El perdón dentro del matrimonio puede tener sus varientes

El pedir perdón es un valor de los seres humanos. En tu matrimonio también es válido aunque existen varios tipos.


Erika Gaytán

¿Me perdonas? Sin duda resulta ser una de las peticiones más difíciles de realizar porque implica aceptar que una misma ha cometido un error, lo cual genera en la mayoría de las personas cierta molestia, la cual aumenta de nivel cuando se debe aceptar ante otra persona.

El margen de error es también importante en estos casos porque dependiendo de este va hacer más difícil todavía ofrece una disculpa. Es decir, si pisas a un individuo en la calle te volteas y de manera automática le dices “discúlpame”, pero si hiciste algún comentario sobre alguien cercano (familiar, amigo, compañero de trabajo, vecino) y resulta que no fue cierto, pesa todavía más hacerlo.

Hasta con la pareja sucede y tampoco se facilita esta petición, por ejemplo con el celular, ves que está mandando y recibiendo mensajes frecuentes y empiezas a pensar de inmediato que hay otra mujer de por medio, te molestas con él hasta que logras ver sus mensajes y al ver que se trataba de su familia o amigos ya no sabes ni cómo salir del problema sin pedir perdón. Al parecer entre más cercana sea persona, más complicado se vuelve.

Qué es el perdón y su credibilidad

Sin duda una de las capacidades que tiene el ser humano con una misión extrema: deshacer lo ya hecho y conseguir credibilidad como lo define la pensadora de alemán Hannah Arendt “el perdón (ciertamente una de las más grandes capacidades humanas y quizá la más audaz de las acciones en la medida en que intenta lo aparentemente imposible, deshacer lo que ha sido hecho y lograr a un nuevo comienzo allí donde todo parecía haber concluido) es una acción que termina con un acto único”.

Sin embargo, se debe tener mucho cuidado en la forma en que se pide y su frecuencia. Pierde credibilidad completa si se hace de manera frecuente y siempre de lo mismo, como aquel esposo que le es infiel a su esposa una vez, se entera la esposa, hablan y el marido le asegura que no va a volver a suceder nunca más pero vuelve a hacerlo nuevamente y la historia se repite muchas veces más hasta que la mujer lo termina, aunque el varón le asegura haber aprendido la lección ya no son creíbles sus palabras.

El pedir disculpas tiene sus variantes para ofrecerlas

1. Disculpa asertiva

Es una forma de suavizar la petición anteponiendo la palabra “lo siento” (lo siento pero no pensé que quisieras un helado”, con esto se muestra la habilidad para gestionar y prevenir conflictos, aunque no se tome como una disculpa sincera.

2. Disculpa de reversión de la culpa

Este tipo es muy peculiar porque es un pedir una disculpa por algo que en el fondo la otra persona sabe que es verdad, aunque no te guste “siento mucho que te moleste lavar los trastes pero no se lavan solos”.

Advertisement

3. Disculpa plástica

Adewale la describe como una disculpa ´falsa´, la que no se siente, solo se hace por convención, la que se dice de manera oral pero su expresión corporal lo desmiente totalmente.

4. Disculpa circular (de rotonda)

Tiene que ver con el ejemplo que hablaba antes, cuando una persona comete un error, pide disculpa, vuelve a cometer el mismo error y se forma un círculo de estos factores en el que de verdad no hay un sentimiento de cambio real.

5. Disculpa sincera

En primer lugar debe salir del corazón, debes darte cuenta que de verdad te equivocaste, procura ponerte en su lugar, mostrar arrepentimiento, ofrecer algo para restaurar el daño y cambiar ese hábito.

El ser capaz de ofrecer una disculpa te engrandece porque te ayuda a crecer por el hecho de ver tus errores y cambiarlos, por ende te hará crecer con tu pareja y ser un gran ejemplo para tus hijos.

Toma un momento para compartir …

Erika Gaytán

Oriunda de la tierra del taco, el mariachi y el folklore. Periodista de profesión y corazón. Por muchos años he tenido la fortuna de colaborar como docente en la educación de niños, adolescentes y jóvenes. La música, la enseñanza, la investigación, lectura y escritura son mis grandes aficiones.