El vacío emocional: esa sensación de que te falta algo pero no sabes qué ni por qué.

Nuestra psicóloga comparte algunas técnicas que te ayudarán a salir de esa incomoda sensación.


Erika Otero Romero

Todos en algún momento de la vida han experimentado esa sensación de que algo les falta pero no saben qué, esa sensación de estar vacíos poco a poco se va tornando dolorosa y tiene que ver mucho con el sentimiento de soledad.

Lo peor de todo es que no saber la razón por la cual les invade ese sentimiento de estar “vacíos por dentro”, genera molestia pues no se sabe qué pueden hacer para cambiar esa sensación.

Según el portal psicología y mente, en esa búsqueda de solución a ese problema interno, muchas personas recurren a comer en exceso, otras más van de fiesta pues creen que lo que les hace falta es estar con amigos, otros más van de pareja en pareja buscando una solución física a un problema emocional, pero lo único que están haciendo es hacerse más daño.

¿Qué buscan con esos comportamientos?

Llenar ese vacío que les invade, ¿pero lo logran? La respuesta es no y es que la solución no está fuera de ellos si no en su interior.

La página gabinete de psicología explica que la persona al no lograr llenar ese vacío puede llegar a atentar contra sí mismo -tanto física como emocionalmente cayendo en conductas supremamente dañinas para su persona- o comenzará a culpar a quienes le rodean por sus emociones

¿Qué predispone que una persona se sienta “vacía por dentro”?

Hay varios factores que hacen más propensa a una persona que a otra a sentirse de esa manera.

1.El autoconcepto negativo

Está ligado a la baja autoestima (amor propio). Tiene que ver con la visión que cada cual tiene de sí mismo tanto interna como de manera externa. Es como cuando te preguntan sobre lo que piensas de ti y respondes algo así como: soy inteligente, interesante, por ejemplo.

Advertisement

Pues bien, cuando una persona no tiene una imagen positiva de su persona va a decir que se siente fea y además se ve fea, por ejemplo.

2.La autoexigencia

En el portal de psicología mi guía, se explica que la autoexigencia tiene mucho que ver con “excederse de los límites del dominio de sí mismo”. Cuando una persona se exige de más o por encima de sus capacidades reales se convierte en esclavo de su propio ser.

3.La dependencia emocional

Tener la necesidad de estar vinculado a alguien pues solo se siente incompleto e incapaz de seguir adelante.

4.La necesidad de atención

Está ligado al trastorno histriónico de la personalidad y tiene que ver con una necesidad excesiva de que los demás estén atentos de su persona, de que la acepten y aprueben su aspecto, quien es y lo que hace.

Cuando una persona presenta uno de los anteriores aspectos y de ninguna manera se encuentran satisfechas sus necesidades es cuando siente ese vacío.

¿Cómo se alivia ese vacío emocional?

Hay varias técnicas psicológicas que ayudan a las personas a superar episodios de vacío emocional, entre esas encontramos:

La técnica del vecino

Esta no es más que un recurso donde la persona que se siente vacío imagina a un amigo o pariente y habla con él respecto a sus emociones y sentimientos; es decir, usa esa imagen mental de una persona para descargar sus emociones, luego procede a IMAGINAR lo que esa persona le respondería ante su situación y la manera cómo le ayudaría con su consejo.

Acá lo que hace la persona es hablar consigo mismo, pues él es el único que puede dar solución a sus problemas internos.

Hablar consigo mismo

Así como en ocasiones eres tu peor enemigo también puedes ser tu mejor amigo. Así que lo que debes hacer es mantener un nutrido dialogo contigo, de esa manera te autorregulas y superas esa sensación de vacío y así reduces la dependencia afectiva.

Mejora el concepto que tienes de ti

Acá la cuestión es trabajar tu amor propio, la imagen que tienes de ti, establecerte metas y objetivos que te ayuden poco a poco a ser mejor para ti mismo y así mejorar tu convivencia contigo como persona sin castigarte.

Advertisement

Pueda que en algún momento requieras la ayuda de un terapeuta que te oriente sobre la manera de lograrlo, pero para empezar puedes hacerlo con afirmaciones positivas sobre ti mismo unos cuantos minutos al día mientras te miras al espejo.

Hazte consiente de tu valor como persona

Todos tienen cualidades y fortalezas, solo tienes que hacerte consiente de ellos. Es normal que te fijes en tus aspectos menos positivos, pero tener defectos no te hace alguien malo si no alguien HUMANO. Con todo, esos aspectos que menos te favorecen siempre se pueden cambiar, y si es que esa idea te hace feliz pues entonces cambia pero para tu propio beneficio.

No es un acto egoísta, piensa que al sentirte mejor contigo, los demás, tú familia, amigos y compañeros de trabajo van a sentirse bien a tu lado y tu vida será mucho más feliz y plena que antes.

Ponte metas

Toda persona que se plantea metas y pone su energía y voluntad en conseguirlas, está más concentrada en sus capacidades para lograr sus propósitos y menos atenta en sus dificultades.

Rodéate de tus seres queridos

Si bien es cierto que la sensación de vacío está provocada por tus sentimientos de soledad internos (como que no te tienes a ti mismo) estar con quienes te quieren de verdad, te ayudan a sanar tus heridas, a ratificar que vales la pena amarte porque eres alguien que merece el amor de los demás, y eso le hace mucho bien a tu persona.

Mereces ser feliz y vivir a plenitud, no te aísles y amate, pues cuando te amas a ti mismo es mucho más fácil que los demás vean tu verdadero valor.

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.