El terrible error que cometen los padres en verano

A todos nos gusta llevar a nuestro bebé en la carriola bien protegidos pero ¿sabías que esto puede ser muy peligroso?


Emma E. Sánchez

Basta con salir a la calle para ver carritos de bebés o carriolas cubiertos con una frazada o una capucha plástica apara cuidar que el polvo, el sol o hasta el viento pero el pediatra sueco Svante Norgren dio la alerta sobre el peligro que implica esta práctica.

Este pediatra trabaja para el hospital Astrid Lindgren de Estocolmo y realizó un experimento con el cual demostró que el interior de una carriola cubierta puede alcanzar una temperatura de 22 hasta 34 grados en 30 minutos y hasta 37 grados en una hora.

Ya estarás imaginando lo que esto significa para un pequeño bebé.

Etapa infantil publicó los resultados de este experimento y en verdad que son sorprendentes.

Imagina:

  • Un carrito de bebé sin cubierta, dejado al sol durante 30 minutos puede alcanzar una temperatura de 22 °C

  • El mismo carrito dejado al sol durante el mismo tiempo cubierto con una sábana fina, subió hasta 34°C y en una hora alcanzó los 37°C

¿Por qué sucede esto?

Muy sencillo: cubrir el carrito produce un efecto invernadero y se corta la circulación del aire de ahí que la temperatura suba tanto.

Advertisement

Además, al ir cubierto, los padres no ven al pequeño y no se dan cuenta cuando el niño comienza a sentirse mal y hasta deshidratarse. El pequeño que está dentro de la carriola está en gran riesgo y para él, aumenta el riesgo de que se produzca el síndrome de muerte súbita del lactante.

Sabemos que los pequeños tienen dificultades para regular su propia temperatura corporal por lo que un exceso de temperatura puede llegar a afectar seriamente sus órganos o su cerebro.

Segú el pediatra Norgren, si los papas notan que tras estar en la carriola el bebé está muy caliente, deben llevarlo inmediatamente a un lugar fresco, colocar un lienzo húmedo en la cabeza y verificar que beba agua, si el niño no se recupera en breve, deben llevarlo a recibir atención médica urgente.

Para evitar todo este tipo de problemas considera estas recomendaciones:

  • NO salgas a pasear con tu bebé en las horas de más calor pues no solo se trata de calor, también la radiación solar aumenta

  • En verano redobla las precauciones para evitar la deshidratación

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.