El secreto que esconden las parejas que salen sin los hijos

El amor de pareja se renueva cuando vuelves a tener una cita.

Adriana Acosta Bujan

Eran incontables las salidas y experiencias románticas cuando era recién casada. Recuerdo que todos los días salíamos en pareja para disfrutar nuestro amor. Solíamos ir a pescar, a comer, al cine y hasta de viaje.

El primer año de casada fue uno de los más inolvidables y maravillosos, debido a que fue una época en la cual el amor estaba más vivo que nunca. En poco tiempo creció en nuestros corazones la ilusión de convertirnos en padres.

Después de dos años, recibimos la noticia que tanto esperábamos y comenzamos a planear a detalle la llegada de nuestro primogénito. Toda mi vida era un cuento de princesas hecho realidad. Al nacer a nuestro hijo, debo confesar que mi relación de pareja cambió totalmente.

Al principio no percibía que mi matrimonio se volvía cada vez más frío y rutinario. Ya que nuestro hijo acaparaba toda nuestra atención y amor. ¡Claro! No puedo culpar a mi hijo por ello, porque mi esposo y yo, estamos convencidos que él es una gran bendición que nos ha llenado la vida de satisfacción y alegría.

Como es lógico, las responsabilidades y obligaciones aumentaron y las demostraciones de amor y romanticismo pasaron a segundo plano. Incluso existieron momentos en los cuales ya no teníamos tiempo de conversar, por el cansancio acumulado.

Advertisement

Mi historia es un ejemplo de lo que muchas parejas viven en la actualidad. Ya que es algo común que se vive y experimenta en todo matrimonio. Un estudio confirma que los niveles de satisfacción marital cambian y se modifican con el paso del tiempo.

Incluso se refiere al compromiso en pareja, donde los dos integrantes deben demostrar manifestaciones de afecto, compañía, apoyo, comunicación para reforzar el amor.

Además, la psicóloga Ashley Willis agrega que el mejor regalo que podemos darles a los hijos es que vean y sepan que sus padres tienen un matrimonio saludable, feliz y amoroso. La experta habla también de la importancia de priorizar a nuestro cónyuge y matrimonio, para darles a los hijos un buen ejemplo a imitar y seguir.

Por fortuna, mi esposo y yo pudimos darnos cuenta que nuestra relación necesitaba renovarse día con día y que necesitábamos actuar de inmediato para evitar que el amor muriera lentamente.

¿Cómo lo logramos?

1. Un día de la semana para nosotros

Algunas veces puedes sentirte extraña cuando no sales con tus hijos, incluso puedes experimentar sentimientos de egoísmo. Sin embargo, olvídate de esos pensamientos, ya que es importante que tú y tu pareja tengan un día para estar solos y así renovar su amor.

Advertisement

Cuando sales con tu pareja, el tiempo se detiene y se disfruta al máximo, recordando todo el amor que se tienen el uno por el otro.

2. Rutinas saludables

No puedes alejarte de las responsabilidades de criar a tus hijos, pero sí puedes establecer con tu pareja una rutina saludable. Por ejemplo: cuando lo hijos se duermen es momento para compartir tiempo de calidad en pareja. Puedes aprovechar para conversar, solucionar problemas y tener intimidad.

Incluso puedes establecer reglas familiares, donde tú y tu pareja puedan compartir experiencias. Como ejemplo: mi esposo y yo, vamos solos a hacer las compras, dejando a mi hijo al cuidado de sus abuelos.

3. Un buen ejemplo a los hijos

Si decides salir con tu pareja por lo menos una vez a la semana, estarás enseñando a tus hijos la importancia del matrimonio y de cómo se debe cultivar el amor. Cuando ellos estén por formar sus propias familias, seguramente seguirán tu ejemplo.

4. Volver al romanticismo

Los mensajes de amor, las llamadas inesperadas, los bailes espontáneos, son algunas ideas para volver al romanticismo. Te aconsejo hacer una retrospectiva de todo lo que hacían cuando eran novios y así poder aplicar esas cosas que te llegaron a enamorar.

Advertisement

5. Distintas conversaciones

Al salir con tu pareja, evita por completo tener pláticas referentes a los hijos. Sé que es un poco difícil, sin embargo, por el bien de su relación, debes intentarlo. Conversa con él sobre temas que les interesen y que los dos puedan aprender de ambos.

6. Sólo para adultos

Dentro de sus planes para salir en pareja, deben elegir lugares donde sean exclusivos para adultos. Me refiero a no estar en un lugar rodeado de niños y familias completas. Por ejemplo: puedes aprovechar para ir a un concierto, al cine o al teatro.

7. Noches sagradas sin distractores

Una escena típica de parejas que se olvidan de renovar su amor, es cuando los dos están recostados en la cama y cada uno está con su dispositivo móvil. Sin darse cuenta su relación se volverá fría y sin sentido.

Así que, anímate e invita a tu pareja a salir un rato por las noches a caminar tomados de las manos. Como una estrategia para romper con la rutina y renovar su amor, ya que toda la atención se enfocará en ustedes como matrimonio.

8. Unas vacaciones solos

Podrías pensar que es una locura salir de vacaciones sin tus hermosos hijos. Pero créeme que, cuando los niños ya son algo mayores, es algo que deben considerar hacer como pareja. No digo que te vayas por largos meses, con un solo fin de semana bastará para renovar el amor.

Advertisement

El amor en todas las relaciones matrimoniales cambia con la llegada de los hijos. Por esa razón, piensa que está en tus manos actuar a tiempo para que tu relación perdure por muchos años. Recuerda que el amor se debe cultivar día con día, como si fuera una planta que hay que regar.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias