El cáncer de mama: prevenir es mejor que lamentar

El cáncer de mama se puede combatir con éxito, si es descubierto a tiempo. Acá te regalo algunos datos que pueden serte de utilidad y que te ayudarán a prevenirlo o detectarlo oportunamente.


Erika Otero Romero

He vivido de manera muy cercana la experiencia de tener familiares y allegados que han padecido algunos tipos de cáncer bastante agresivos, que han terminado con sus vidas. Recuerdo que cuando tenía unos 12 años de edad, la abuela de unos primos míos murió a causa de un cáncer de mama, descubierto de manera muy tardía.

Presenciar el deterioro físico que sufre una persona (hombre o mujer) debido a la enfermedad y el riguroso tratamiento, deja una sensación de miedo increíble, que le hace pensar a uno que es mejor prevenir, que lamentar. En razón de lo anterior, este artículo te brindará la técnica de autoexamen de mama más común, usada por las mujeres alrededor del mundo, para descubrir a tiempo el cáncer de pecho.

Técnica de auto examen de mama

  1. Para empezar, desnuda la parte superior de tu cuerpo y recuéstate sobre tu cama, sin almohada.

  2. Después, coloca tu mano derecha detrás de tu cabeza y con los dedos del medio de la mano izquierda presiona suave, pero con firmeza, haciendo movimientos pequeños y de forma circular hasta examinar toda la mama derecha.

  3. Luego, estando sentada o de pie, palpa la axila del mismo brazo, ya que el tejido mamario se extiende hasta esa área.

  4. No olvides presionar suavemente los pezones, verificando si hay secreción.

  5. Haz la misma operación en la mama izquierda.

    Advertisement

Visibles señales de alerta

Ahora bien, a continuación expongo algunas señales externas que pueden presentarse en un seno como posible manifestación de cáncer mamario. Así que ten cuidado si tus pechos presentan alguna de las siguientes manifestaciones:

  1. Protuberancias evidentes.

  2. Venas crecientes.

  3. Erupciones de la piel.

  4. Endurecimiento de la piel del seno afectado.

  5. Asimetría evidente.

  6. Hinchazón en parte o en todo el seno (aunque no se sienta una protuberancia definida).

  7. Irritación o hendiduras en la piel.

  8. Dolor en el seno o en el pezón.

  9. Retracción (contracción) de los pezones (pezón hacía dentro).

    Advertisement
  10. Enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno o del pezón.

  11. Secreción del pezón que no sea leche materna.

El cáncer de mama se puede prevenir

Si bien es cierto que contraer cáncer resulta a veces como ganarse una desastrosa lotería, lo cierto es que tienes en tus manos la opción de prevenir el mismo. Si te preguntas cómo puedes hacerlo, a continuación te oriento al respecto.

1. Cuida tu alimentación

Evita alimentos enlatados y con alto contenido de preservantes o conservantes. Si tienes las posibilidades, consume alimentos orgánicos, libres de agentes insecticidas y demás químicos.

2. No fumes

Si bien fumar no es un causante directo de cáncer de mama, perjudica en gran manera el metabolismo del cuerpo, depositando la nicotina y otros químicos en las glándulas mamarias.

3. Practica ejercicio

Una vida activa hace que el metabolismo del cuerpo sea menos lento y te mantengas saludable.

4. Visita al médico

Es muy importante ir al médico de manera regular y, sobre todo, estar atenta cuando algunos de tus antepasados en la familia han padecido cáncer de pecho.

Si en algún periodo de la vida (inclusive en la infancia), tus pechos, los de tus hijas o hijos, e incluso de tu esposo presentan algunas de las anteriores manifestaciones, recurre al médico especialista sin esperar. El cáncer de mama es tratable si es descubierto a tiempo.

Te invito a leer: Vence el cáncer antes que toque tu puerta
Lee también: Prevención de cáncer

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.