¿Eres adicta a la Internet?

¿Demasiado tiempo en las redes sociales? ¿Es un problema para ti que tu esposo o tus niños dejen el celular a la hora de la comida? Este artículo es para ti.

Emma E. Sánchez

Padres de familia, maestros, entrenadores, conductores, policías, ministros religiosos, esposas, esposos, todo mundo expresa la misma queja: ¡los jóvenes –pero también muchos adultos– no se despegan ni un momento de internet! Ya sea por medio de sus teléfonos celulares, tabletas o computadoras personales se mantienen conectados a la red y aislados por completo del mundo que les rodea.

¿Sabías que han atropellado gente que nunca percibió el vehículo que lo impactó por caminar absorto en la pantalla del celular? O ¿que el conductor que atropelló, también iba casi sonámbulo, abstraído en su teléfono? Por si fuera poco, ya se han reportado casos donde jóvenes adultos han fallecido por deshidratación al pasar días y días jugando en línea (es un extremo, sí, pero también un hecho real).

Relee: La verdadera historia de la adolescente vampiro.

Con estos antecedentes ya podemos decir que esta adicción está provocando el deterioro y la muerte de quienes, prácticamente, caen a los pies de las redes. ¿Cómo saber que tienes una adicción a las redes o a internet en general? Revisa con detenimiento estos síntomas que acusa quien es adicto a internet y sus redes:

1. Generan placer

Te sientes aliviada una vez que enciendes la computadora y tienes acceso a los juegos o páginas que acostumbras.

Advertisement

2. Niegas la adicción

Si alguien te insinúa que pasas mucho tiempo conectada, que has descuidado tus deberes y tus otras aficiones, te molestas y no crees que esto sea realidad, que es una exageración, pero cada día son más las personas que te lo dicen.

3. Deseos desmedidos por conectarte

No puedes estar en paz, no hay nada en lo que puedas concentrarte y en tu mente sólo está estacionada la idea de encender el teléfono celular y jugar, chatear, mandar mensajes y revisar tus redes sociales; y entre más pasa el tiempo, mayor se vuelve la necesidad de entrar en la red.

4. Te molestas si falla la red

Y es un enojo verdadero, desmedido y que te hace distanciarte de quienes te rodean. Mueves cables, avientas y rompes objetos porque ¡te enojas en serio!

5. Lo haces a escondidas

Te da lo mismo si estás en medio de una reunión familiar, en un concierto, en un servicio religioso, en la escuela o el trabajo, te escondes en el baño o en otro lugar discreto donde puedas revisar tus dispositivos electrónicos sin que nadie te moleste o te juzgue. Tal vez esto ya te ha generado problemas o llamadas de atención. Aunque estas últimas, por lo que se ve, no sean suficientes.

6. Generan angustia

Estás constantemente pensando en qué estará sucediendo en las redes, qué estarán publicando, si tu nivel de juego ha bajado o si tus contrincantes o amigos en línea te estarán esperando, y la angustia de no poder estar ahí te domina y dejas de lado todo lo demás.

Advertisement

7. Te despiertas en la noche para usar tu celular

¿Algo más que decir al respecto?

8. Si tienes problemas, los olvidas si te conectas

Te enojas con tu esposo, con los niños o en el trabajo, y te vas directo a internet para olvidarte de todo…

9. Gastas dinero tuyo o de otros

Ya sea en compras de artículos innecesarios, en apuestas o para tener algunas aplicaciones. Si pierdes el control y, por ende, el manejo de tu dinero y abusas del de otros o lo utilizas sin su autorización, ya estás metida hasta el cuello en serios problemas.

10. Alteraste tu sueño y alimentación

Dejar de dormir y comer para conectarse a internet ya está afectando tu salud. ¡Por favor, tienes que hacer algo ya!

Si te identificas tú, o algún miembro de tu familia, con más de seis de estas diez características, amiga, acude cuanto antes con un especialista, un grupo de apoyo o un psicólogo antes de que el problema avance y sea irreversible.

Advertisement

Recuerda que esto no es un asunto menor y puede hacer la diferencia entre la vida y muerte.

También te ayudará releer: ¿Eres adicta a la tecnología? 5 consejos para superarlo.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.