Son parejas que tienen en claro que los problemas se resuelven más fácil cuando se buscan soluciones en conjunto.

También en este punto Gottman se refiere a conocer a la pareja, identificando las cosas que despiertan interés y cuáles no, para así hacerla sentir especial e importante.

4 Aprendiendo juntos

El detalle es que al resolver los problemas en conjunto, se pasa por un momento de tranquilidad y bienestar; sin embargo, se deberá aprender de los errores para evitar experimentarlos en repetidas ocasiones.

Advertisement

Se trata de reflexionar y aprender de las consecuencias negativas, para así transformarlas en positivas, todo ello para mejorar la convivencia en pareja; muchas veces el error que se comete es en reclamar, buscar culpables, reviviendo los momentos de sufrimiento y malestar, sin dejar esos sentimientos destructivos en el pasado.

5 Aceptar y amar a la pareja tal cual es

Por más que una persona se esfuerce por cambiar o modificar algún comportamiento o actitud que sabe que molesta a su pareja, algunas veces es prácticamente imposible, ya que muchos aspectos los tenemos arraigados desde la infancia. Sin embargo, para que el amor dure, lo ideal será aceptar a la pareja tal cual es, con todos sus defectos.

No trates de cambiar a tu pareja, ámala como es; de lo contrario iniciarán una batalla innecesaria que debilitará el amor en su relación, ya que serán muchos los conflictos y peleas que tendrán que resolver.

¡El amor durará tanto como lo cuides! Aprende a disfrutar cada momento que pases con tu pareja, esas conversaciones a las 2:00 am, esas demostraciones de amor, el despertar a su lado, el disfrutar de una deliciosa comida y de esos detalles románticos. ¡Siéntete feliz, afortunada y bendecida, porque estoy segura que vives con el amor de tu vida!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias